Inicio VIH creció en Canadá luego de su Conferencia, por descuidar prevención

VIH creció en Canadá luego de su Conferencia, por descuidar prevención

Por Kara Castillo

Mujeres canadienses alcanzan en 2008 índices de VIH nunca vistos en el país donde se llevó a cabo la XVI Conferencia Internacional de VIH/SIDA en 2006.

Sólo seis meses después de que tuviera lugar la Conferencia, los 85 millones de dólares comprometidos para la atención de la pandemia fueron removidos y destinados a la inversión de investigaciones farmacéuticas y Organismos No Gubernamentales (ONG), principalmente los que tenían programas de prevención a grupos más expuestos, como mujeres, jóvenes e indígenas, vieron ese año su fin.

Julio Montaner, director del Centro de Excelencia en VIH/SIDA en Canadá y presidente de la Sociedad Internacional de SIDA 2008 Y 2010, dijo a Cimacnoticias que el presupuesto comprometido para la atención del programa VIH/SIDA, luego de la Conferencia en Toronto, fue redestinado centrándose en el fondo de investigaciones farmacéuticas y otros programas independientes del originariamente pensado.

Agregó que a pesar de todo esto no se hace nada serio contra la epidemia del VIH/SIDA, por lo cual exhortó a que esta lucha se convierta en una efectiva prioridad nacional e internacional. “Parece que el primer ministro conservador, Stephen Harper, no ha dimensionado la situación”

Montaner, el autor de más de 300 publicaciones científicas sobre el VIH/SIDA y titular de la primera cátedra de Investigación de SIDA en Universidad de British Columbia, Canadá, acusó la falta de voluntad política en el país para erradicarlo en zonas indígenas.

DESCUIDO A PREVENCIÓN

Las mujeres en 1990 registraban el 9 por ciento de la población infectada; ahora, hasta marzo de 2008, el registro se triplicó, marca un 28 por ciento, (el 40 por ciento es la población joven de 15 a 29 años).

Louise Binder, una de las primeras mujeres canadienses que vive con el virus y que dirige importantes esfuerzos en su país en la lucha contra el VIH/SIDA, criticó la medida sanitaria: “Se busca una vacuna inalcanzable… se ha desperdiciado un valioso tiempo y dinero en esa búsqueda infructuosa que debió darse, sin duda, pero nunca sacrificando programas de prevención, ése fue un error”.

“Me siento muy decepcionada, esperábamos contar otra historia en esta Conferencia, pero venimos a decir lo que nunca debió hacerse”, adujo la abogada.

A la fecha, muchas de las comunidades aborígenes en Canadá siguen pensando que el VIH es una enfermedad gay urbana y que sus comunidades están protegidas de la infección.

Las y los indígenas que son el 3 por ciento de la población en el país, entre 1998 y 2005 representaban el 22.7 por ciento de las infecciones por VIH en Canadá. En las estadísticas finales de 2005, 60 por ciento de las indígenas había dado positivo en las pruebas aplicadas. Las jóvenes representaban en este grupo el 41.2 por ciento de los diagnósticos de VIH.

08/KC/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más