Inicio » Violaciones, recurso militar en la guerra civil de Guatemala

Violaciones, recurso militar en la guerra civil de Guatemala

Por Miriam Ruiz

“Ahora yo puedo hablar, ahora son ellos que tienen vergüenza, ahora ellos tienen miedo de que yo los señale”, pueden decir hoy algunas mujeres indígenas víctimas de violaciones sexuales durante la guerra civil en Guatemala, después de participar en grupos de terapia grupal.

El informe publicado por la Comisión de Esclarecimiento Histórico (CEH) en Guatemala y que brinda las cifras oficiales sobre las violaciones masivas a derechos humanos, registra que dos por ciento fueron agresiones sexuales a mujeres y niñas, más de 80 por ciento de ellas pertenecientes a grupos indígenas.

Sin embargo, “las agresiones sexuales suelen ser las violaciones a derechos humanos que más se ocultan”, aseguró en entrevista la psicóloga argentina María Izabel Torresi, quien labora en comunidades de sobrevivientes en Guatemala.

“Las violaciones sexuales en todas las guerras son parte de las estrategias para destruir el tejido comunitario, sobre todo en las sociedades más colectivistas donde el honor de la mujer tiene una importancia fundamental para la estabilidad de las familias”, detalló la integrante del Equipo de Estudios Comunitarios y Acción Psicosocial (ECAP).

“75 soldados pasaron sobre mí” es un testimonio que, mitad en español, mitad en achí, Torresi escuchó en uno de los talleres de terapia con los familiares de las víctimas en Rabinal, uno de las zonas donde se dieron las masacres más sangrientas.

La mayor parte de estas mujeres cargan con síntomas que ameritarían tratamientos profundos, como dolores de cabeza crónicos desde hace 20 años, o lo que ellas llaman dolor de corazón, que desde la perspectiva occidental se podría definir como angustia.

Ciertas sintomatologías tienen origen emocional, otras son consecuencias físicas de las agresiones, como infecciones de transmisión sexual, abunda la especialista.

Algunas de las mujeres violadas fueron rechazadas por sus esposos, y aunque fueron agredidas a punta de fusil, son criticadas por otras mujeres de la comunidad que pasaron por lo mismo. “Lo hizo por su cholero”, aseguran, por su gusto.

El cholero en Huehuetenango –en lengua mam– es semejante al nahual mexicano, un demonio que se aparece en los cerros y fue utilizado por el ejército también para amedrentar a las comunidades, explica Torresi, quien ha estudiado las estrategias psicológicas de los militares, consignadas en sus manuales.

Sin embargo, las mujeres que optaron por abortar el producto de la violación fueron las más marginadas porque la interrupción es muy rechazada en las sociedades indígenas, profundamente religiosas. Las que más consideran haber sufrido son las que perdieron a sus hijos y la posibilidad de concebir.

Pero todas éstas son historias de supervivencia. “En todas las guerras sobreviven quienes pueden sostener estrategias para mantener la vida… las indígenas guatemaltecas llevan 500 años de resistencia, si alguna fortaleza tienen es la posibilidad de resistir”.

María Izabel Torresi asiente que hoy en Guatemala se vive en un ambiente de represión, donde todas las personas que trabajan en esto saben que existen riesgos a la seguridad personal.

Coincidió con ella Juan Carlos Reza, director del documental “Voces de la Tierra”, sobre las exhumaciones producido por ECAP. “En Guatemala la guerra no ha terminado. Continúa con las amenazas a los sobrevivientes, a los antropólogos para que no continúen las excavaciones y también para jueces que quieren llevar la justicia hacia adelante”.

       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

El servicio informativo se realiza gracias al apoyo
brindado por las siguientes instituciones:
John D. and Catherine T. MacArthur Foundation, UNIFEM,
Partner of the Americas, Fundación Heinrich Böll,
GLAMS y The William and Flora Hewlett Foundation.

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más