Inicio » Violencia contra las niñas es una “emergencia nacional”

Violencia contra las niñas es una “emergencia nacional”

infancia04yunuhenrangel

La violencia en las escuelas es una “emergencia nacional” porque el “bullying” es parte de la violencia estructural y social y de la violencia que se vive en las familias, pasando por la violencia de género, sostiene la psicóloga social Alba Luz Rascón Paredes.
 
También para las y los jóvenes la percepción de violencia es diferente. En las escuelas a los hombres les es difícil considerar violencia la forma en que se relacionan.
 
Pero las mujeres, inmediatamente cuando hacemos el diagnóstico dicen “aquí hay mucho ‘bullying’, aquí hay mucha violencia, hay mucho desorden, no podemos ni trabajar, no podemos realizar ningún proyecto, ni siquiera académico, porque es un desorden generalizado.”
 
Rascón Paredes, quien desarrolla un programa con jóvenes de preparatoria, opina que la peor parte la llevan las jóvenes por el “desempoderamiento”, pues ellas no se sienten capaces de imponer un orden.
 
Ni sus súplicas, ni sus reiteraciones son atendidas por los jóvenes. Establecer relaciones violentas es una manera también de divertirse para los adolescentes.
 
Egresada de la UNAM, Alba Luz Rascón comparte que en los diagnósticos con jóvenes aparece mucha soledad, la depresión es muy alta en el estado de Sonora. 
 
Hay una perversión al decir que todo es “bullying”, porque dejar a las adolescentes embarazadas también es machismo, es violencia de género, explica. El “bullying” y todas las formas de violencia escolar son un reflejo de lo que hay afuera; los jóvenes están emulando los modelos existentes.
 
AGRESIONES FÍSICAS
 
“Rosa”, una madre de familia, cuenta su experiencia como víctima de la violencia escolar que volvió a su hija una discapacitada visual.
 
Eran las 7 de la mañana de cualquier día y decenas de padres y madres acudieron a dejar a sus hijas e hijos a la secundaria Altares del Colegio de Obregón, en Hermosillo.
 
A “Claudia” le pasó lo que a las “víctimas colaterales”, término para muchos insultante y utilizado por Felipe Calderón. En los primeros 10 minutos de su entrada al salón, un niño “jugaba” con otro.
 
De pronto, como si fuera un dardo, lanzó una regla tipo escuadra con tal fuerza como para no errar el golpe contra el otro niño. El destinatario la esquivó, pero “Claudia” levantó su cabeza para mirar al frente y recibió en el ojo el impacto de una de las esquinas de la escuadra.
 
Las y los niños avisaron a la maestra –quien estaba ausente– de los hechos. En la dirección, la niña recibió los primeros auxilios, pero no se llamó a una ambulancia. Sólo se avisó a su madre.
 
Pasaron minutos valiosos en los que “Claudia” no recibió la atención adecuada de acuerdo con la gravedad del daño.
 
Con la póliza del seguro escolar en mano y sin la compañía de alguna autoridad de la escuela, la madre partió con su hija, sola, a una clínica particular.
 
El oftalmólogo dijo que era tal la hemorragia que no podía ver hasta dónde estaba el daño. Luego practicó una cirugía sólo para cerrar la herida, pues ésta no permitía que parara el sangrado e impedía un estudio más profundo.
 
Tras otra operación, se confirmó el temido diagnóstico: había desprendimiento de retina, y su lente natural, el cristalino, ya no servía. “Claudia”, de 12 años, dejó la escuela.
 
El colegio se hizo cargo parcialmente de los gastos, pero nunca dio apoyo moral ni seguimiento a la recuperación de su ex alumna.
 
A través de su abogado, la escuela dijo “haber cumplido” con pagar el reembolso de algunos servicios, pero no asumió su responsabilidad ante el ambiente escolar proclive a la violencia.
 
SIN ESTRATEGIAS
 
En la desaparecida página www.escuelasparalaequidad.org se podían consultar dos documentos publicados por el gobierno federal en coordinación con la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación la Ciencia y la Cultura, en los que se planteaban medidas contra el acoso escolar.
 
En “Servicio de apoyo a personas en situación de violencia en el ámbito escolar” se habla de un tratamiento integral entre todos los actores. El otro estudio, “Abriendo escuelas para la equidad”, define un proyecto para prevenir, atender y disminuir la violencia en escuelas secundarias públicas desde una perspectiva de género y con una visión integral.
 
Ambos se editaron en 2011 y sólo se implementaron en los estados de Chihuahua, Durango, México, Guerrero, Jalisco, Oaxaca y Puebla.
 
En Sonora se publicó el “Manual de prevención y atención a la violencia en el entorno escolar desde una perspectiva de género”, elaborado por Rosario Román Pérez y editado por el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo y el ayuntamiento de Hermosillo en 2012, sin que a la fecha haya registro de su aplicación y evaluación.
 
En 2012 la SEP y la Secretaría de Seguridad Pública editaron el “Manual de seguridad escolar, recomendaciones para protegernos de la inseguridad y violencia”, como parte del programa “Escuela Segura”, enfocado a la violencia exterior pero sin mencionar la perspectiva de género.
 
Hace menos de una semana se dio a conocer la página www.acosoescolar.sep.gob.mx, en la que se pueden denunciar casos e informarse sobre el llamado “bullying”.
 
Estamos ante la presencia de una transmutación de la violencia social hacia el interior de las escuelas, por lo tanto, el ambiente escolar se ha trastocado para convertirse en un sitio inseguro, advierte la psicóloga Alba Luz Rascón Paredes.
 
Agrega que las niñas son víctimas de golpes, acoso sexual, insultos y “bullying” por no responder a la imagen estereotipada de belleza femenina diseminada por los medios de comunicación y avalada por la sociedad.
 
Niñas y niños son capaces de prohibir el paso al baño escolar o algún otro espacio, para solicitar dinero u otro producto como si fueran extorsiones. Las niñas son grabadas en video peleando entre ellas, emulando a las luchas entre mujeres que tanto divierten a los adultos. “Estamos pues, ante una verdadera emergencia nacional”, alerta la especialista.
 
14/SNE/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: