Inicio Violencia de género no es asunto privado, Estado debe intervenir

Violencia de género no es asunto privado, Estado debe intervenir

Por Soledad Jarquín Edgar, corresponsal

En menos de tres meses, la Unidad de Atención a Mujeres Víctimas de Violencia de Género del Instituto de la Mujer Oaxaqueña (IMO) ha atendido a 57 mujeres y más de la mitad de ellas han sufrido violencia dentro de su hogar, señala Norma Reyes Terán.

Oaxaca, añade la titular del IMO, es una de las entidades con mayor número de casos de violencia de género, sin embargo, advierte que falta una legislación que otorgue al estado responsabilidades congruentes para prevenir, atender y sancionar el fenómeno de la violencia. No ocurre aún la armonización de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

Reyes Terán presentó la campaña anual de publicidad que busca “movilizar las conciencias de los actores sociales y políticos”, pues la violencia de género no es un asunto privado sino es de interés público, que demanda la intervención del Estado para su resolución. “Tenemos que reconocer que la violencia es un delito y no una condición natural en la vida de las personas”, dijo.

CASO TENORIO, INFLUENCIAS E IMPUNIDAD

María Isabel Bernal Davish es una de las víctimas de violencia de pareja. Germán Tenorio Vasconcelos, su hasta ahora esposo, fue denunciado por violencia de pareja y se inició una averiguación previa (535/VI/2008) en la agencia especializada en Delitos Sexuales por violencia intrafamiliar, por lo que el médico fue detenido pero puesto en libertad en pocas horas.

María Isabel Bernal denunció los hechos ante los medios de comunicación y declaró que se siente amenazada, por lo que llamó a los representantes de la justicia local que actúen conforme a la ley, ya que Tenorio Vasconcelos advirtió que empleará sus “influencias para acabar conmigo”, declaró temerosa en conferencia de prensa.

Tenorio Vasconcelos, durante el Gobierno estatal del ahora senador Diódoro Carrasco Altamirano fue titular del entonces Consejo Estatal de Población, también se desempeñó como diputado local y perdió las elecciones federales tres años después, actualmente se desempeña como titular de una clínica particular propiedad de su familia.

Del maltrato emocional siguió el maltrato físico y económico, narra María Isabel Bernal, quien añade que de manera “intencional”, el médico dejó que creciera una tumoración en su seno izquierdo, aduciendo que se trataba sólo de un quiste de grasa “sin importancia”.

Sin embargo, hace dos años supo que estaba enferma de cáncer de seno y que había sido objeto de una mala intervención quirúrgica por parte de personal médico que labora en la clínica que dirige su esposo, lo que provocó que especialistas de la capital mexicana tuvieran que realizarle una masectomía o extirpación total del seno izquierdo; 15 días después cuando estaba por iniciar la quimioterapia, Tenorio Vasconcelos le pidió el divorcio.

También le advirtió que utilizaría sus influencias para despojarla de sus bienes, “para recuperar a mis hijas a quienes puso en mi contra, me pidió que pusiera todo a su nombre, por lo que no tengo ninguna duda de que deseaba mi muerte y actuó de manera negligente al ignorar mi enfermedad y permitiendo que se agravara”.

María Isabel Bernal muestra las cicatrices que le ha dejado la mastectomía del seno izquierdo, pero sostiene que lo más doloroso para ella ha sido la forma en que puso a sus dos hijas en su contra, así como la actuación de todos los hermanos Tenorio Vasconcelos que igualmente la amenazan, incluso a sus testigos advirtiéndoles que se arrepentirán de ayudar a María Isabel, quien también fue desalojada de su vivienda.

Él ha dicho que tengo varios amantes, versión con la que ha manipulado a mis hijas, porque sabe que nada es peor para una mujer que el desprestigio, pero yo no he cometido ninguna falta. A veces pienso que mis hijas no tuvieron ninguna opción, ya que si dijeran lo contrario de inmediato les quitaría el dinero y no podrían terminar sus estudios.

Lo único que pido es que los jueces y los magistrados no se dejen comprar, como se jacta Germán Tenorio que lo hará, ni se dejen llevar por las supuestas influencias que presume, pero sobre todo lo hago responsable de lo que pudiera pasarme a mi y a mi familia que son los únicos que me apoyan por ahora, puntualiza la joven mujer.

08/SJE/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más