Inicio » Agenda » Libres de Violencia » Violencia política, causal de anulación de elecciones en CDMX

Violencia política, causal de anulación de elecciones en CDMX

Por Anayeli García Martínez
AsambleaLegislativa02_twitter

Cualquier proceso electoral que se realice en la Ciudad de México y en el que se acredite la existencia de “violencia política de género” será anulado como lo establece la Constitución Política de la capital y la Ley Procesal Electoral local.
 
De acuerdo con diputados de la Asamblea Legislativa, en la capital del país se reconoce y sanciona la violencia que se ejerza en contra de las mujeres que participan en política, esto a pesar de que en el Código de Instituciones y Procedimientos Electorales local se diga “violencia política” y no “violencia política en razón de género”.
 
Así lo dijeron luego de que asambleístas e incluso el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) alertaran de un retroceso en la materia después de que el 21 de junio se publicó una nota aclaratoria en la Gaceta oficial de la Ciudad de México para precisar que el Código (recién publicado el 7 de junio) debía decir violencia política sin considerar las palabras “en razón de género”.
 
El diputado presidente de la Comisión de Asuntos Político Electorales de la Asamblea Legislativa, José Manuel Delgadillo dijo en entrevista que es falso que el concepto de violencia política hacia las mujeres haya desaparecido de la ley electoral y destacó que de cara al proceso electoral de 2018 hay certeza jurídica para aquellas que quieran participar.
 
El diputado del Partido Acción Nacional (PAN) expuso que la ley se divide en tres grandes rubros: sustantivo, procesal y orgánico, y explicó que en el Código electoral (ley sustantiva) se reconoce la violencia pero las causales de nulidad están en la Ley Procesal Electoral. “Ahí están muy claras las causales de nulidad, y entre ellas la violencia policía por razón de género”, dijo.
 
Ante la duda de algunas diputadas y actores políticos de si existen condiciones para que las mujeres participen en los comisos porque al parecer no se reconoce la “violencia política en razón de género”, el diputado Delgadillo señaló que una de las características de la ley es que “debe abstracta” y por eso no se particularizó diciendo “en razón de género”.
 
Mencionó que en una postura radical y muy feminista hay gente que dice que no debe ser así pero destacó que el concepto sí está  en el Código electoral. “Lo que pasa es que un tema legislativo, de redacción y de estilo”, precisó, y es el Artículo 4 de esta norma  remite a la Ley de Acceso de las Mujeres a una vida libre de violencia de la Ciudad de México.
 
Es de destacar que la Ley de Acceso fue reformada apenas el pasado 23 de mayo para incorporar la “violencia política en razón de género”.
 
Para el legislador –quien fue el primero en darse cuenta de que el texto publicado el 21 de junio en la Gaceta no era el mismo aprobado por la Asamblea el 30 de mayo– es claro que hay certeza jurídica porque la nota aclaratoria es como una fe de erras cuyo objetivo fue corregir un error para respetar el texto avalado por el pleno de diputadas y diputados.
 
De acuerdo con el panista, con este error subsanado, no hay que olvidar que las leyes electorales en la capital son de vanguardia porque garantizan que en próximos comicios, por primera vez, se integren concejales paritarios y una Asamblea Legislativa paritaria (con 33 mujeres y 33 hombres). “Es la primera vez en la historia que se tiene garantizado para las mujeres este espacio de paridad”.
 
Por su parte, el vicecoordinador del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en la Asamblea, Raúl Flores, coincidió con el legislador panista en que las capitalinas tienen certeza de que cualquier elección en la que participen y en la que se acredite violencia política de género será anulada.
 
A decir del legislador perredista, el acta de la sesión del 31 de mayo dice lo que verdaderamente ocurrió con este tema porque –dijo en entrevista– de ninguna manera el PRD aceptaría ir en contra de la posibilidad de que las mujeres tengan una vida libre de violencia en el ámbito político-electoral. “Definitivamente cualquier conducta de ese tipo tiene que ser castigada”, afirmó. 
 
Para él la nota aclaratoria no es un tema de fondo y no hubo dolo. El diputado Flores destacó que hubo un error en la publicación del Código y que ya se corrigió y no hay duda de ello. “No vi ninguna resistencia al tema de género”, dice al recordar que incluso los Artículos 27 y 29 del Código electoral garantizan que el Congreso estará integrado por 50 por ciento de mujeres.
 
El legislador perredista señala además que no se debe perder de vista que el organismo parlamentario ya ha trabajado para tipificar todos los tipos de violencia hacia las mujeres, incluso aquellos que tienen que ver con los partidos políticos; y coincidió con su compañero panista al destacar que la ley capitalina es de vanguardia en el tema de paridad en la integración del Congreso.
 
A pesar de la postura de los legisladores, el pasado 27 de junio la diputada del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Dunia Ludlow, envió al consejero Jurídico del Gobierno capitalino, Manuel Granados, un oficio para consultar cuál es la norma vigente: si la que se publicó el 7 de junio o la nota aclaratoria del 21 del mismo mes.
 
La también coordinadora nacional de Legisladoras Locales del Organismo Nacional de Mujeres Priistas, aseguró que la nota es parte de un proceso inadecuado y desaseado porque con esta se modifica de fondo la ley promulgada y publicada por el Jefe de Gobierno, y por ello destaca que esta aclaración ni siquiera mencionó un fundamento legal.  
 
Además criticó que la nota aclaratoria se publicó sin consultar al pleno de asambleístas y aunque reconoció que el término de violencia no se eliminó y que la ley electoral hace referencia a la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia también destacó que con la “fe de erratas” se eliminan varios incisos con supuestos para acreditar esta violencia.
 
La legisladora priista destacó que es posible que esta modificación se hiciera sin dolo pero recalca que es consecuencias de un proceso y un trabajo parlamentario inadecuado, por ejemplo, de Comisiones incompletas donde no se permite la discusión y el análisis, y de sesiones exprés y donde no hay tiempo suficiente para leer los dictámenes que se van a aprobar.
 
Sobre este tema, la diputada de Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Beatriz Rojas, afirma que la participación de las mujeres es de relevancia porque cada espacio que ganan las mujeres es un espacio que pierden los hombres. “Es muy importante que las mujeres ocupen espacios porque necesitamos que las políticas públicas, la forma en que se gobierna, en que se legisla, sea también con la opinión de mujeres”, dice.  
 
17/AGM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: