Violencia y cáncer afectan a las mujeres de Tamaulipas

VIOLENCIA
   Una y otro generan muertes entre la población femenina
Violencia y cáncer afectan a las mujeres de Tamaulipas
Por: Dora A. de la Cruz García
cimac | Ciudad Victoria.- 25/11/2002

Aurora tiene 38 años de edad y sufre cáncer. Ya perdió un seno, pero está entera para luchar contra la enfermedad. Claudia, en cambio, a sus 58 años no supera aún las secuelas de los golpes y agresiones de que fue objeto casi 20 años por parte de su esposo.

En Tamaulipas las mujeres sufren más por violencia intrafamiliar que por cáncer.

Aurora forma parte de la laga lista de mujeres a quienes se les ha detectado cáncer; "esta enfermedad se cura", expresa. Pero Claudia no tiene ese optimismo: "he sido muy afectada física y emocionalmente, mi esposo me golpeaba por cualquier situación que no le agradaba y hoy en mi alma y en mi rostro todavía hay huellas que nada ni nadie han podido borrar".

El cáncer y la violencia intrafamiliar están asociados a las mujeres, principales víctimas. En el estado, durante este año fueron detectadas mil 141 mujeres con algún tipo de cáncer, y por violencia más de tres mil mujeres han presentado denuncia penal por maltrato físico y lesiones.

El cáncer se cura cuando se detecta a tiempo, como es el caso de Aurora, quien nunca pensó que pudiera tener cáncer de mama hasta que se tocó una bolita en el seno izquierdo; acudió al ginecólogo, quien le confirmó que era cáncer y hoy, después de una operación, está recuperada y bajo quimioterapia.

A diferencia con muchísimas otras mujeres víctimas de violencia, Claudia no tendió al suicidio. "Nunca pensé en eso; sentía que no valía como persona, que nadie me quería porque así me lo hacía sentir mi esposo, pero cuando veía jugar al más pequeño de mis diez hijos, me daba fuerzas para seguir adelante".

Aurora sacó las fuerzas de su interior para luchar contra el cáncer, ahora está saliendo adelante. "No vale la pena cohibirse porque no tienes un seno, las mujeres no dependemos de un seno para serlo, yo sigo entera", dice.

En cambio, el destrozo interior de las mujeres víctimas de la violencia intrafamiliar es desgarrador, las invade la desesperanza y se deprimen a menudo. La violencia sexual también es una causa seria de muerte entre las mujeres, como sucedió a una estudiante del Tecnológico de Matamoros, Paulina Rodríguez, violada y luego asesinada en octubre.

El cáncer es causa de muerte cuando se detecta avanzado, por eso se recomienda que las mujeres con actividad sexual, mayores de 25 años de edad o con antecedentes de cáncer en la familia acudan cada seis meses a realizarse el papanicolaou, y las mayores de 35 años practicarse la mastografía y autoexaminarse para acudir al médico cuando se detecte alguna irregularidad.

Las mujeres también mueren por violencia intrafamiliar, asesinadas después de varios años de maltratos y agresiones; por eso es necesario denunciarla, romper el silencio.

Claudia no figura en la cifra de las tres mil denuncias de violencia intrafamiliar presentadas este año. Ella está segura de que ese fue su destino y que ahora su esposo ha cambiado, pues después de una larga enfermedad, ya no la golpea, aunque sí le agrade verbalmente.

No hay que asumir esta actitud, dice Romeli Alvarado, titular de la Agencia de Delitos Sexuales y Violencia Intrafamiliar en la capital del estado.

Aurora no está resignada, el cáncer no la vencerá. "He vuelto a nacer", dice; esta enfermedad se puede detener si las autoridades de salud insisten en las campañas de prevención y si las mujeres acuden regularmente a realizarse los exámenes de detección.

Pero la violencia intrafamiliar no se ha podido detener pues muchas mujeres, cultas o no, profesionales o no, creen que es normal vivir en un ambiente de sometimiento en donde la mujer es la víctima. "A mi mamá también mi papá la golpeaba y con mi abuelita pasaba lo mismo, pero ahora mis hijas rompieron el círculo, a ninguna de ellas la golpean", dice Claudia.

Las vidas de Aurora y Claudia son parte de los dos grandes males que afectan a las mujeres de Tamaulipas, el cáncer y la violencia intrafamiliar. La primera ha salido adelante, pero Claudia ni siquiera sabía que hay una ley para encarcelar a su esposo sí éste la golpea.

La incidencia de cáncer disminuye: cada vez más mujeres saben de las pruebas gratuitas en los hospitales, hay un programa de salud a través del seguro popular para apoyar a las mujeres que no tienen seguridad social. La violencia, en cambio, se trasmite de generación en generación.







       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

El servicio informativo se realiza gracias al apoyo
brindado por las siguientes instituciones:
John D. and Catherine T. MacArthur Foundation, UNIFEM,
Partner of the Americas, Fundación Heinrich Böll,
GLAMS y The William and Flora Hewlett Foundation.