Visibilizar el trabajo doméstico, objetivo de Atabal

Especial - Trabajo del Hogar
    Son un millón ochocientas mil en todo México
Visibilizar el trabajo doméstico, objetivo de Atabal
Por: Lourdes Godínez Leal
cimac | México, DF.- 04/12/2003

Visibilizar el trabajo doméstico, elevar la autoestima de las empleadas domésticas, difundir sus derechos laborales, capacitarlas y colocarlas en empleos, así como reivindicar este trabajo en la sociedad mexicana son los objetivos por los que el Colectivo Atabal ha luchado durante casi 17 años.

El 7 de diciembre de 1987 nace el Colectivo Atabal, un grupo de mujeres comprometidas activamente por la valoración y reivindicación política, económica y social del trabajo doméstico y de las trabajadoras del servicio doméstico.

Desde entonces y a la fecha, Atabal ha luchado por visibilizar algo que es tan invisible como el trabajo doméstico, recuerda Norma Ramírez, directora del Colectivo, en entrevista con Cimacnoticias.

El primer logro que Norma destaca es haberse mantenido en el interés de los donantes durante estos 17 años, pues refiere que como organización civil es muy difícil rebasar los 13 años y enfatiza "hay que mantener interesados a los donantes".

Dentro de los avances del Colectivo, explica su directora, se encuentran el contrato escrito donde se especifica el nombre de la empleadora, el domicilio, la actividad que va a realizar la empleada, cuánto va a percibir, cada cuándo va a percibir, días de descanso, la extensión de la casa y cuánta gente hay en ella, ello con el fin de proteger a la empleada de abusos y explotación.

Otro logro que Norma destaca son los programas que han surgido a raíz de la práctica cotidiana y que tienen que ver con la capacitación, eje primordial del Colectivo.

Durante estos casi 17 años, Atabal ha incidido en el tema de la capacitación laboral, ya que el servicio doméstico es una relación laboral; sin embargo, apunta la directora del Colectivo, también han dado talleres de autoestima, derechos reproductivos y sobre salud.

Otro punto es la creación de un grupo de becarias. Todas ellas son empleadas domésticas que acuden a Atabal a capacitarse, ahí un abogado les habla sobre derecho laboral, la relación laboral y despido injustificado, por ejemplo.

"Se pretende que entiendan la lógica jurídica, que puedan entender un procedimiento laboral, acudir a una junta de conciliación y arbitraje, revisar un expediente y saber en qué situación se encuentra la empleada", explica Norma.

La Bolsa de trabajo, que tiene diez años y en un principio era manejada por la asociación civil La Esperanza, y que luego retoma Atabal, es otro logro que Norma considera importante, y es que a través de ella la población de Atabal comienza a cambiar y Norma explica el por qué.

Al principio, recuerda, cuando la bolsa estaba en La Esperanza, las mujeres se colocaban en los trabajos entre ellas mismas y era de tiempo completo, pero una vez que Atabal retoma la bolsa las mujeres se contratan de "entrada por salida".

El trabajo de Atabal, también ha consistido en diferenciar las actividades dentro del servicio doméstico, explica que no es lo mismo el aseo general de la casa que el lavado, la cocina o el planchado, cada uno tiene sus especificaciones.

Actualmente Atabal trabaja con cuatro colegios: la Obra Social Auxilio ( IAP), el Colegio del Hogar de la Joven Vicenta María, Colegio Alucema, y el Patronato Francisco Méndez en San Jacinto.

Lo que hace Atabal es ofertarles los talleres laborales; como su población es difícil de desplazar, entonces Atabal se traslada a donde ellas se encuentran para darles talleres, de tal forma que se dan talleres en Atabal y en el Colegio. Cada domingo se reciben mil cien empleadas del hogar en total en los cuatro colegios.

Al mes el Colectivo Atabal recibe 35 mujeres a las que se les brinda asesoría, bolsa de trabajo y talleres entre los que se encuentran cuidado de niños y enfermos, nutrición y mantenimiento del hogar. Casi el 80 por ciento de las mujeres que acuden al Colectivo son colocadas en algún trabajo.

Un fenómeno en las últimos meses, comenta la directora, es el arribo de mujeres con una profesión, ya sea secretarias, enfermeras o con nivel licenciatura, porque no hay empleos y ven a Atabal como una opción para el trabajo.

Las mujeres se han capacitado más en cuidado de niños y de enfermos porque se pueden emplear como cuidadoras y al mismo tiempo tienen la oportunidad de ganar mas.

Dentro de los obstáculos que Atabal ha tenido para realizar su labor, comenta su directora, es que mucha gente piensa que no es un tema interesante y se continúa minimizando el trabajo doméstico, aunado a la falta de apoyo de instituciones como el Instituto Nacional de las Mujeres que a pesar que está involucrado en una campaña nacional para las trabajadoras domesticas empleadas del hogar, dentro de su convocatoria no tiene un rubro para empleadas del hogar, "siempre las considera como amas de casa".

Atabal también se ha caracterizado por la creación de nueve publicaciones, entre las que se encuentran: Aprendiendo juntas, que es una serie de seis libros pequeños con diversos temas como el salario, aguinaldo, días de descanso, vacaciones, seguro social, enfermedades y accidentes de trabajo, maternidad, contrato de trabajo, entre otros.

Otras como ABC de las trabajadoras domésticas; Serie manual de especialidades; Así es pues, mujeres trabajadoras de Cuernavaca; La lucha por la reivindicación de las empleadas del hogar; Trabajo doméstico, ayer, hoy y siempre y La esperanza puede volverse realidad.

Además ha participado en foros como el encuentro de trabajadoras del servicio doméstico de la Ciudad de México, y organizado campañas como Hacer visible lo invisible ¡ni un paso atrás! La democracia comienza en casa!, que propone que el 22 de julio, Día Internacional del Trabajo Doméstico, las amas de casa no realicen ninguna actividad en sus hogares.

Según cifras del Instituto de las Mujeres del Distrito Federal (Inmujeres-DF), de este año, en México hay un millón 800 mil personas que se dedican al servicio doméstico, de las cuales el 88 por ciento son mujeres. En la Ciudad de México laboran cerca de 161 mil.

03/LGL/GMT