Inicio ¿Y las niñas qué?

¿Y las niñas qué?

Por Olga Villalta*

Hojeando los periódicos en búsqueda de un tema de interés nacional, saltan a mis ojos la diversidad de anuncios relacionados al día de la niñez. Una fundación felicita a niñas y niños. Sin embargo se denomina a sí misma Proniño. El zoológico felicita a los “niños” en su día.

Una compañía de refrescos indica “Feliz Día del Niño”. Una pastelería utiliza la frase: “Jamás olvidará el día que fue el rey de la selva” con la foto de un niño. Otra propaganda indica “Los niños son el recurso más importante del mundo y la mejor esperanza para el futuro” (cita de J. F. Kennedy) y a continuación ofrece descuentos para celebrar el “Día del Niño”.

Una droguería presenta su producto con la siguiente frase: “Cuidemos a nuestros niños como si todos los días fuera su día”. Una fábrica de ropa indica “Siempre serás nuestro consentido ¡Feliz Día del Niño!”.

Una empresa de comida rápida indica en su anuncio: “Celebrando la alegría de ser niño”. Una cadena de tiendas presenta su producto con la frase: “Feliz Día del Niño”. Una empresa de ropa utiliza la frase: “Cuando sea grande quiero seguir siendo niño”. Un centro comercial se anuncia diciendo: “Feliz Día del Niño”. Me exaspero y pregunto, ¿dónde están las niñas?

Reconozco que hay un avance en algunos anuncios, al ilustrar los mismos con imágenes de una niña y un niño. Sin embargo, en uno de ellos la niña viste una blusa decorada con princesas y el niño con un superhéroe.

Me da tristeza que las niñas sigan relegadas al segundo plano en la publicidad. Me pregunto, ¿por qué la resistencia a utilizar un lenguaje e imágenes incluyentes? ¿Qué cuesta decir infancia o niñez y utilizar imágenes de ambos sexos? Será tan difícil para las empresas publicitarias encontrar personas creativas que inventen figuras atractivas para la niñez, más acordes con el respeto a los derechos humanos, en este caso de la infancia.

No se dan cuenta de que esta manera de ver el mundo es discriminatoria de la mitad de la población. Nuevamente me pregunto: ¿acaso no se pueden utilizar íconos incluyentes como el cuidado de la naturaleza, el aire, el agua, las nubes? Hoy, tanto las mujeres como los hombres tienen acceso a una diversidad de trabajos y roles sociales. Por lo tanto, esos son los que deberían estar en el imaginario cultural, y no imágenes anquilosadas con un mensaje de pasividad para las niñas y de acción para los niños.

Una frase que me llama la atención: “Ser un niño es ser feliz”. ¿Realmente la infancia es la época más feliz de la vida? ¿Cuánta población infantil no tiene acceso a alimentos, juguetes, libros y sobre todo a la dedicación de sus progenitores? Las niñas y niños que vienen al mundo por deseo explícito de quienes los engendran o conciben son una minoría y por ello quienes no nacen en esa situación son vividos como una carga. Esa es la realidad que vive la mayoría de la niñez guatemalteca. No puedo decir que esta sociedad ama a la infancia, cuando ignora a las niñas.

* Periodista guatemalteca, del diario de Centroamérica

10/OV/PCH/ LGL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content