Inicio Ya basta

Ya basta

Por Nashieli Ramírez*

En las últimas semanas, reactivado por el llamado de Javier Sicilia, por la muerte de su hijo, se unen cada vez más en lo colectivo, las voces que reclaman un Ya basta.

En los últimos cuatro años al menos mil 200 niñas, niños y adolescentes, han sido asesinados en el contexto de esta guerra, que no es guerra, contra la delincuencia organizada.

Campo minado, peligroso para ser transitado por las y los niños, dice Marcela Turati de nuestro territorio en su recién publicado libro “Fuego Cruzado”.

Al menos 40 mil huérfanas y huérfanos, cálculos de al menos 30 mil menores de edad integrados a pandillas vinculadas al crimen organizado y cientos de miles de niñas y niños que viven con miedo, en un contexto en donde desde antes que puedan caminar o hablar la violencia se naturaliza.

Convocadas por Cauce Ciudadano, cerca de 40 organizaciones entre las que se encuentran Ririki Intervención Social, Marabunta, Claustro de Sor Juana y GEM, formamos parte de la Red de Cultura de Paz.

Comparto con ustedes lo que nuestros compañeros italianos de Red de Asociaciones Antimafias Libera nos enviaron con motivo de la marcha por la paz y la justicia el pasado 6 de abril. Con este texto caminamos rumbo a la marcha del 8 de mayo.

“Amigas y amigos, hermanas y hermanos mexicanos, ciudadanos de buena voluntad. Ustedes tienen una tarea difícil y sin embargo fundamental: deben unir lo que los criminales y los corruptos dividen, ustedes deben dar esperanza a sus derechos y memoria a las víctimas.

“Estamos con todos ustedes para decir ‘NO’ a la violencia. Un ‘NO’ fuerte, independientemente de donde llegue esta violencia y hacia quien está dirigida. NO a la violencia es NO a la delincuencia organizada, a la corrupción, globalmente dos caras de la misma medalla.

“Sin embargo para luchar contra la delincuencia organizada, sea Cosa Nostra, La Camorra, Los Zetas o cártel de Sinaloa, los que nos gobiernan deben garantizar políticas sociales, empleo digno, tutela de los derechos y políticas económicas para los territorios.

“A pesar del océano que nos separa, estamos con todas y todos ustedes, no para expresar solidaridad, sino para expresar co-responsabilidad. Como siempre recuerda el padre Luigi Ciotti, el fundador de Libera, ser ciudadanos significa ser corresponsables porque esperanza significa caminar todos juntos.

“La Red Libera se siente corresponsable con ustedes, y por esta razón hemos empezado a tejer relaciones fuertes con la Red por una cultura de paz.

“La luz debe estar prendida también en Europa, los defensores de los Derechos Humanos, los sacerdotes que trabajan con los migrantes, los periodistas, los padres, madres, hermanos, hijos de las víctimas, las mujeres, los jóvenes, las y los ciudadanos, todos tienen derecho a que aquí en Italia y en los demás países europeos se tenga conocimiento de su gran trabajo de su lucha y de la violencia de la que son objeto.

“Mexicanas y mexicanos, NO a la violencia es un mensaje muy claro porque nos comprometemos a borrar de nuestro diccionario la palabra ‘renuncia’. No renunciemos a ser ciudadanos. Un abrazo fuerte a todas y todos”.

*Directora de Ririki Intervención Social. Experta en infancia, adolescencia y sus derechos.

11/NR/RMB/LGL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content