Inicio Yo no festejo el Día Internacional de la Mujer

Yo no festejo el Día Internacional de la Mujer

Por María Auxilio Spezzia

Es una verdadera lástima que siga existiendo el Día Internacional de la Mujer, pues ello habla de que hace falta mucho camino que recorrer.

Es una lástima en sí que haya tenido que existir un Día Internacional de la Mujer, pues a diferencia de lo que muchos piensan este día no se inventó para festejar amorosamente a todas las damitas, para nada.

El 8 de marzo se instituyó como el único momento de reclamo para hacer valer nuestros derechos ante una bola de zopencos que pensaban que las mujeres no teníamos derechos o nada más tantitos, pero nunca y por ningún motivo de la misma jerarquía que los que tienen los hombres.

De esta forma algunos “grandes” hombres con toda la “benevolencia” del mundo, “hicieron el favor” de permitir a las mujeres (que ya estaban hasta su ma… sumamente disgustadas por las arbitrariedades de que han sido objeto), que ese único día del año podían hacer pancartas, presentar sus peticiones y reclamar sus derechos abruptamente arrebatados por un mundo desde su creación misógino.

No me gusta este día, me duele en alguna parte (a mitad de las costillas). Me recuerda que hemos tenido que luchar por algo que siempre ha sido nuestro y que muy pocos hombres han tenido el valor de reconocerlo, me recuerda que nuestros derechos políticos, humanos y sexuales fueron censurados por personas que si bien, en algún momento tuvieron ese poder, jamás tuvieron la capacidad ni la razón justa para hacerlo.

Hoy demando a aquellos hombres miserables de la historia que me compensen ese cachito de tristeza que seguramente guardamos todas las mujeres por las otras mujeres que murieron con el corazón lleno de esperanzas, de ilusiones y de proyectos, en un lecho de frustración y dolor.

Exijo que esos hombres sean juzgados y sentenciados con pena máxima y sin derecho a fianza por lo menos en los pensamientos de cada mujer.

Pido a la iglesia y a su ancestral necedad de creer en un Dios hombre, macho, y que con esa bandera insiste en limitar a la mujer por sus capacidades.

Denuncio la muerte de mujeres en partos, a las que nunca les dio tiempo de ser madres de sus hijos porque la iglesia se encargó de amenazarlas con la idea de que debían tener “los hijos que Dios les mande” y les negó opciones de vida chantajeándolas con los pecados.

Este día me recuerda que fue necesaria la muerte de muchas mujeres para que hoy yo pueda escribir, por ejemplo, en un diario, y no sea encarcelada. Me recuerda también a las mujeres de mi vida, mis abuelas; una que pensaba que el matrimonio y la violencia que de éste se derivaba era la cruz que nos tocaba cargar, la otra a quien le fue prohibido casarse con un hombre, no cualquier hombre, uno solamente a quien ella amaba y vivió la tristeza de un matrimonio “arreglado” hasta que murió de amor al dar a luz a su segunda hija: mi mamá; a mi madre que se convertía en un gran caparazón para nosotros cuando el alcohol elevaba los índices machistas de mi padre, a mis hermanas que han luchado contra las ideas heredadas, las han desmentido y ahora florecen como grandes féminas dibujando su andar.

Las mujeres no hemos ganado terreno, siempre ha sido nuestro, pero tuvieron que sufrir muchas generaciones para que nosotras lo supiéramos. Ya no hay que pedir perdón ni permiso, seguir luchando por nuestros derechos es una forma de negarlos. Nadie tiene mas derecho que nosotras mismas a otorgarnos lo que nos corresponde.

El día en que desaparezca este día, ese sí que lo voy a festejar, y en grande están invitados todos, sin distinción de género

Así las cosas, señores, a un lado, que voy pasando…

*Es periodista de la revista El Equipo, en Puebla.

04/GBG/

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más