Inicio Zozobra en comunidades de Chiapas por posibles desalojos

Zozobra en comunidades de Chiapas por posibles desalojos

Por Guadalupe Cruz Jaimes

Más de 40 familias indígenas de San Gregorio, Salvador Allende y Ranchería Colosal, ubicadas en la Biósfera de Montes Azules, en Ocosingo, Chiapas, están en riesgo de ser desalojadas de las tierras que habitan desde hace décadas “en cualquier momento”, como ocurrió hace tres semanas con 120 familias habitantes de esta región.

La amenaza de desalojo y la intimidación por parte de elementos de las policías estatales, federales y municipales, tiene más de una década. La primera vez ocurrió hace 12 años, señaló en conferencia de presa Miguel Gómez Méndez, representante tzotzil de Ranchería Colosal.

En 1998 aterrizaron tres helicópteros en esa comunidad, mientras un tercero sobrevoló la zona. La segunda ocasión fue hace dos años, esta vez aterrizaron dos helicópteros de la Marina Nacional, de los que descendieron 60 policías y militares, algunos de ellos se dispersaron por el lugar, “midieron los potreros, contaron las casas, fueron a ver la comunidad, y otros entraron a mi casa a hablar conmigo”, relató Gómez Méndez.

La última visita de los uniformados a esa comunidad ocurrió el pasado 21 de enero, fecha en la que la policía estatal y federal desalojó con violencia a familias de Laguna El Suspiro o El Semental y Laguna San Pedro o San Pedro Guanil en el municipio de Ocosingo, esta última Base de Apoyo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional.

Según los testimonios de las familias desplazadas de la comunidad Laguna El Suspiro, alrededor de las 11 de la mañana llegaron entre 3 y 5 helicópteros, de los que bajaron alrededor de 60 policías, vestidos con uniformes de color negro y otros camuflajeados.

Los uniformados sacaron de su casa de manera violenta a las señoras María Cortes Pérez y Magdalena García Cortes, concentrándolas en el centro de la población para después subirlas forzosamente al helicóptero y trasladarlas al Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia, con sede en Palenque, Chiapas.

De acuerdo con información que el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas proporcionó a Cimacnoticias, hasta el 3 de febrero las mujeres detenidas se encontraban en San Antonio, municipio de Ocosingo. Además, señalaron que se desconoce si están con familiares y en que condiciones se encuentran.

El desalojo de El Suspiro se realizó sin previo aviso, sin mostrarles ningún documento oficial, sin ninguna explicación y sin permitirles cargar pertenencia alguna, denunciaron en comunicado de prensa, las organizaciones Servicios y Asesoría para la Paz, Comité de Derechos Humanos Fray Pedro Lorenzo de La Nada.

HUYEN A LA SELVA PARA EVITAR DESALOJOS

El día del desplazamiento de las más de 100 familias, habitantes de Montes Azules, aterrizaron cuatro helicópteros en Ranchería Colosal y entre las decenas de policías y militares que descendieron, estaba Ricardo Frías, representante de la Comisión de Áreas Naturales Protegidas (Canap) local, quien se dirigió con Miguel Gómez para reiterarle que las tierras en las que se asentaron las y los pobladores indígenas desde 1935, no les pertenecen porque no están reglamentadas.

Con cada aterrizaje, las mujeres, niñas y niños de la comunidad corren a la selva para evitar ser desalojadas, ahí permanecen hasta que los uniformados abandonan la Ranchería Colosal. Cabe mencionar, que esta comunidad habitada por 13 familias, ha sido la única de las tres amenazadas con el desalojo, que ha sido amedrentada por las policías y militares.

Frías le indicó al líder indígena que lo conveniente para él y su comunidad es aceptar la propuesta del gobierno de Chiapas, la cual consiste en una indemnización de 260 mil pesos o que las familias sean reubicadas en el municipio de Palenque, con la segunda opción recibirían 70 mil pesos para construir su vivienda.

Al respecto, Miguel Gómez refirió que en San Gregorio, comunidad habitada por 23 familias, Salvador Allende, poblada por 7 familias, y Ranchería Colosal, mantienen una postura firme: no saldrán de sus tierras por ninguna oferta del gobierno federal o estatal.

Lo que pedimos es que se reglamenten las tierras, “no queremos salir, estamos trabajando, cuidamos la selva (Lacandona), las montañas; no estamos tumbando árboles, ni quemando”, expresó el representante de Ranchería Colosal.

Y agregó que trabajan con el “plan de manejo” y “labranza cero”, métodos de cultivo que permiten cuidar el medio ambiente, “somos mexicanos, tenemos derecho a vivir ahí, ahí está mi casa, mi trabajo, y la tierra de la que comen nuestras familias”.

El representante de Canap advirtió, el pasado 23 de octubre, a la población indígena de la Biósfera de Montes Azules, que si no aceptan la propuesta del gobierno de Chiapas, más adelante, cuando los actuales funcionarios abandonen su cargo, pueden venir otros que no les ofrezcan nada y de cualquier modo los desalojen.

Y aunque hasta el momento no les han dado una fecha límite para abandonar sus comunidades, tras el desalojo de El Semental y San Pedro Guanil, esta población permanece en la incertidumbre.

Las autoridades les han dicho a las y los pobladores que mientras la representación de San Gregorio, Salvador Allende y Ranchería Colosal no abandone la Mesa de Interlocución Agraria con el personal de Canap no los van a desalojar, sin embargo, no existe una negociación real, pues las autoridades han dado su última oferta, cerrando con ello, la posibilidad de que las y los indígenas conserven sus tierras.

“¿Porqué los gobiernos no permiten que estas comunidades estén viviendo de manera armónica con la naturaleza?” cuestionó Antonio López Gutiérrez, integrante de Enlace Comunicación y Capacitación, con sede en Ocosingo, Chiapas, quien manifestó que existe la sospecha de que estén involucrados intereses económicos para explotar la zona mediante proyectos de ecoturismo.

Cabe recordar que el pasado 26 de enero, en conferencia de prensa, autoridades ambientales estatales y federales informaron que impulsan un esquema de circuitos turísticos de la ruta maya que incluirá sitios certificados como turismo de naturaleza para una estrategia de desarrollo y conservación de la selva Lacandona.

Además, dieron a conocer que en próximas fechas serán desalojas las comunidades Nuevo San Gregorio, Nuevo Salvador Allende, Nuevo San Pedro, 6 de Octubre, Poblado Laguna El Suspiro, Ojo de Agua el Progreso y San Jacinto Lacanjá.

Frente a este panorama, los próximos 5 y 6 de marzo las comunidades de la región, junto con ocho organizaciones defensoras de derechos humanos y ecologistas, llevarán a cabo el Foro Social de los Montes Azules por la defensa de nuestros derechos a la vida y al territorio, en Ejido Candelaria, en Ocosingo.

Cabe mencionar que este encuentro tiene la finalidad de generar un espacio de diálogo, reflexión y análisis entre representantes de las comunidades indígenas asentadas en la reserva y miembros de organizaciones de la sociedad civil y de universidades, tanto nacionales como internacionales, preocupados por los derechos de los pueblos indígenas y la sustentabilidad de los Montes Azules.

10/GCJ/LR/LGL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más