periodismo

INTERNACIONAL
LIBERTAD DE EXPRESIÓN
   Busca favorecer participación de mujeres
Aprueba ONU Declaración sobre igualdad de género en medios de comunicación
CIMACFoto: César Martínez López
Por: Lucía Lagunes Huerta
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 22/03/2018

El secretario general de la ONU, António Guterres aprobó la “Declaración de la Alianza Global de Medios y Género”, sobre igualdad de género en medios de comunicación y tecnologías, que busca que los Estados miembro acepten 14 recomendaciones para favorecer la participación de las mujeres en los medios de comunicación tradicionales y en la comunicación digital.

Para la presidenta de la GAMAG, la investigadora mexicana Aimée Vega Montiel, esta decisión es muy importante pues reconoce la importancia del tema en la agenda internacional de los Derechos Humanos de las mujeres. En entrevista con Cimacnoticias agregó que ello puede favorecer el desarrollo de políticas nacionales y regionales sobre la materia, así como mecanismos que obliguen a los Estados a destinar recursos para que esta agenda se cumpla.

Presentada por el Consejo Económico y Social (ECOSOC) en el marco del 62 periodo de sesiones de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer (CSW por sus siglas en inglés) la Declaración pide a los Estados miembro mejorar las leyes, reglamentos y políticas sobre la igualdad de género en y a través de los medios y las comunicaciones digitales; eliminar los estereotipos de género en los contenidos; mejorar el acceso y la participación de las mujeres en los medios, incluidos los organismos reguladores; garantizar la seguridad de profesionales del periodismo y sus derechos laborales.

Mejorar la libertad de expresión y el acceso de las mujeres a la información, tanto en medios como en tecnologías digitales; promover cambios en el currículo de las escuelas de periodismo y comunicación, y eliminar la violencia contra las mujeres online y offline.

Cabe recordar que la agenda de medios y género, tiene recomendaciones específicas para los Estados, las industrias de la comunicación y las organizaciones desde el año 1995, sin embargo, esta agenda había quedado rezagada de la revisión permanente de compromisos cumplidos del propio organismo de Naciones Unidas.

La presidenta de la GAMAG, Aimée Vega Montiel, consideró que este es un primer paso, “muy importante sin duda” para avanzar en la materia, pero advirtió que aún queda pendiente cómo se incluirá dentro de las conclusiones que adopten los Estados en este 62 periodo de la CSW, que concluye mañana.

De acuerdo con diversas representantes de las organizaciones sociales que acuden esta segunda semana a la CSW, las negociaciones para las conclusiones están aún tirantes entre los Estados y será hasta mañana viernes que se den a conocer.

Otras recomendaciones hechas por la GAMAG  y aceptadas por el Secretario General de la ONU, son asegurar que las políticas y regulaciones de transmisión y digitales respalden a las mujeres, redes de medios, en particular medios comunitarios, radio y redes feministas, incluidas las mujeres jóvenes, para utilizar medios accesibles y apropiados y las TIC para cerrar la brecha en el contenido de los medios de comunicación, en particular a través de las ondas aéreas públicas.

Asimismo, se busca asegurar  que las mujeres tengan los mismos derechos a los recursos económicos, acceso y control sobre la propiedad de los medios, y la propiedad de la información y tecnologías de la comunicación. Implementar marcos para la transparencia algorítmica, incorporando métodos como auditorías de terceros.

Hacer referencias específicas al papel y la relevancia de los medios y las comunicaciones dentro de las estrategias nacionales generales de igualdad de género; en específico el compromiso con la igualdad de género en las políticas de medios nacionales y las estrategias digitales, y en las disposiciones de gobernanza de la comunicación internacional, son otras de las recomendaciones.

Para consultar el documento completo visita: http://undocs.org/es/E/CN.6/2018/NGO/155

18/LLH/LGL








INTERNACIONAL
FEMINISMO
   A un mes de su muerte, la recuerdan en San Marcos
   
Lideresas guatemaltecas rinden homenaje a periodista Ileana Alamilla
Imagen retomada del portal de noticias Cerigua
Por: Por Erasmo González
Cimacnoticias/Cerigua | Guatemala, Gua .- 23/02/2018

Lideresas de organizaciones de mujeres de San Marcos, Guatemala, rindieron un homenaje a la memoria de la periodista Ileana Alamilla, a un mes de su muerte.

Las lideresas recordaron que Alamilla, al momento de su fallecimiento se desempeñaba como directora del Centro de Reportes Informativos sobre Guatemala, Cerigua, y presidía la Asociación de Periodistas de Guatemala (APG) la entidad de prensa más significativa del país, además de ser una valiosa aliada de las mujeres marquenses, al proporcionarles solidaridad, sugerencias y acompañamiento en la solución de sus problemas.

Alamilla y su equipo arribaron varias veces a esta localidad para encontrarse con la red de mujeres marquenses, que era coordinada por Jeanne Roblero, quien también ya falleció, para impartir conferencias y talleres sobre temas como equidad de género, derechos de las mujeres, violencia intrafamiliar, estima y autoestima, entre otros, y entregarles material de apoyo.

La integrante de la Asociación de Mujeres de Occidente “Ixquic” Patricia Godínez, señaló que la semilla de conocimientos y experiencias que dejó sembrada la profesional de la comunicación en los surcos abiertos por las mujeres marquenses, es cosechada con creces y de la misma manera seguirán las nuevas generaciones para mantener viva su memoria.

La asesora del Frente de Mujeres de Occidente, Mirna de León, dijo que, haciendo honor a su vocación de comunicadora social, Ileana Alamilla influyó para que las mujeres visibilizaran su trabajo y su esfuerzo; bajo ese espíritu les brindó su incondicional apoyo; en tanto que Miriam Díaz, de la Oficina Nacional de la Mujer (ONAM) destacó que la directora de Cerigua sabía valorar el trabajo de las mujeres y su mayor esfuerzo lo dedicó al conocimiento de sus derechos.

Olga López Coronado, del Consejo Mam, del municipio de Comitancillo, dijo que esa agrupación social recibió apoyo y acompañamiento de Ileana Alamilla, cuando libraba una lucha para evitar que una empresa minera realizara trabajos de extracción y saqueo de metales preciosos existentes en las montañas de la región.

Por su actitud solidaria, todo un pueblo le agradeció con un homenaje en su memoria.

18/EG








INTERNACIONAL
FEMINISMO
   Rompiendo roles de género
   
Inventoras de galaxias
CIMACFoto: César Martínez López
Por: Emilia Laura Arias Domínguez*
Cimacnoticias | Bilbao, Esp .- 24/01/2018

La ciencia ficción propicia imaginar universos libres de sexismo y utopías que trascienden el binarismo de género.

“No es solo, ni especialmente, la Enterprise, Star Wars o las tropas del espacio. La ciencia ficción significa experimentar con la imaginación, responder preguntas que no tienen respuesta. Cada viaje es irreversible”. Lo dijo en una ocasión Ursula K. Leguin, una de las autoras más reconocidas de este género.

Mundos imaginarios, ficción científica, anticipar un futuro prometedor, catastrófico, que asusta, conmueve o estremece. Imaginar hacia dónde vamos, o dónde estamos sin saberlo, de la mano de la ciencia, suponer o elucubrar sobre la acción de las personas sobre la Tierra y lejos de ella… La ciencia ficción es mucho más que naves espaciales y sus autores no son solo hombres con gafas y carrera de Física teórica. Hay más mujeres escribiendo ciencia ficción de lo que se cree, pero a menudo sus obras son catalogadas como “fantasía”, como si no fueran racionales, científicas o tecnológicas.

“Frankenstein”, considerada de manera casi unánime la primera obra de ciencia ficción moderna, fue escrita por una mujer de veintiún años. Mary Wollstonecraft Shelley (1797-1851) describe el deseo del ser humano de crear vida y las consecuencias que trae esta osadía. Con “Frankenstein”, Shelley sienta una temática recurrente: la criatura artificial que se rebela contra el creador. Desde entonces le han seguido novelas como “La isla del doctor Moreau”, de H.G. Wells, ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? de Philip K. Dick, o sagas de la gran pantalla como “Matrix”. En un alarde de humildad, ella llegó a decir que sus sueños “eran más fantásticos y magníficos” que sus escritos.

También escribió “El último hombre”, editada, ridiculizada y vilipendiada en 1826. No se reeditó hasta 1965, más de un siglo después de la muerte de la autora. En ella cuenta la desaparición de la especie humana a finales del siglo XXI a consecuencia de una plaga. Se considera la primera novela postapocalíptica, una temática central de la ciencia ficción que será revisitada hasta el aburrimiento a partir de entonces.

Shelley, esa lúcida pionera, recurrió al anonimato para publicar, pero otras muchas, para salvar los prejuicios de editores, lectores y compañeros de profesión, camuflaron sus nombres tras pseudónimos masculinos. Robert Silverberg, escritor de ciencia ficción, dijo en una ocasión sobre el aclamado autor James Tiptree Jr.:

“Se ha sugerido que es una mujer, teoría que encuentro absurda porque hay para mí algo ineluctablemente masculino en sus narraciones”.

Pues esa “absurda” teoría era cierta: tras James Tiptree Jr. se escondía Alice Sheldon (1915-1987), autora, entre otras de “En la cima del mundo” (1978). En ella, describe un intento de invadir la Tierra por parte de seres con avanzadas habilidades telepáticas del planeta Tyree.

En “Houston, Houston, ¿me recibe?” narra cómo un grupo de astronautas masculinos viaja unas décadas al futuro para descubrir que una plaga ha acabado con todos los hombres del planeta y las mujeres se reproducen ahora por clonación. Cada integrante de la tripulación se plantea el regreso de los hombres a la Tierra, para finalmente descubrir que las mujeres viven perfectamente felices sin ellos y que en ningún momento se han planteado rescatarlos.

No sería justo relacionar esta temática con el acontecimiento final de su vida. Con 71 años, Alice Sheldon mató a su marido de 84 y luego se suicidó. Las autoridades que investigaron el caso determinaron que la pareja había hecho un pacto suicida en el que acordaron que ambos se darían muerte si su vida se volvía difícil y dolorosa. Ella padecía una enfermedad pulmonar crónica y él se estaba quedando ciego.

Ese mismo año, 1987, moría C.L. Moore (1911-1987). Ella, que firmaba con sus iniciales para ocultar su género, fue una mujer en un mundo masculino y machista: la literatura pulp. Debutó en 1933 con el relato “Shambleau”, publicado en la mítica Weird Tales, y le arrancó elogios al mismísimo H.P. Lovecraft. En “Shambleau” nace Northwest Smith, su personaje más conocido, un piloto de astronaves aventurero que aparecería en muchos de sus escritos y que inspiraría personajes tan archiconocidos como Han Solo. Por los condicionantes de la época, sus títulos solían publicarse firmados solo por Henry Kuttner, su marido, o bajo distintos pseudónimos masculinos.

Su coetánea, Alice Mary Norton (1912-2005), empezó a firmar sus obras como Andre Norton, algo más masculino, en 1934 para que esto le ayudara a publicar. Ese mismo año consiguió publicar una novela por primera vez. Su obra más conocida es la saga “Witch World”, donde relata las historias de personajes femeninos que protegen su virginidad para no perder sus poderes. Su visión sobre la ciencia y la tecnología era retrógrada según la crítica, pero su aportación literaria es innegable.

Fue la primera mujer en recibir el premio Gran Maestro, la máxima distinción que en literatura de ciencia ficción.

AÑOS 60: LA CIENCIA FICCIÓN FEMINISTA

Con el empuje de la segunda ola del movimiento feminista, las mujeres occidentales aumentaron su protagonismo en espacios que hasta entonces, con la honrosa excepción de las pioneras, habían sido monopolizados por los hombres. Es el caso de la ciencia ficción, dominada por pistolas, cohetes, héroes espaciales cargados de testosterona y mujeres secuestradas en las garras de extraterrestres. Las escritoras de ciencia ficción de la década de 1960 y 1970 encontraron en las hojas en blanco una oportunidad para subvertir el orden establecido. Este medio se convirtió en un aliado del feminismo, por su capacidad para construir realidades alternativas, mundos libres de sexismo o utopías que trasciendan el género.

Ursula K. Le Guin es tal vez la autora de ficción científica más prestigiosa y, sin duda, el máximo exponente de la ciencia ficción social. Feminista, anarquista, taoísta, conservacionista, ecologista y comprometida con la literatura, para ella la ciencia ficción es una inmensa metáfora y, por eso, en sus obras ha especulado sobre cuestiones sociales.

Lo hace en “Los desposeídos”, una utopía ambigua, donde plantea las posibles contradicciones de una sociedad anarquista. La mano izquierda de la oscuridad, su obra maestra, está ambientada en un planeta en el que todos los individuos son hermafroditas y pueden concebir vida. A sus dos premios Hugo, cuatro Nébula y cinco Locus se suma el mérito de ser la segunda mujer en ser nombrada Grand Master de la Sciencia Fiction Writers of America (SFWA), la asociación norteamericana de escritores de ciencia ficción. Solo hay cuatro mujeres que lo hayan recibido desde la creación del galardón en 1975.

La obra de Octavia E. Butler (1947-2006), mujer negra, disléxica, tímida, retraída, y criada en una familia de estricta moral baptista, invita a analizar la influencia de la raza, el género y la sexualidad en la conformación de las identidades sociales. Se acercó a la ciencia ficción a través de revistas pulp como “Galaxy” o “Fantasy and Science Fiction”. Con dos premios Hugo y dos Nébula, su obra disponible en castellano incluye la trilogía Xenogénesis.

ESPAÑA: ALUCINADAS

La profunda tradición literaria realista en España explica que este género haya sido poco cultivado y que las mujeres no se abrieran paso en él hasta los años ochenta. Eso sí, cuando lo hicieron, taparon muchas bocas.

Rosa Montero jugó por primera vez con él en 1990 con su obra “Temblor”. En ella se pregunta qué pasaría si hubiera un mundo que solo existiera si alguien lo pensara. Dicen de esta novela que es su obra más original y, desde luego, supuso un cambio de dirección en su camino. La novela posee una intensa atmósfera legendaria y la delicadeza que con la que Montero sabe espolvorear todo lo que toca.

Montero volvió a disparar con acierto en “Lágrimas en la lluvia”, título que extrae de la archiconocida escena de Blade Runner. Esta vez, su protagonista es una replicante en un contexto distinto y le sirve como excusa para hablar de la corrupción, del racismo o del miedo a la muerte.

En España, la escritora de ciencia ficción por excelencia es Elia Barceló. “Es fácil ser la mejor porque soy prácticamente la única”, bromea. Filóloga anglogermánica y doctora en Literatura Hispánica, ha publicado novelas, ensayo y más de veinte relatos en revistas españolas y extranjeras. Se dio a conocer con “El mundo de Yarek”, un clásico de género protagonizado por un especialista en vida alienígena que pasa veinte años en un planeta deshabitado y estéril.

Aporta un relato asombroso y genialmente construido al compendio Mañana todavía, donde varios autores imaginan, al estilo de Black Mirror, lo que depara el futuro: la dependencia de los móviles o internet, los peligros de las redes sociales, las catástrofes naturales, el problema de los recursos energéticos, las derivas políticas radicales o los riesgos del progreso científico en materia de reproducción, genética y salud.

Y, siguiendo con libros corales, “Alucinadas” recoge la variedad de estilos narrativos y de temáticas de las autoras de ciencia ficción que participaron en un certamen. La antología se abre con el relato ganador, “La Terpsícore”, de la autora argentina Teresa P. Mira de Echeverría, que se centra en el viaje de su protagonista, la capitana Stephana Yurievna Levitánova, en una nave cuyo cerebro artificial está encarnado en el cuerpo de un adolescente muerto. Este relato está enmarcado en la ciencia ficción cuántica porque el viaje se realiza sin que la nave despegue, reuniendo en su interior versiones de la capitana procedentes de otras dimensiones.

Iniciativas como estas invitan a cuestionar el estereotipo extendido y aceptado de que la ficción científica es un mundo de hombres y para hombres. Ahora que ya no son necesarios los pseudónimos para publicar (o eso queremos pensar), el siguiente peldaño es lograr igualdad en los reconocimientos que reciben los autores y las autoras. La propia Mary Shelley lo resumió del siguiente modo: “No deseo que las mujeres tengan más poder que los hombres, sino que tengan más poder sobre sí mismas”.

*Este artículo fue retomado del portal Pikara Magazine

18/ELAD/LGL








OPINIÓN
LIBERTAD DE EXPRESIÓN
   Desenredo
Por un periodismo incluyente
Imagen retomada del portal Oaxacadiaadia
Por: Rosalinda Hernández Alarcón*
Cimacnoticias | Guatemala, Gua .- 08/12/2017

Resulta oportuno hablar de periodismo, esta profesión que a muchas personas nos entusiasma y nos motiva a leer, escribir, entrevistar, investigar, opinar, en suma: elaborar materiales en los que podemos concretar un compromiso social a favor del bien común, del buen vivir.

Ciertamente, un reto complicado cuando predominan en los medios corporativos las visiones empresariales que desvirtúan los Derechos Humanos y se sigue utilizando el cuerpo de las mujeres como mercancía y para estimular el morbo.

Hablar de un periodismo incluyente cobra importancia porque significa reconocer la diversidad de las personas y realidades que existen en un país como Guatemala, donde predomina la injusticia social.

El 30 de noviembre se conmemora el Día del Periodista, pero si esta profesión la desempeñan mujeres y hombres, sería pertinente que para el próximo año, se conmemore a Mujeres y Hombres Periodistas en un día en el que se haga explícito cuáles medios o periodistas han atentado contra el derecho constitucional (reconocido en tratados internacionales) a la libre emisión del pensamiento.

Se requiere hablar de periodismo incluyente además porque los medios de mayor impacto siguen manipulando informaciones, invisibilizando temas y actores políticos (especialmente a las mujeres y pueblos indígenas) o tergiversando opiniones para descalificarlas.

Todas estas actitudes representan una violación a la libertad de expresión, pero pasan sin sanción alguna como algo “natural” e intrínseco del periodismo.

Los medios de comunicación tienen una línea editorial y en el entendido que gozan de la libertad de prensa, tienen la prerrogativa de definir sus enfoques sin cortapisas.

Pero esto no significa que se acepte sin cuestionamientos que un consorcio televisivo y cadena radial se conviertan en voceros de la casa presidencial, que se considere delincuentes a las personas opositoras al modelo extractivista o que se tergiversen impunemente las voces entrevistadas, en especial las feministas, cuyos planteamientos revolucionan las visiones conservadoras, acríticas o llenas de prejuicios perennes desde la época de la Inquisición (ciega obediencia, subordinación jerárquica).

Sin duda, en el periodismo tienen cabida las voces de cualquier agrupación, incluso las más rancias. Un ejercicio periodístico incluyente abre espacios para dar a conocer opiniones diferentes o poner frente a frente visiones contrastadas, es una práctica acertada; pero cuando se recurre a la tergiversación de las declaraciones por considerarlas contrarias a su línea editorial, es a todas luces una actitud que viola la ética periodística.

En Guatemala, existe una ciudadanía movilizada, que exige erradicar la corrupción, propone cambios que contribuyan a evitar los abusos de los poderosos, por tanto, requiere la difusión de opiniones diversas, demanda acabar con el predominio de las voces masculinas con corbata y quiere conocer realidades ocultas por los conservadurismos.

En consonancia con la situación actual, quienes reivindicamos el ejercicio periodístico incluyente, tenemos que insistir que se viola la libertad de expresión y el libre acceso a la información cuando se borra o manipula de las agendas periodísticas determinados temas y fuentes, es decir, cuando se ignoran los requerimientos de una ciudadanía activa.

* Periodista mexicana, residente en Guatemala y coeditora de la publicación feminista LaCuerda.

17/RHA/LGL








OPINIÓN
LIBERTAD DE EXPRESIÓN
   OPINIÓN
Hacía el Encuentro de la Red Nacional de Periodistas
Imagen retomada del portal de la revista Enheduanna. Foto: Osiris Aquino
Por: Sandra De Los Santos
Cimacnoticias/Enheduanna | Tuxtla Gutiérrez, Chis.- 12/10/2017

La organización en redes siempre me ha gustado, nos permite movernos de manera más libre, es de una visión horizontal, rompemos con las jerarquías y nos reconocemos entre nosotras.

Desde que inicie en el periodismo me integré a la Red Nacional de Periodistas, integrada casi en su totalidad por mujeres que ejercen  el periodismo con una perspectiva de género en diferentes partes de la república.

Cuando comencé en este oficio, la red ya estaba integrada, y fue gracias a ella, a su acompañamiento que “salí de clóset”, es decir, me convertí abiertamente en feminista.

Desde niña una se da cuenta que algo en este mundo no anda bien, y que las cosas juegan en contra de nosotras las mujeres y que algo hay que hacer al respecto, pero fue en los encuentros de la red, en las conversaciones con las compañeras, en las cenas hasta el amanecer que entendí que desde el periodismo podemos hacer mucho.

Uno de los derechos que más hemos pugnado las feministas y las mujeres es nuestro derecho a la palabra, a estar en espacios públicos, qué más ejercicio del derecho a decir nuestra palabra, que ejercer el periodismo. Que nuestra visión este en los medios de comunicación

Reconocerse feminista en los medios de comunicación, en donde todo el tiempo de la manera más hipócrita nos dicen que hay que ser objetivas, que hay que hacer un lado nuestras ideas y convicciones, donde los “micromachismos” se disfrazan muy bien de profesionalidad, no es fácil; pero el saber que somos varias mujeres trabajando en el tema nos fortalece –ojalá y fuéramos más.

Los encuentros de la red nos sirven para eso, para abrazarnos entre nosotras, sabernos en el mismo camino, hacer agenda juntas, conversar hasta el amanecer de cómo podemos incidir desde nuestro oficio en que las diferencias de género no se conviertan en desigualdades sociales.

El próximo 13 y 14 de Octubre de este 2017 en la capital del estado de Oaxaca nos reuniremos para hacer agenda, hablar de los retos del periodismo –por cierto a mí me toca ese tema-, tallerear sobre periodismo de investigación y de datos, el programa es bastante amplio y ambicioso.

Estoy convencida de las posibilidades que tiene el periodismo como transformador de la sociedad y la construcción de ciudadanía, y estoy segura que “enredadas” es más fácil caminar para que ese periodismo sea posible en cada parte de México.

17/SDLS








INTERNACIONAL
LIBERTAD DE EXPRESIÓN
   Sólo 5 por ciento de las mujeres laboran en medios impresos
Escaso el trabajo para periodistas en Bangladesh
Wahida Zaman, de United News of Bangladesh. Crédito: Cortesía de Wahida Zaman.
Por: Mahfuzur Rahman*
Cimacnoticias/IPS | Daca.- 12/01/2017

El periodismo es una profesión que atrae a ambos sexos, pero dictámenes sociales y ambientes laborales hostiles hacen que el número de mujeres en los medios de Bangladesh sea ínfimo. Pero una nueva generación de reporteras avanza con el apoyo de sus colegas.
 
Un informe divulgado en octubre por la periodista, Shahnaz Munni, del canal privado de televisión News 24, señaló que 5 por ciento de mujeres están trabajando en los medios impresos y 25 por ciento en los electrónicos en este país asiático.
 
A pesar de las dificultades y de los obstáculos, cada vez se incorporan más jóvenes recién recibidas a la profesión. Wahida Zaman es una de ellas, y se acaba de integrar al servicio informativo United News of Bangladesh (UNB) como subeditora en formación.
 
“A diferencia de muchos de mis compañeros de clase, tanto hombres como mujeres, yo elegí estudiar periodismo. Antes era fotógrafa. Nada me emociona más que pensar en que el periodismo puede darme todas estas oportunidades en un solo paquete”, indicó Zaman a IPS.
 
“Puedo viajar, conocer nuevas personas, enterarme de nuevas historias, tanto de personas exitosas como otras que no lo son y, por supuesto, tomar muchas fotografías. Así comenzó a florecer mi sueño de ser periodista”, relató.
 
Pero ser mujer y periodista a la vez no es tan fácil. “Debes de hacer frente a algunos obstáculos, a verdaderos desafíos. Y comienzan en tu casa”, observó Zaman. La familia se muestra reticente porque quieren que las mujeres estén “seguras”, acotó.
 
“Primero, debes convencer a tu familia de que el periodismo no es para nada una profesión de ‘riesgo’”, expresó.
 
“En nuestra sociedad, a menudo te perjudican por ser mujer. No puedes llegar lejos porque eres mujer, no puedes mudarte sola porque eres mujer, no puedes trabajar tarde en la noche porque eres mujer, no puedes ser lo suficientemente valiente para hacer periodismo de investigación porque eres mujer, y así siguen apareciendo las excusas”, subrayó.
 
La periodista, Nadia Sharmeen del canal privado Ekattor TV, fue víctima de una agresión en 2013, cuando cubría una manifestación organizada por Hefazat-e-Islam para Ekushey Television, en Daca.
 
Sharmeen, quien obtuvo el Premio Internacional para Mujeres con Valor, del Departamento de Estado de Estados Unidos en 2015, dijo a IPS que en este país la población femenina debe hacer frente a muchos desafíos en lo más diversos ámbitos. “Las amenazas y la intimidación forman parte de esta profesión para las mujeres”, observó.
 
Shameen, originaria de Bagerhat, un alejado distrito del sudoeste de Bangladesh, comentó que su familia la apoya en su profesión de periodista.
 
Por su parte, Sanchita Sharma, editora de noticias de Boishakhi Television, señaló que el ambiente para las mujeres es mejor que nunca en Bangladesh y que cada vez son más, aunque todavía no es satisfactorio.
 
Uno de los problemas, precisó Sharma, es que las mujeres siguen inclinándose por ser presentadoras de noticias, más que reporteras o editoras, lo que podría permitirles ascender en su trabajo.
 
Además de los problemas sociales, las periodistas deben hacer frente a dificultades en sus hogares y en el trabajo. “Es un doble problema para ellas”, subrayó.
 
Sharma también señaló que en el Club de la Prensa Nacional de Bangladesh, los hombres que dominan el Comité Ejecutivo son renuentes al ingreso de mujeres. “Es muy lamentable que solo hayan 54 mujeres entre los  mil 218 hombres”, observó.
 
Rashada Akhter Shimul, una de las editoras de noticias de Somoy TV, coincidió y comentó que los periodistas malinterpretan el éxito y las mejoras laborales de sus compañeras inventando historias jugosas.
 
Los jefes se ponen más estrictos con las reporteras, comentó. “Podrían fácilmente ahorrarnos los turnos nocturnos si no hay una emergencia, pero no lo hacen. Por eso muchas jóvenes prometedoras terminan abandonando la profesión”, indicó.
 
Toda profesión tiene su dificultad, pero en el periodismo es especialmente desalentador, y en particular para las mujeres. “La situación mejora, pero lentamente”, observó.
 
Shimul comentó que sus jefes también menoscaban a las periodistas y las ignoran a la hora de cubrir noticias difíciles e importantes, como delitos y la oficina del primer ministro.
 
Shahiduzzaman, editor de la Red de Noticias, una organización sin fines de lucro y de apoyo a los medios, señaló que el ambiente en Bangladesh para las periodistas todavía está lejos del ideal.
 
La Red de Noticias fue la primera que en la década de los años 90 ofreció capacitación periodística para las universitarias mediante programas de becas, indicó Shahiduzzaman, representante y asesor de IPS para Asia meridional.
 
Además, su organización capacitó a casi 300 jóvenes y futuras periodistas con apoyo de Diakonia, Free Press, Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, la Fundación Ford, la Agencia Noruega de Cooperación para el Desarrollo, la Agencia Canadiense para el Desarrollo Internacional, el Banco Mundial y el Banco Janata, una institución pública local.
 
El programa resultó muy positivo 60 por ciento de las participantes trabajando en grandes medios de este país. “Sanchita y Shimul son dos de ellas”, precisó.
 
Sobre la importancia de la igualdad de género en los medios de Bangladesh, Shahiduzzaman señaló que muy pocas 5 por ciento de mujeres periodistas en medios impresos están en cargos de decisión, lo que es necesario para lograr cambios profundos.
 
Por último, lamentó que apenas haya periodistas locales trabajando a nivel de distrito, y subrayó que se necesitan programas de capacitación para alentar a más jóvenes recién graduadas a dedicarse al periodismo profesionalmente.
 
“Estaríamos mucho mejor si consiguiéramos el apoyo de donantes como en otros tiempos”, observó.
 
*Este artículo fue publicado originalmente por la agencia internacional de noticias IPS.
 
17/MR/KVR
 








NACIONAL
DERECHOS HUMANOS
   Lydia Cacho presentará en Chiapas “Buscando a Layla”. Tres mujeres ganan el Premio Gabo 2016 de Periodismo. A través de documental “Berta Vive” exigen esclarecer su muerte. UNICEF atiende mujeres embarazadas y niños en Yemen
BREVES 3 DE OCTUBRE DE 2016
Por: Hazel Zamora Mendieta
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 03/10/2016

Lydia Cacho presentará en Chiapas “Buscando a Kayla”
Tuxtla Gutiérrez, Chis.-
El próximo 12 de octubre en el Museo de la Ciudad a las 19:00 horas, la periodista mexicana Lydia Cacho presentará su primer libro infantil “En busca de Kayla”, obra realizada con el ilustrador Patricio Betteo.
 
El libro aborda la desaparición de una niña llamada “Kayla”, quien es secuestrada con fines de explotación sexual y laboral, y es buscada por sus amigas y amigos de la escuela. La presentación del libro es organizado por Chiapas Paralelo.
 
Tres mujeres ganan el Premio Gabo 2016 de Periodismo
Bogotá, Col.-
El Premio Gabriel García Márquez de Periodismo anunció los ganadores en las cuatro categorías del concurso: texto, imagen, cobertura e innovación. Estos trabajos fueron escogidos como los mejores en Iberoamérica entre mil 608 postulaciones en su edición 2016.
 
Los ganadores fueron: Natalia Viana (Brasil) en texto por investigar a la mayor población indígena con el mayor índice de suicidios en su país; Caio Cavechini (Brasil) en imagen cubrió la construcción de una hidroeléctrica en medio de la selva amazónica con 250 mil obreros; Juanita León (Colombia) cubrió los acuerdos logrados entre el gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC); Eva Belmonte (España) presentó “Medicamentalia” una investigación de falsificación de fármacos y sus patentes en Ghana y Brasil.
 
El premio es convocado por la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI).
 
A través de documental “Berta Vive” exigen esclarecer su muerte
Buenos Aires, Arg.-
La Red de organizaciones y movimientos sociales “Jubileo Sur Américas” presenta en su portal el documental “Berta Vive”, filme sobre la defensora de Derechos Humanos y ambientalista hondureña, Berta Cáceres, asesinada el pasado 3 de marzo en La Esperanza, Honduras.  
 
El documental producción del organismo internacional Oxfam- que combate la pobreza- muestra a la también integrante del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh) en un discurso en Washington al recibir el Premio Goldman al Medio Ambiente en 2015, así como su trabajo en diferentes comunidades.
 
El Filme muestra además diversas manifestaciones realizadas para exigir el esclarecimiento de su asesinato. El documental fue realizado para la campaña  “Defensoras de la Madre Tierra” como un homenaje para Berta Cáceres. Ver el video en: http://jubileosuramericas.net/documental-sobre-berta-caceres-berta-vive/
 
UNICEF atiende mujeres embarazadas y niños en Yemen
Nueva York, EU.-
Clínicas móviles del Fondo de la Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y socios de la organización, brindaron atención médica a 180 mil mujeres embarazadas y 60 mil niñas y niños menores de 5 años de edad.
 
Los servicios de salud médica y nutrición incluyeron vacunación, entrega de suplementos vitamínicos, desparasitación, monitoreo de desnutrición, tratamientos para infecciones y cuidados antes y después del parto.
 
Con el fin de llegar a todos los rincones del país, se instalaron clínicas móviles en los 333 distritos de Yemen con el apoyo de 34 mil trabajadores y trabajadoras, reportó la organización.
 
16/HZM/LGL








NACIONAL
   Reportaje de investigación, noticia, crónica, divulgación científica y trayectoria
Premio Nacional de Periodismo, para 5 mujeres
Especial
Por: la Redacción
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 23/09/2016

De 7 categorías del Premio Nacional de Periodismo, cinco fueron ganadas por mujeres periodistas, una de ellas por trayectoria periodística para Sara Lovera López, una de las fundadoras de Comunicación e Información de la Mujer AC (CIMAC).
 
En la categoría de trayectoria periodística, el reconocimiento se le otorgó a la periodista y feminista Sara Lovera López, por sus 50 años en el periodismo donde se ha desempeñado como reportera, corresponsal nacional e internacional y columnista.
 
En el diario La Jornada, además de ser socia fundadora, creó con un grupo de periodistas y feministas el suplemento DobleJornada, que durante 11 años documentó la condición social de las mujeres.
 
En 1988, conjuntamente con las periodistas Isabel Barranco Lagunas, Patricia Camacho, Yoloxóchitl Casas Chousal, Elvira Hernández, Josefina Hernández, Isabel Inclán, Paz Muñoz y Perla Oropeza fundó la asociación civil Comunicación e Información de la Mujer (CIMAC) que se convirtió en una agencia informativa multimedia hacia 1995 y donde impulsó junto con sus colegas, la creación de las Redes de periodistas con visión de género la nacional, la centroamericana, la latinoamericana, la de México-Estados Unidos y Canadá y finalmente la Red Internacional.
 
En la categoría “Reportaje de investigación”, la ganadora fue Laura Castellanos, por su trabajo periodístico “Fueron los federales” publicado en  el portal Aristegui Noticias. En la categoría “Noticia” la ganadora es Zorayda Gallegos y comparte su premio con Silber Meza Camacho con la “Cobertura del Expediente Ayotzinapa” publicado en el periódico El Universal.
 
El premio para el mejor trabajo de “Crónica” se le otorgará a Ana Emilia Felker Centeno, por su publicación “El último viaje: Luis y Juan Villoro”.
 
En “Divulgación Científica y Cultural” la ganadora es Pilar Sánchez y el equipo de producción del Instituto Morelense de Radio y Televisión con su trabajo NICTE- Ha Bandula, transmitido en los medios de la institución ya mencionada.
 
El premio se otorga a las y los periodistas que sobresalen por su “desempeño y ejercicio cotidiano del derecho ciudadano a estar informado”, por la calidad y su relación con el beneficio de la opinión pública, toma en cuenta principios como la autonomía e imparcialidad al ejercer el oficio periodístico.
 
El reconocimiento consiste en un diploma, una escultura denominada "El águila", y remuneración.
 
16/GVV/LGL








ESTADOS
LIBERTAD DE EXPRESIÓN
   Investiga corrupción en UAS
Allanan despacho de Teresa Guerra, abogada y comunicadora sinaloense
Por: Anayeli García Martínez
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 22/08/2016

Este fin de semana fue allanado el despacho de la abogada, activista y comunicadora Teresa Guerra Ochoa, ubicado en el centro de Culiacán, en Sinaloa, donde desconocidos sustrajeron documentos relacionados con sus denuncias periodísticas.
 
La columnista del diario El Debate afirmó en entrevista que el sábado por la noche sujetos desconocidos habrían entrado a la oficina y el domingo por la mañana una persona que llegó a trabajar al lugar se percató de lo sucedido.
 
Guerra Ochoa es abogada, columnista y comentarista en la radio Línea Directa, espacios donde ha expuesto el desempeño público de Héctor Melesio Cuén Ojeda, quien de 2005 a 2009 fue rector de la Universidad de Sinaloa.
 
A la activista llamó la atención que no se llevaran computadoras e impresoras y que sólo robarán documentos sobre las investigaciones que realiza sobre presuntos actos de corrupción en esa casa de estudios.
 
También se llevaron papeles con información sobre su entrada al Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, de la Secretaría de Gobernación, al cual ingreso como persona beneficiaria de medidas de protección en abril pasado.
 
La abogada dijo que en marzo pasado fue demandada por daño moral por Cuén Ojeda, quien actualmente preside el Partido Sinaloense, por lo que considera que este robo podría tener relación con esta querella.
 
Ayer domingo se levantó un acta de hechos ante la Procuraduría General de Justicia del estado y se informó de lo sucedido al Mecanismo de Protección, quien previamente le había dado un botón de pánico a la activista.
 
Sobre el reciente incidente, asegura que se trató de una llamada intimidante para mandarle un mensaje y que ella sepa que los agresores saben cómo se mueve y dónde está.
 
Cabe decir que de acuerdo con datos del Programa de Libertad de Expresión de Comunicación e Información de la Mujer, en 2012 y 2013 se presentaron 86 casos de violencia contra mujeres periodistas.
 
16/AGM/GGQ








Subscribe to RSS - periodismo