Juan Gregorio Rocha

INTERNACIONAL
VIOLENCIA
   Iglesias deben respetar decisiones de las mujeres: OSC
Bien la sentencia por asesinato de Vilma pero ¿y la prevención de la violencia?
CIMACFoto: Nelson Rodríguez
Por: Nelson Rodríguez, corresponsal
Cimacnoticias | Managua, Nic .- 11/05/2017

Diferentes organizaciones de mujeres se manifestaron satisfechas con la sentencia en contra de los asesinos de la joven Vilma Trujillo, quien fue quemada en un ritual religioso hace dos meses. Las activistas de las organizaciones, sin embargo, reiteraron en la necesidad de que se realicen acciones preventivas para no actuar hasta que las mujeres son asesinadas.
 
Enlace nacional de la Red de Mujeres Contra la Violencia, Eveling Flores, dijo que la sentencia en contra de los asesinos de Vilma,  también debe servir para que algunos líderes de las iglesias respeten los derechos de las mujeres y no las sigan manipulando en nombre de la religión.
 
Flores agregó que ningún caso de femicidio debe quedar impune, pero además demandaron a los líderes religiosos a tener un trato justo e igualitarios en sus actividades religiosas, que no olviden el derecho a la libertad de decisión que tienen las mujeres.
 
Hay mucho trabajo todavía por hacer para evitar que las creencias religiosas y las prácticas de algunos líderes limiten los derechos de las mujeres, señaló Flores.
 
En tanto Virginia Meneses, representante en Nicaragua  del Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de las Mujeres CLADEM, dijo que si bien la sentencia era determinante para castigar a los asesinos de Vilma, también se requiere de otras acciones a favor de las mujeres.
 
Hace falta implementar las campañas de sensibilización que establece la Ley 779, (Ley Integral Contra la Violencia hacia las Mujeres), dijo Meneses, quién además se preguntó “dónde está el trabajo de la comisión de lucha contra la violencia, dónde está el trabajo que el Estado está haciendo para evitar la violencia contra las mujeres”.
 
Hay mucho trabajo en materia de prevención que debe hacer el Estado en las comunidades y en las escuelas, se requiere del trabajo en conjunto y que el Estado no siga desconociendo a las organizaciones de mujeres, reiteró Meneses.
 
El juez José Alfredo Silva condenó a 30 años de cárcel por los delitos de asesinato al pastor Juan Gregorio Rocha y a los miembros de la iglesia, Pedro Rocha, Tomasa Rocha, Franklin Jarquín Hernández y  a 6 años de cárcel a Esneyda Orozco, por el delito de secuestro simple.
 
Un jurado de conciencia (integrado por personas particulares sin estudios jurídicos) ya los había encontrado culpables en el juicio realizado el pasado 2 de mayo en Managua.
 
Vilma Trujillo, de 25 años de edad y madre de dos niños,  fue quemada en un ritual religioso en la comunidad El Cortezal, en el municipio de Rosita en el Caribe Norte del país a 400 km de Managua, por el supuesto pastor evangélico y otras 4 personas el pasado 21 de febrero, cuando supuestamente le expulsarían los demonios.
 
17/NR/GG








INTERNACIONAL
VIOLENCIA
   Lectura de sentencia, en Managua, el 9 de mayo
Condenan a pastor y religiosos que quemaron a Vilma Trujillo
CIMACFoto: Nelson Rodríguez
Por: Guadalupe Gómez Quintana
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 04/05/2017

En Nicaragua, el martes por la noche, un Tribunal de Jurado, integrado por dos hombres y tres mujeres, declaró culpables al pastor evangélico Juan Gregorio Rocha, y a cuatro feligreses de la Iglesia Visión Celestial, de la Asamblea de Dios, por el asesinato de Vilma Trujillo  García, quien fue quemada en una hoguera, contra su voluntad, para “curarla” de una supuesta posesión diabólica.
 
El asesinato fue cometido el 21 de febrero en la comunidad El Cortezal, municipio de Rosita, en el Triángulo Minero, luego de que la integrante de la iglesia, Esneyda Orozco Téllez, de 25 años, dijo haber tenido una visión y recibió la orden divina de quemarla, a lo cual procedieron el pastor Rocha Romero, de 23 años, apoyado por Pedro y  Tomasa Trujillo, de 26 y 24 años, respectivamente, y hermanos de la víctima; así como Franklin Jarquín, de 28 años. 
 
Dentro del proceso oral y público, el juez Alfredo Silva Chamorro, del Quinto Distrito Penal de Juicio de Managua, ratificó la decisión del jurado y el Ministerio Público pidió  la pena máxima de 30 años de prisión en el caso del delito de asesinato y la pena máxima de 6 años de prisión por el delito de secuestro simple, del que está acusada Esneyda Orozco, ya que Vilma estuvo recluida contar su voluntad del  día 15 hasta el 21 de febrero de 2017.
 
Frente al juzgado, nuevamente organizaciones de mujeres, entre ellas la Red de Mujeres contra la Violencia, y el Colectivo Gaviotas, realizaron un plantón para exigir justicia. Y, al igual que en las dos audiencias anteriores, se manifestaron con consignas como “No son revelaciones, fue femicidio”, “se acabó la paciencia, no más violencia”, “no fue revelación, fue el odio del pastor”. Reiteraron también que Vilma fue víctima de la religión, del patriarcado que la juzgó porque tenía otro compañero sentimental. 
 
LOS CRÍMENES
 
La mujer fue sometida a golpes y malos tratos, antes de ser quemada en una hoguera, a temperaturas de 400 grados Celsius, siete horas y media, en una supuesta celebración religiosa colectiva, ya que la acusaban de haber cometido adulterio, por lo que estaba “enferma” y necesitaba ser “purificada”, para expulsar al diablo que la habitaba, de acuerdo con la declaración de los inculpados en las audiencias del proceso judicial.
 
El pastor dijo que “dios dijo que le pusiéramos fueguito porque estaba endemoniada… Tenía el compañero de vida y entonces cometió error con otro hombre”. 
 
La mujer, una vez que llegó su esposo y su padre a la comunidad donde la quemaron, fue llevada al Hospital Antonio Lenín Fonseca, donde duró siete días en agonía, sin posibilidades de supervivencia porque tenía quemaduras de segundo y tercer grado en 80 por ciento de su cuerpo. Murió  el 28 de febrero, acompañada de su familia, incluidos sus dos hijos, de 2 y 7 años de edad. 
 
El único veredicto de no culpabilidad que emitió el jurado fue a favor de Esneyda Orozco por el delito de secuestro simple.
 
Además, a favor de ella, su abogado presentó como atenuante que es madre de tres menores de edad y presumiblemente presenta un embarazo de tres meses, por lo que pidió una pena de 20 y no de 30 años de prisión. 
 
Sin embargo,  la representante del Ministerio Público, la fiscal Fabiola Mendoza,  no estuvo de acuerdo, ya que la considera coautora del delito, y pidió pena máxima de 30 años de prisión en el caso del delito de asesinato y  6 años de prisión por el delito de secuestro simple.
 
La lectura de la sentencia quedó programada para el próximo 9 de mayo a las 12:30 horas en el mismo juzgado de Managua.
 
17/GG








Subscribe to RSS - Juan Gregorio Rocha