Clínica Especializada Condesa

NACIONAL
   Se incrementan casos por vía perinatal
   
60 de cada 100 defunciones de mujeres por sida se concentra en 6 delegaciones
Imagen retomada del portal PruebadeMéxico.com.mx
Por: Hazel Zamora Mendieta
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 26/07/2017

En la capital del país, seis delegaciones acumulan 66 por ciento del total de las defunciones de mujeres que desarrollaron sida, en su mayoría son mujeres pobres, desempleadas y con estudios de primaria únicamente.
 
El estudio “Causas de mortalidad en personas con Sida en la Ciudad de México” publicado en 2016 y elaborado por la Clínica Especializada Condesa, reveló que de 2012 a 2014, fallecieron en la capital, un total de 244 mujeres por el Síndrome de Inmunodeficiencia Humana (Sida), la mayoría en las delegaciones Iztapalapa, Coyoacán, Azcapotzalco y Cuauhtémoc.
 
El diagnóstico destacó que las mujeres murieron por alguna enfermedad derivada del VIH/Sida, fueron diagnosticadas de manera tardía y presentaban niveles socioeconómicos más bajos que los hombres que fallecieron por la misma razón. Un 50 por ciento sólo había cursado la primaria, 70 por ciento no tenía empleo, y en promedio eran mujeres en edad adulta entre 43 a 68 años de edad.
 
El estudio señaló que en el caso de los hombres, 80 por ciento tenía un empleo y hasta un 72 por ciento contaba con estudios de preparatoria o universidad.
 
A partir de datos recopilados del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) para este estudio, las delegaciones en las que residían las mujeres con VIH/Sida que fallecieron en ese periodo pertenecía a la delegación Iztapalapa (42 mujeres) es decir este lugar concentró un 17 por ciento del total de los fallecimientos.
 
El panorama no es menor en el resto de la ciudad, como puntos rojos también destaca la delegación Azcapotzalco con 32 casos, seguida de Coyoacán con 24, Cuauhtémoc 22, Álvaro Obregón registró 21 y la delegación Tlalpan 20.
 
En total estas seis delegaciones acumulan 66 por ciento del total de las defunciones de mujeres que desarrollaron sida, aunque los casos también persistieron en sectores como en Miguel Hidalgo (18), Venustiano Carranza (16) e Iztacalco (13).
 
De acuerdo con el estudio de la clínica especializada en VIH de la capital, la causa que representó un 50 por ciento de las defunciones de mujeres con VIH/Sida fue el deterioro del hígado, después destacan las infecciones respiratorias e infecciones de bacterias.
 
VIH EN MUJERES CONSTANTE EN 2016
 
En tanto, los casos de contagio de VIH en mujeres se mantienen en la capital, tan sólo en 2016 la Clínica Especializada Condesa realizó 9 mil 798 pruebas para detectar VIH. De éstas, tres por ciento resultó con un diagnóstico positivo (246 mujeres). De ellas, tres por ciento tenía una pareja VIH positiva.
 
El informe también detalló que los servicios de salud públicos en la Ciudad de México lograron reducir hasta un 30 por ciento el diagnóstico tardío de VIH, lo que convierte a la capital en la entidad donde más temprano se diagnostica la infección en todo el país.
 
Durante 2016 en su programa institucional de prevención de la transmisión de VIH por vía perinatal, se diagnosticó un caso de este tipo y se dio tratamiento a 36 mujeres embarazadas seropositivas que tenían un diagnóstico previo.
 
La persistencia de estos casos hizo que este año la clínica integrara el Comité de Prevención de la Transmisión Perinatal de VIH en la Ciudad de México.
 
Cabe recordar que en México existe la Norma Oficial Mexicana NOM-010-SSA2-2010 para la prevención y control de la infección por el Virus de Inmunodeficiencia Humana, donde en su apartado 5.6.5 obliga al Estado a proveer información de prevención de la transmisión perinatal a mujeres con VIH, y en caso de desear el embarazo, dar un seguimiento y tratamiento oportuno.
 
17/HZM








NACIONAL
SALUD
   En nueve años, tres casos de VIH por violación en CDMX
   
Primordiales primeras 72 horas para atención a víctimas de violación
Especial
Por: Hazel Zamora Mendieta y Montserrat Antúnez Estrada
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 18/07/2017

Es de suma importancia que las víctimas de violación reciban en las primeras 72 horas los antirretrovirales y el anticonceptivo de emergencia, pues después de este tiempo aumenta el riesgo de contraer el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), otras infecciones de trasmisión sexual (ITS) y presentar un embarazo. 
 
En 2016 en la Ciudad de México, 871 mujeres víctimas de violación recibieron un tratamiento profiláctico (suministro de medicamentos antirretrovirales para evitar VIH o alguna ITS), de tal forma que desde 2009 hasta la fecha, únicamente tres mujeres adquirieron VIH como consecuencia de una violación, según el informe de la Clínica Especializada Condesa.
 
Y no sólo es la importancia de que reciban a tiempo este tratamiento como lo obliga la Norma Oficial Mexicana 046 sobre violencia familiar, sexual y contra las mujeres; el seguimiento médico de la víctima es fundamental, pues es hasta la cuarta semana después de que ocurrió la violación, en la que se puede detectar si contrajo VIH u otra ITS explicó la ginecóloga e integrante del “Programa de atención a víctimas de violencia sexual” de la Clínica Condesa, Teresita de Jesús Cabrera López.
 
ESCENCIAL SEGUIR EL TRATAMIENTO
 
En entrevista con Cimacnoticias, la doctora enfatizó que “es de suma importancia” que las víctimas de violación logren concretar el tratamiento médico que dura nueve meses. Y explicó el procedimiento:
 
Una vez que la víctima acude a la clínica en las primeras 72 horas, se le administra el paquete médico que contiene una pastilla anticonceptiva y tres antirretrovirales. Asimismo se le realiza la prueba de sangre ELISA para detectar el VIH, el resultado se tiene en media hora y sólo sirve para constatar que antes de la violación, la víctima “no tenía la infección, pero no habla de un contagio”, indicó.
 
El VIH no es la única infección que puede contraer una víctima de violación, manifestó Cabrera López, existen otras más comunes como la sífilis e infecciones bacterianas, que también atiende la clínica.
 
También, agregó, hay casos de hepatitis B y C, pero estos se canalizan a hospitales que tengan estas especialidades, únicamente si se presenta la combinación hepatitis C y VIH son remitidas a la segunda unidad de la clínica que se ubica en Iztapalapa.
 
Por ello- continuó la especialista- el chequeo se realiza cada tres meses. “Para saber si tiene VIH se tiene que dejar pasar de 4 semanas a 6 meses”, señaló. Las mismas pruebas se vuelven a repetir en cada consulta, si da positivo a alguna infección se ingresa inmediatamente al programa de la clínica, y en caso de un embarazo se remite a las clínicas de interrupción legal de la Ciudad de México.
 
En caso de que la víctima se presente después de las 72 horas, se les da un tratamiento de antibióticos y vigilancia para rectificar que no adquirieron alguna infección. “Atender a las víctimas de violencia sexual es una ventana de oportunidad para mejorarles la vida porque a futuro puede tener consecuencias” dijo la especialista, quien agregó, que debido a los efectos secundarios de los antirretrovirales, muchas mujeres desisten de continuar con el tratamiento. 
 

17/HZM








NACIONAL
VIOLENCIA
   Frialdad, falta de insumos, ausencia de personal…
Agencias Especializada en Delitos Sexuales: el quebranto de las víctimas
CIMACFoto: César Martínez López
Por: Hazel Zamora Mendieta y Montserrat Antúnez Estrada
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 07/06/2017

“¡Corruptos, pinches corruptos!”, “Les vale lo que nos pase!”, gritan unas 20 mujeres, jóvenes de 16 años, hasta 40, aproximadamente, en la puerta del edificio de la Procuraduría General de Justicia de la ciudad (PGJDF), el llamado “bunker”, ubicado en la calle Gabriel Hernández, en la Colonia Doctores.
 
“Lo dejaron libre”, nos dice una de ellas, con la voz entrecortada, entre indignada y triste, y se suma a los reclamos que hace el grupo a quienes no las pueden oír: el personal de la Agencia Especializada en Delitos Sexuales número 6, a donde siete de ellas acudieron a denunciar a un mismo violador, apenas media hora antes de su protesta porque lo liberaron, mientras la tarde cae en la ciudad.  
 
Con los papeles arrugados entre las manos, otra de ellas nos explica que el agresor fue detenido la madrugada de ese día con un arma de fuego, pero la Procuraduría lo dejó ir. Les dijeron que “como los hechos no ocurrieron recientemente, no pudieron comprobarse”.
 
No valió que dijeran al Ministerio Público de la agencia que son al menos 15 mujeres violadas sexualmente por el mismo individuo.
 
La Agencia 6 a la que acudieron sin éxito las mujeres es una de las seis que funcionan en la Ciudad de México como Especializadas en Delitos Sexuales, dos de ellas en la delegación Cuauhtémoc. Esta se ubica en el primer piso del edificio principal de la PGJDF.
 
“SEXUALES”
 
En medio de ir y venir de gente, entre abogados, víctimas, familiares, se llega a la Agencia, si se sigue el letrero en una hoja de papel pegado en la pared con la palabra “Sexuales” y una flecha que indica caminar al fondo del pasillo.
 
Luego de recorrer 14 pasillos de paredes blancas y cubículos como laberintos, separados por vidrios, se llega a la Sala de Espera en donde un olor fétido, a coladera, recibe a las víctimas y a sus acompañantes. Ahí tres mujeres, dos de ellas acompañadas cada una por dos niñas, esperan que las atiendan.
 
DERECHOS Y REALIDADES
 
Una mujer, perito en psicología nos explica técnicamente, con sequedad, los servicios que da la Agencia Especializada en Delitos Sexuales:  Primero, indica, a las víctimas se les informa los derechos que tienen al acudir a la Agencia, después pasan a un módulo para recabar su declaración, en el proceso está presente una psicóloga, pues tiene que recabar información sobre las secuelas que pueda tener la persona, nos dice.
 
En caso de que las mujeres acudan acompañadas de menores de edad, o bien, estos sean las víctimas de algún delito sexual  -sigue la psicóloga su explicación, el cuerpo tenso, casi inmóvil- las agencias cuentan con “áreas lúdicas” para brindarles condiciones confortables, detalla el personal…
 
Son las 17:00 horas, cinco niñas, de entre 4 y 7 años de edad esperan con sus familiares, porque el área lúdica ya no está disponible “las psicólogas ya salieron”, les dijeron.
 
Arriba un monitor despliega una lista con el estatus de las personas que fueron denunciados por algún delito sexual, en ella solo se lee abuso sexual y la violación. De la lista que se muestra, con excepción de un agresor que fue remitido a un reclusorio, los demás están en libertad.
 
Vemos llegar a dos mujeres con dos niñas, como de siete años de edad. Nos cuentan que van a denunciar una agresión contra una de las niñas y la otra, su amiga, va como testigo. Lo mismo que a nosotras les explicaron en el módulo, nunca en privado, sino enfrente de la demás gente que espera algún trámite en el lugar. 
 
Se sientan en una hilera de sillas negras, “la sala de espera”, ubicada frente a la Agencia Especializada en Trata de Personas. “Me dieron estas hojas, me dijeron que las leyera y ellos me llamaban”, explica desconcertada y en lágrimas la madre de la niña agredida. Las hojas son los derechos que tienen como víctimas y los derechos de la infancia, pero pasa una hora y en medio del ajetreo en la entrada y salida de funcionarios del módulo, nadie las atiende.
 
LAS PRUEBAS, DEPENDEN DE “LA SUERTE”
 
El chequeo médico es el siguiente procedimiento para la víctima que va a denunciar. “Es únicamente para tener pruebas que se integran en la investigación”, explica la psicóloga. Este proceso, afirma, no es rápido, la víctima tiene que estar todo el día ahí. “La declaración la puede tardar de una hora a cinco, cada una va a su ritmo”. Incómoda con nuestra presencia, decide que ha dicho suficiente y se va. 
 
En la sala de espera está el padre de Yakiri Rubí Rubio, quien fue víctima de violación sexual e intento de asesinato en 2013, por lo que ella en defensa propia hirió a una de sus agresores. La acusaron de asesinato y la retuvieron hasta marzo de 2014 en prisión, finalmente la absolvieron del delito.
 
Ahora José Luis Rubio acompaña a mujeres que sufrieron algún delito sexual, lleva ahí desde las 10 de mañana. Acompaña a una adolescente, que vivió una violación el fin de semana. Ella sigue adentro. No sabe cómo está, pero asegura “que las agencias tienen dos caras”, depende de la “suerte”, nos explica, es lo que ves, “a veces te atienden bien en otras te va horrible como a nosotros”.
 
Llevamos más de una hora en el lugar. Las 20 mujeres siguen afuera desesperadas gritando. La madre sigue ahí, esperando con las niñas. Todas, sin respuesta.
 
EN MEDIO DE BARES: UNA AGENCIA
 
Llegamos de noche a la calle de Amberes, rumbo a la Agencia Especializada en Delitos Sexuales número 1, de la Delegación Cuauhtémoc. Casi no hay luminarias y la única luz es la que se desprende de las decenas de bares que inundan la avenida.  Desoímos las insistentes invitaciones para entrar a un bar, los grupos de personas que esperan entrar a los bares a divertirse.
 
Está agencia luce cálida, el mobiliario es nuevo, está iluminada. Una mujer pregunta qué necesitamos. Nos pasa a su a oficina, se presenta como asesora jurídica. De inmediato saca un folleto que dice “Violada.”, con la imagen de una mujer que cubre su rostro como si estuviera rezando.
 
Este folleto, que parece fue impreso hace tiempo, explica lo que hace una agencia. La asesora nos da más detalles de los que nos dieron en las Agencia 6.
 
El personal en su mayoría son mujeres, a excepción de los agentes ministeriales y los policías. Todas, están capacitadas especialmente para atender a víctimas de delitos sexuales. Insiste, la asesora, la “humanidad”, las caracteriza.
 
Sin embargo, nos revela que no cuentan con anticonceptivos de emergencia o retrovirales, ya que tiene que llamar al personal de salud de la Clínica Especializada Condesa para que acudan a entregarlos. Y para realizar estudios que detecten infecciones de transmisión sexual, se canaliza a las víctimas a la misma clínica.
 
En caso de que quieran atención psicológica, al Centro de Terapia de Apoyo a Víctimas de Delitos Sexuales, ubicado en la colonia Del Valle. Pero “nada, asevera, es obligatorio, depende de cada persona”.
 
La asesora asegura que hay psicólogas y personal médico las 24 horas, porque “a toda hora hay denuncias”. Pero, minutos después una mujer, que acompaña a unas víctimas, le pregunta:
 
- ¿Dónde está el psicólogo?
- No está, hoy no vino... pero sí tenemos, se justifica.
 
17/HZM/MMAE
 








Subscribe to RSS - Clínica Especializada Condesa