INTERNACIONAL
VIOLENCIA
   Exigen legislar feminicidio
Españolas vs la violencia machista: 14 días en huelga de hambre
Imagen retomada del portal de AmecoPress.
Por: Gloria López
Cimacnoticias/AmecoPress | Madrid, Esp .- 23/02/2017 “De mayor quiero estar viva”, dice la camiseta de una de las cinco mujeres que lleva 14 días en c en la Puerta del Sol de Madrid contra la violencia de género. Ayer, a su protesta se unieron centenares de personas, en un día en el que se confirmaban dos nuevas asesinadas a manos de sus parejas o ex parejas y mientras la ministra respondía en el Congreso con generalidades a una pregunta oral en el Pleno sobre el descenso presupuestario en esta materia.
 
El pasado 8 de febrero, ocho mujeres de la Asociación Ve la luz se instalaron en la puerta del Sol y comenzaron una huelga de hambre para protestar contra la violencia machista. Tres de ellas se han visto obligadas a abandonar por motivos personales. Una de esas 5 activistas se encuentra hospitalizada por problemas pulmonares.
 
Ayer, las estadísticas del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad confirmaban que los asesinatos de mujeres a manos de sus parejas o exparejas se incrementaban de 11 a 15. Este miércoles se conocía el asesinato de una mujer en la localidad barcelonesa de Santa Perpètua de Mogoda y el de otra en Villanueva del Fresno (Badajoz), apuñalada el pasado domingo por su marido.
 
Unos minutos después de las 20:00 horas, un enorme círculo de personas rodeaba la carpa azul, en el centro de la plaza. En el centro del círculo varios carteles recuerdan los nombres de las asesinadas junto a decenas de zapatos tintados de rojo, una iniciativa que llegó hace un par de años a las ciudades españolas impulsada en Ciudad Juárez y que ha sido replicada en todo el mundo.
 
Las asistentes se han sentado para escuchar las proclamas feministas lanzadas por varias mujeres en apoyo a las huelguistas. “Nos hemos cansado de minutos de silencio, queremos mostrarles nuestra rabia y nuestra indignación porque el Gobierno no está reaccionando, se caracteriza por la inacción”.
 
Las ocho mujeres en huelga de hambre (Gloria, Martina, Patricia, Marian, Susana, Sara, Sonia y Celia), enviaron a los principales partidos políticos un manifiesto, que recoge veinticinco medidas efectivas para mejorar la protección de los derechos de estas mujeres y sus hijas e hijos en un pacto de Estado.
 
Entre ellas, se destaca impulsar una Ley Integral de violencia machista, en la que se contemple la figura de "feminicidio" y el reconocimiento de las victimas afectadas por violencia de género, para que se les presten las mismas ayudas que las establecidas para las víctimas del terrorismo. Además, se deben de incluir "especialidades" dedicadas al maltrato de las parejas y ex parejas pero también otras sobre la trata y la explotación sexual de las mujeres.
 
Ese pacto de Estado es el objetivo de la subcomisión de violencia de género promovida en el Congreso y que está recibiendo los aportes de expertas y organizaciones. “En ella deberían tener representación las propias víctimas de violencia de género”, sostiene la portavoz de la presidenta de la Asociación Ve la luz.
 
La Plataforma 7N apoyará a estas mujeres este viernes, tras el acto que celebrará en el Congreso, bajo el título “Compromisos Políticos e Institucionales Contra la Violencia hacia las MUJERES”. El objetivo es iniciar una campaña, a lo largo del primer semestre de 2017, de sensibilización e incidencia de la Plataforma 7N y el conjunto del Movimiento Feminista en el Pacto de Estado a desarrollar por la Subcomisión de Violencia de Género creada en el Congreso de los Diputados y por el Gobierno.
 
17/GL/GG 







NACIONAL
   Patricia Mercado
En la CDMX, feminicidio sucede en casa, no por crimen organizado
CIMACFoto: César Martínez López
Por: Anayeli García Martínez
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 23/02/2017 La secretaria de Gobierno de la Ciudad de México, Patricia Mercado, dijo que en la capital del país el feminicidio es un fenómeno que ocurre al interior de los hogares y no en las calles, ni como producto del crimen organizado.
 
Después de participar en el Foro Global Ciudades y Espacios Públicos Seguros para Mujeres y Niñas, que se realiza del 22 al 24 de febrero en esta capital, la funcionaria comentó que en el país pueden subir las cifras de asesinatos de mujeres, pero no en la Ciudad de México. 
 
De acuerdo con el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF) de 2015 a 2016 la Procuraduría General de Justicia (PGJ) de la capital ha registrado 195 asesinatos de mujeres, pero de acuerdo con el Instituto de las Mujeres local (Inmujeres CDMX) en 2016 hubo 40 casos de feminicidio.
 
Sobre este tema, Patricia Mercado destacó que la capital es la entidad con menos mujeres asesinadas en toda la República y aseguró que el Gobierno capitalino está atendiendo el tema e incluso “ha encontrado a algunos de los culpables” de estos crímenes.
 
A decir de la Secretaria de Gobierno, estos delitos en la capital del país son un fenómeno que se da al interior de los hogares, es decir, se trata de “políticas estructurales y culturales”, pero aclaró que lo importante es que la Ciudad está atacando el feminicidio.
 
“Puede haber cifras aumentadas en el país pero en la Ciudad seguimos siendo uno de los estados, de las ciudades, con menos asesinatos de mujeres en el país”, dijo.
 
Participantes de diferentes países acudieron al Foro Global: Ciudades y Espacios Públicos Seguros para Mujeres y Niñas. CIMACFoto: César Martínez López.


SILBATOS SÍ FUNCIONAN
 
Sobre el acoso sexual en el transporte público y la Estrategia 30-100 contra la violencia hacia las Mujeres en el Transporte y Espacios Públicos, que se implementó desde el 25 de abril de 2016, Mercado destacó que ha funcionado la política de entregar silbatos a las usuarias para prevenir agresiones sexuales.
 
El Inmujeres CDMX y el Sistema de Transporte Colectivo Metro, dijo la funcionaria, están en comunicación con las usuarias a través de correo electrónico para revisar cómo ha funcionado la entrega del silbato, principalmente en el Metro.
 
De acuerdo con el informe, a 100 días de implementar la Estrategia, hasta agosto pasado se entregaron 39 mil 313 silbatos en diferentes dependencias del Gobierno y además tras los operativos se detuvieron a 158 personas acusadas de abuso sexual y 20 de acoso sexual, la mayoría en el Metro.
 
La funcionaria dijo que el Gobierno capitalino ya difunde unos videos con testimonios de mujeres que muestran su experiencia. Son mujeres que agradecen el silbato y han señalado que tenerlo les da seguridad a la hora de subir al transporte público. “No queremos que lo usen, sino que se sientan más seguras”, dijo sobre esta política pública.
 
17/AGM/GGQ







NACIONAL
VIOLENCIA
   Buscarán juicio por feminicidio
Confirman identidad de Rosa María, asesinada por ex militar en SLP
CIMACFoto: César Martínez López
Por: Hazel Zamora Mendieta
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 21/02/2017 A partir del análisis de siete huesos localizados en 2014 en Cañaveral de Puntilla, San Luis Potosí, se logró confirmar la identidad de Rosa María Sánchez González, una niña de 15 años de edad asesinada en 2010 por el ex militar Filiberto Hernández Martínez, actualmente preso, pero sin sentencia por este homicidio, ni por otros cuatro que cometió.  
 
La identificación permitirá que el ex militar sea juzgado por matar a Rosa María, ya que solo está siendo procesado por los asesinatos de Itzel Romaní Castillo, Dulce Ximena Reyes y Eliehoenai Chávez Rivera, y se encuentra recluido desde 2014 en un penal de máxima seguridad en Gómez Palacio, Durango, señaló en entrevista con Cimacnoticias la abogada Karla Micheel Salas Ramírez, del Grupo de Acción por los Derechos Humanos y Justicia Social (Gadh).
 
Rosa María Sánchez fue reportada como desaparecida el 29 de octubre de 2010 en Tamuín, San Luis Potosí, y sus restos encontrados hasta julio de 2014 en Cañaveral de Puntilla, luego de que Filiberto Hernández fue detenido por portar un arma de uso exclusivo del ejército y confesó haber asesinado a cuatro menores de edad y una mujer de 32 años, a quienes dijo haber enterrado.  
 
FEMINICIDIO
 
El feminicidio de Rosa María Sánchez se está investigando como un “homicidio agravado”, por lo que la abogada explicó que interpusieron un amparo ante el juzgado de Ciudad Valles, San Luís Potosí, que maneja los casos, para que se incorpore la perspectiva de género en el proceso de investigación.
 
Este recurso permite que “el juez pueda abrir una etapa especial donde se permita presentar todas esas pruebas con perspectiva de género” ya que “se tienen que corregir las deficiencias que contiene la investigación hecha por el Ministerio Público”, reportó la abogada.
 
Forenses independientes del estado de Michoacán, propuestos por Gadh, se encargarán de continuar con la búsqueda, en las próximas semanas, de los restos de Rosa María.
 
Por lo pronto, dice la abogada, los resultados entregados por la Procuraduría General de Justicia (PGJ) de San Luis Potosí, “permiten a la familia cerrar un ciclo”.  
 
SIN SENTENCIA
 
El agresor aún no cuenta con sentencia por ninguno de los casos, debido a que falta el dictamen pericial en materia de tortura bajo el “Protocolo de Estambul”, ya que denunció ser víctima de tortura por parte de los policías, durante su detención.
 
Ante la situación, la abogada Salas agregó que presentaron una serie de propuestas ante la PGJ para acelerar el proceso, y en esta  se “comprometieron a colaborar con la representación de las víctimas”.
 
“Queremos lograr una sentencia condenatoria en contra del sujeto, no ejemplar en el número de años, si no en términos de la calidad de la sentencia, donde efectivamente se haga justicia a las víctimas”, concluyó Karla Micheel Salas.  
 
En tanto, el caso de Adriana Martínez Campuzano, violada y asesinada por el feminicida en 2011, continúa en investigación, ya que sus familiares ganaron en enero de 2017 un amparo para investigar de nuevo el caso, después de que el juzgado lo exoneró del asesinato, “por falta de pruebas”.

17/HZM/GG
 







NACIONAL
VIOLENCIA
   A 16 años del caso de Lilia Alejandra
Corral, obligado a hacer justicia en casos de feminicidio, como prometió
CIMACFoto: César Martínez López
Por: Hazel Zamora Mendieta
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 20/02/2017 En un acto político en memoria de Lilia Alejandra García Andrade, víctima de feminicidio en Ciudad Juárez, su madre Norma Andrade hizo hoy un llamado al gobierno de Chihuahua para convertir en prioridad de su agenda el acceso a la justicia de las mujeres asesinadas en la entidad.
 
Frente a la Oficina de Representación del Gobierno de Chihuahua, la activista Norma Andrade exigió al actual mandatario de la entidad, Javier Corral Jurado --a un día de que se cumplan 16 años de que el cuerpo de Lilia fue encontrado en un baldío con signos de violencia sexual--, que se comprometa a esclarecer no sólo el caso de Alejandra, sino de “las cientos de mujeres y niñas asesinadas en el estados, cuyos casos se mantienen en la impunidad”. En el caso de Lilia, recordó, hay un perfil genético pero no han identificado al agresor. 
 
ANTE LA CIDH
 
Actualmente el caso de Lilia se encuentra en su etapa final de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) recordó en entrevista con Cimacnoticias Karla Micheel Salas, cinco años después de que este organismo, perteneciente al Sistema Interamericano, lo admitió para revisión.
 
Sin embargo, hoy la familia aún espera que el Estado mexicano responda y dé su versión, para que la CIDH determine “quién tiene la razón, si el Estado mexicano o las víctimas”. Esperan también  que una vez que se dé la determinación, el caso sea elevado a la  Corte Interamericana de Derechos Humanos (CoIDH), dijo la abogada.
 
De pasar a la CoIDH, sería el segundo caso ante esa instancia, ya que en el primero, conocido como Campo Algodonero, se emitió una sentencia condenatoria contra el Estado mexicano por el feminicidio de tres jóvenes.
 
PROMESAS Y NINGUNA SANCIÓN
 
La fundadora de Nuestras Hijas de Regreso a Casa destacó que el gobierno de Corral se comprometió en campaña a combatir las redes de corrupción e impunidad, a examinar los cuerpos policiacos que tenían diversas complicidades criminales y a atender las denuncias de la sociedad civil; “políticamente asumió un compromiso con los familiares de víctimas de feminicidio y mujeres desaparecidas”, declaró Andrade.
 
Retrato de Lilia Alejandra hija de Norma Andrade. CIMACFoto: César Martínez López.


Sin embargo, el abogado del Grupo de Acción por los Derechos Humanos y Justicia Social AC, David Peña, dijo que “ese tema no se encuentra entre las prioridades del gobierno de Chihuahua.”
 
La abogada especializada en casos de feminicidio, Karla Micheel Salas, agregó que debe ser obligación del actual mandatario de Chihuahua sancionar a los servidores públicos relacionados con los casos o que obstruyeron el acceso a las justicia. “Podemos decir, a 20 años de que se han registrado los feminicidios, que ni un sólo servidor público ha sido sancionado, inclusive algunos continúan trabajando”, declaró Salas.
 
La abogada dijo que el feminicidio de Alejandra es ejemplo de esta impunidad y negligencia: aunque ya se cuenta con un perfil genético del asesino y que también está relacionado a otros cuatro casos de feminicidio de niñas de 13, 14 y 16 años de edad, el caso sigue en sin resolverse y el responsable podría seguir operando en Ciudad Juárez.
 
A 16 años del feminicidio de Lilia Alejandra García Andrade, Norma Andrade, madre de Lilia, y sociedad civil realizaron un acto político cultural para exigir justicia al gobierno de Chihuahua
 
17/HZM/GG
 







ESTADOS
VIOLENCIA
   Hay AVG, pero no avances
Mexfem, esfuerzo de familias y activistas en contra del feminicidio
CIMACFoto:César Martínez López
Por: Hazel Zamora Mendieta
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 17/02/2017 En el Estado de México, ante el vacío institucional y la inoperancia del sistema jurídico y del Estado de derecho, que lo convirtieron en la entidad más peligrosa para las mujeres, familiares de víctimas de feminicidio y organizaciones civiles crearon el primer Observatorio Ciudadano en contra de la Violencia de Género, Desaparición y Feminicidio en el Estado de México (Mexfem).
 
Fundado el 28 de enero de 2016, Mexfem es el primer esfuerzo de ese tipo en la entidad, donde entre 2005 y 2010 fueron asesinadas 922 mujeres, de acuerdo con cifras oficiales, un problema que rebasa incluso lo sucedido en los años 90 en Ciudad Juárez.
 
Mexfem nació de la experiencia de las familias que han vivido un feminicidio -la pérdida de una hermana, hija, de una amiga, vecina o conocida- y que no encontraron el apoyo en las instituciones del Gobierno estatal o un lugar a dónde acudir.
 
“Al ver a estas familias, que no se cansan de exigir justicia, que tienen que recurrir a otros espacio e instancias que los apoyen, nos juntamos muchas mujeres feministas, entre ellas familiares de víctimas de feminicidio”, relató la coordinadora institucional del Observatorio, Yuritzi Hernández, en entrevista con Cimacnoticias.
 
Como parte de su primer aniversario, el Mexfem presentó su primer informe preliminar: En 2016, registró los siguientes casos de feminicidio; Ecatepec 39 casos, Naucalpan 17, Chilmahuacán 15 casos, Chalco 13 casos, Nezahualcóyotl con 12 casos y Tultitlán con 11. En los municipios de Nicolás Romero y Tlalnepantla se contabilizaron nueve casos y siete en Cuatitlán Izcalli.
 
Además, brindaron atención a 200 mujeres quienes han parecido algún tipo de violencia, como la física y sexual (130 casos). “No creí que fueran tantas mujeres, pero 200 atenciones en un año de todas las formas de violencia, se me hace terrible y es increíble que no exista nadie que las quiera auxiliar”, señaló Yuritzi Hernández.

Mexfem también aportó 50 apoyos jurídicos mediante el acompañamiento de la víctima al Ministerio Público (MP), y está hoy acompañando 13 casos de desaparición forzada.
 
“HACER ALGO, QUE NO SE REPITA”
 
La vida de Viviana Muciño, hoy integrante de Mexfem, dio un cambio radical en 2004, cuando su hermana Nadia Muciño Márquez fue asesinada por su pareja en Cuautitlán Izcalli, su caso es un ejemplo emblemático de la corrupción que persiste en la entidad.
 
Viviana conoce perfectamente el camino de obstáculos e impunidad que enfrentan las familias, trece años de lucha le han dado la experiencia, por ello decidió que se necesitaba hacer algo, para que su caso no volviera a ocurrir en otro hogar. “Teníamos esa inquietud de hacer algo en el Estado de México porque no se les estaba dando  seguimiento a los casos y persistía la impunidad”, contó Muciño.
 
Muciño dejó su pasión por la gastronomía y se dedicó a cuidar a los hijos de su hermana. Ahora es una de las integrantes de Mexfem, en donde coordina el área de Atención a Víctimas. Desde ahí sigue la lucha por su hermana y piensa en especializarse para ser perito.
 
El Observatorio lo conforma un grupo interdisciplinario de 10 personas, en el que hay familiares de víctimas, feministas, personas defensoras de los Derechos Humanos (DH) y profesionales de las ciencias sociales con experiencia en defensoría, acompañamiento jurídico, prevención e intervención psicosocial de la violencia de género. Todas y todos vinculados con historias que condujeron al camino del activismo y la defensa de los derechos de las mujeres.
 
¿POR QUÉ UN OBSERVATORIO?
 
Antes del Mexfem, en el Estado de México sólo había organizaciones dispersas que buscaban erradicar la violencia de género, pero que no lograban constituirse como un movimiento, explicó Viviana Muciño a Cimacnoticias. Era el Observatorio Nacional de Feminicidio el que llevaba los registros de casos en la entidad mexiquense, pero era necesario que en el estado hubiera organización, denuncias, que se visibilizara la violencia que ocurre a diario.
 
Por eso, consideró Yuritzi Hernández, “más que una organización, era necesario plantear un observatorio”  para atender e incidir de manera real en el problema, debido al contexto de la entidad que se configura “con 125 municipios, zona conurbada con Toluca y Distrito Federal”.
 
Las integrantes de la organización se conocieron en el proceso de solicitud y aceptación de la Alerta de Violencia de Género (AVG) en el Edomex, proceso que inició en 2010. En ese año, el Sistema Nacional para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (SNAPASEVM) negó la alerta.   
 
Tras años de presión social, en 2015, el gobernador Eruviel Ávila Villegas hizo finalmente la declaratoria de AVG. Decidimos entonces, contó Viviana, que era el momento de hacer un Observatorio. Sin embargo, notamos “que a pesar de una alerta de género, siguen pasando las mismas cosas, siguen actuando bajo la impunidad, no hay avances.”
 
Por eso, cuando recorremos el estado, “nos dicen que somos la luz en medio del camino”, relató Yuritzi, pues aunque diferentes, con contrastes, todos los municipios tienen en común la violencia contra las mujeres, 
 
NO HABÍA REGISTRO
 
Cuando Ciudad Juárez se convirtió en referencia de la violencia feminicida, en el Estado de México esa violencia dejaba 10 veces más mujeres asesinada, pero nadie documentaba esos crímenes, señala la investigación periodística de Humberto Padgett, “Las muertas del Estado”. 
 
En el año 2000, la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos (CMDPDH) elaboró el informe “Violencia contra las mujeres en el Estado de México”, con el que inició el registro sistemático de la violencia de género en la entidad.
 
Casi a la par, un documento elaborado por la Cámara de Diputados logró establecer un precedente importante en el posicionamiento social de esa problemática: “Violencia Feminicida en 10 Entidades de la República Mexicana”. Ahí se asienta que en el período 2000 a 2003, mil 288 mujeres fueron asesinadas en Edomex, siendo la entidad con la mayor cifra a nivel nacional.
 
El OCNF comenzó a contabilizar a partir de 2007 los casos de feminicidio: durante ese año hasta 2009 documentó 542 asesinatos de niñas y mujeres mexiquenses.
 
En los siguientes años las cifras presentadas por las organizaciones civiles contrastan con las oficiales. Es así, señalan las y los activistas, porque desde el gobierno se intenta minimizar la situación. 
 
El Mexfem reportó en 2015, 79 casos de feminicidio, para el año siguiente, 2016, la cifra aumentó: 269 casos de feminicidio registrados. Y la cuenta de ese delito continúa: el día que presentó su informe preliminar, a finales de enero de 2017, el Observatorio contaba ya 17 casos.
 
17/HZM/GGQ







NACIONAL
VIOLENCIA
   Norma Andrade
“Quiero evitar la muerte de las jóvenes, el dolor de otra familia, de otros niños”
CIMACFoto: César Martínez López
Por: Hazel Zamora Mendieta
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 14/02/2017 Antes de ser activista, Norma Andrade era docente, vivía en una “burbuja de color de rosa” y no sabía que los casos  feminicidio aumentaban en Ciudad Juárez, Chihuahua, desde 1993. Hasta que llegó el año 2001, cuando asesinaron a su hija Lilia Alejandra García Andrade.
 
Han pasado 16 años desde que Alejandra desapareció, un 14 de febrero de 2001. Al día siguiente, su madre interpuso una denuncia. Seis días después, el cuerpo de Lilia fue encontrado en un lote baldío con signos de violencia sexual. Hoy, su caso sigue impune.  
 
Norma Andrade es hoy una de las madres que se han convertido en activista e investigadora, un ejemplo de lucha. La llaman activista desde 2012 y, para mí, explica en entrevista con Cimacnoticias, “es nuestro derecho saber lo que sucedió”. Y no habla solo del caso de su hija, porque Norma se unió a un movimiento donde habla por las cientos de mujeres que fueron asesinadas y desaparecidas en Juárez.
 
DE LA DOCENCIA AL ACTIVISMO
 
Después del feminicidio de Alejandra, se volvió una obsesión para Norma leer y ver las noticias todos los días, quizá para encontrar respuestas del asesinato y se “dio cuenta que había otras mujeres asesinadas y desaparecidas”. Notó que en Ciudad Juárez “algo estaba pasando”.
 
Los años 2001 y 2002 marcan la división que tuvo su vida, en el antes y el después del asesinato de su hija; y en el antes como docente y en el después como  activista y defensora de Derechos Humanos (DH). Durante 2001 fue mi exigencia como mamá ante las autoridades, dice. “Exigía justicia yo sola, iba a la Fiscalía, hablando en singular, en la situación personal de Alejandra, creyendo toda las mentiras que nos decían las autoridades”.
 
“Pero en el 2002, después de lo de Campo Algodonero, abro los ojos, las mismas organizaciones me hacen abrir los ojos, y conozco a otras mamás del caso y veo que somos muchas. Me doy cuenta de que lo que decían las autoridades eran mentiras, es cuando me integro y empiezo a exigir, ya no sólo como mamá de Alejandra, sino como compañera de otras igual que yo”, agregó Andrade.
 
MARISELA Y “NUESTRAS HIJAS”
 
En 2001, la maestra de Alejandra, Marisela Ortiz Rivera, consternada por el asesinato de su alumna y ante la injusticia en Ciudad Juárez, impulsó a Norma Andrade para crear juntas “Nuestras Hijas de Regreso a Casa”, agrupación que se volvió pionera en la documentación de casos de mujeres desaparecidas o asesinadas en Juárez.
 
Al igual que Norma, en 2011 Marisela Ortiz se vio obligada a optar por el exilio y abandonar Ciudad Juárez, para vivir en Estados Unidos, ante las reiteradas amenazas en su contra.
 
MADRE DE NUEVO
 
Tras el asesinato de Alejandra, Norma vivió otra tragedia: la muerte de su esposo, un año después. Durante el funeral, fue sacada por las autoridades para corroborar que era capaz de obtener a custodia de sus nietos. “Me convertí en madre de nuevo, recuerda Norma, pero ahora ya no era joven, sino una adulta con menos energía y con dolor inmenso que dejó el feminicidio de mi hija”.
 
Andrade se volvió la cabeza de su familia, dejó las clases de básquetbol que impartía por las tardes a sus alumnos y se dedicó   cuidar de su nieta y nieto de un año y cinco meses de edad, respectivamente.
 
Con el tiempo, le empezaron a preguntar por su madre, “¿cómo le explicas a un niño que su madre se fue y no va volver?”. Ahora son jóvenes tienen 17 y 16 años, ambos siguen el ejemplo de su abuela.
 
La mayor va terminar la preparatoria; dibuja, escribe poemas y cuentos que hablan del feminicidio. Durante la entrevista con Cimacnoticias, lee serena un pensamiento que le escribió a su madre:
 
 “Tú me viste nacer pero yo no te vi crecer, tal vez no estuviste conmigo cuando cumplí 16, tal vez no estuviste conmigo cuando cumplí 10,  pero en todo momento estuviste presente desde el cielo y lo lejano”.
 
El menor de sus nietos, por el contrario, es discreto, no habla del caso de su madre, pero cuando escucha una conversación donde se refieren de manera despectiva a los asesinatos de mujeres, argumenta contra ellos, “se les va encima”, dice Norma.
 
EL PELIGRO DE SER ACTIVISTA
 
Norma es implacable. Durante 16 años no sólo ha exigido justicia para su hija, sino para a todas las mujeres que fueron y son asesinadas en Ciudad Juárez.
 
Con su activismo ha pisado talones, ha molestado a aquellos funcionarios que no se atreven a mirar ni siquiera los expedientes de feminicidio ocurridos en su tierra natal. “En esta lucha, he gritado, he molestado. Tomé instituciones, me encadené a Los Pinos y le grité a Vicente Fox si le faltaban agallas”, recuerda.
 
Andrade es una mujer de carácter fuerte, tenaz, severa. Desde que trabajaba en la maquila, antes de ser maestra, era la primera en denunciar la garantía de sus derechos laborales, pero con el tiempo se ha vuelto o la “han vuelto” como relata, en una experta, “El carácter siempre lo he tenido, no así la ideología y la formación porque realmente, como dicen, me preguntaba ¿qué es un derecho humano?”.
 
La activista puso a temblar y a trabajar a las autoridades de Chihuahua. Cuando llegaba al Ministerio Público, todos advertían “ahí viene la maestra”. En mayo de 2012 la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) admitió para la revisión el caso de Lilia Alejandra García Andrade.
 
Pero cuando alguien se enfrenta a un sistema inoperable y corrupto, también pone su vida en riesgo: en 2012, Andrade tuvo dos intentos de asesinato en tan sólo dos meses.
 
En la primera ocasión, en Juárez, recibió cinco disparos de arma de fuego, en la segunda, en su exilio a la Ciudad de México, sufrió un atentado con arma blanca. En ambos sobrevivió.
 
Estos atentados se sumaron a las amenazas que recibieron Marisela Ortiz, Cipriana Jurado, Sara Salazar y Emilia González; así como a los asesinatos de las activistas Marisela Escobedo, Susana Chávez, Josefina Reyes, Luisa Ornelas y Malena Reyes. Todas ellas defensoras de DH en Ciudad Juárez.
 
Ahora Norma muestra sus cicatrices, ríe, dice que le quedaron “bonitas”, que es una “chica de 10” porque una bala está alojada a 10 grados de su corazón. Sin embargo, cuando habla de sus nietos, hay un nudo en su garganta, tiene miedo de que les ocurra algo. La hija mayor de Alejandra presenció los dos atentados, dice. Para ellos también ha sido un camino duro.
 
En 2008 la CIDH otorgó medidas cautelares para ella y las integrantes de Nuestras Hijas de Regreso a Casa, su hija María Luisa (Malú) García Andrade y Marisela Ortiz. En febrero de 2017, su hija Malú volvió a ser víctima de un intento de asesinato.
 
El trabajo de Andrade fue reconocido en el 2016 con el Premio Hermila Galindo. Por unanimidad, el jurado decidió que su trayectoria en busca de justicia merecía el galardón que cada año entrega la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal.
 
REPENSAR JUÁREZ
 
Han pasado 16 años y la única pista que existe para llegar al asesino de su hija es una prueba de ADN que se tiene desde 2010, hasta el momento no se ha podido identificar a quién pertenece.
 
“Hay días en los que no hay respuestas, parece que es una lucha sorda, las burlas que hacen las autoridades a nuestras personas lo hacen pesado. Claro, en este camino hay personas que te apoyan y te levantan. He tenido amigos muy solidarios, que cuando decaigo han respetado mis silencios y me han ayudado a volver a levantarme”, dice Norma.
 
Anhela regresar a Juárez, volver a la docencia, su pasión. Pero sabe que el tiempo ha pasado, reconoce que la inseguridad en su tierra sigue, que aún quedan años de lucha para lograr justicia para Alejandra y las demás víctimas.
 
“Sé que soñar es mucho, yo pienso que no debemos soñar, hay que vivir en realidades, pero algo que sí me gustaría evitar es la muerte de las jóvenes, es algo por lo que sigo en esto, quiero evitar el dolor de otra familia, de otros niños, porque muchas de ellas eran madres y yo creo que los más ausentes y afectados son ellos”.
 
Sabe que a sus nietos les queda un largo camino, “creo es lo que más me cuesta aceptar, dice. “Pienso que regresar es un sueño porque la realidad es difícil, regresar sería privarlos de sus oportunidades, el tiempo no se detuvo, todo ha seguido y ya no sólo es lo que yo pienso, están ellos”.
 
17/HZM/GGQ
 







ZONA DE REFLEXIÓN
DERECHOS HUMANOS
   ZONA DE REFLEXIÓN
Que no vuelva a ocurrir
Antonia Márquez, madre de Nadia Alejandra Muciño Márquez. CIMACFoto: César Martínez López
Por: Lucía Lagunes Huerta**
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 14/02/2017 Rafael* tenía 4 años cuando fue testigo del asesinato de su madre a manos de su padre y su tío. Ahora tiene 17 años,  quiere ser abogado para defender a las víctimas de feminicidio y no permitir que 13 años de impunidad pesen en más familias, como en la suya.
 
No hay año en que no recuerden el 12 de febrero, no sólo como la fecha del feminicidio de Nadia Alejandra Muciño Márquez, sino del inicio de la búsqueda de justicia por parte de María Antonia Márquez Hernández, su abuela y madre de Nadia y de Viridiana Muciño Márquez, su tía.
 
Pero este año es distinto, tiene una esperanza, la puerta abierta para que el caso de Nadia ingrese a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CoIDH) y se convierta en el primero que ingrese a ese organismo en el contexto de feminicidio del Estado de México, el segundo a nivel nacional, después de Campo Algodonero, en Chihuahua.
 
Conocí a Rafael el viernes pasado, en medio de una rueda de prensa en la conmemoración de los 13 años de búsqueda de justicia al feminicidio de Nadia, una joven de 24 años que tenía el sueño de ser maestra de preescolar, pero fue asesinada un 12 de febrero de 2004 por su esposo Bernardo López Gutiérrez y su cuñado Isidro.
 
Trece años que se traducen en los gobiernos de Arturo Montiel Rojas, Enrique Peña Nieto y Eruviel Ávila Villegas, tres gobernadores que pudieron haber hecho la diferencia y cambiar la historia de impunidad por la de justicia, la de feminicidio por prevención. No lo hicieron.
 
María Antonia Muciño no ha dejado de tocar puertas desde que encontró a su hija Nadia sin vida, después de escuchar de sus nietos el relato del feminicidio, calificado por las autoridades en primera instancia de suicidio.
 
El primer trecho ganado por María Antonia y Viridiana fue  reconfigurar el delito a homicidio doloso.
 
Nada detiene a María Antonia Muciño: saca energías de la esperanza de encontrar justicia para Nadia y para que nunca más otra mujer sea asesinada en el Estado de México o en cualquier parte de nuestro país. Por eso sonríe este viernes, por la esperanza del resultado en la Corte Interamericana.
 
Rafael es un joven delgado y alto, me recuerda a mi hijo mayor quien tiene su misma edad. Como buen adolescente frente a una adulta extraña, Rafael dice las palabras contadas, pero aun así averiguo que va a la preparatoria pública y que su deseo es estudiar leyes.
 
¿Y por qué quieres ser abogado? le pregunto, es la primera vez que me  mira a los ojos y responde firme “porque no quiero que otras familias pasen lo que la mía” y se despide.
 
Que no vuelva a ocurrir, repiten las víctimas del feminicidio, las madres, las hermanas, las hijas e hijos, esta es la constante exigencia, y sigue repitiéndose porque la impunidad impera y con ella no sólo la violación de derechos humanos sino se fomenta la repetición.
 
Tres gobernadores han visto pasar la familia Muciño y ninguno ha tomado en serio la vida y la libertad de las mujeres que viven y transitan por el Estado de México y mientras esto no ocurra la vida de las mujeres seguirá en riesgo.
 
*Nombre ficticio
 
**Periodista y feminista, Directora General de CIMAC
Twitter: @lagunes28
 
17/LLH/GGQ







INTERNACIONAL
VIOLENCIA
   Informe oficial da luz sobre feminicidio íntimo
311 alemanas asesinadas por parejas o ex parejas en 2015
CIMACFoto: César Martínez López
Por: Aleida Luján Pinelo*
Cimacnoticias | Barcelona, Esp .- 10/02/2017 El 22 de noviembre de 2016, la ministra federal alemana, Manuela Schwesig y el presidente de la Oficina Federal de Investigación Criminal, Holger Münch, presentaron el reporte de 2015 sobre Violencia en relaciones de pareja en Alemania. El informe se redactó a partir de los datos de víctimas y sospechosos contenidos en las estadísticas de criminalidad de la policía alemana bajo la categoría de: asesinato y homicidio, lesiones corporales, violación, asalto sexual, amenazas y acoso en el ámbito de la pareja.
 
Este informe es de interés porque da indicios del posible estatus en Alemania del feminicidio íntimo: el asesinato cometido por un hombre con quien la víctima tenía o había tenido una relación o vínculo íntimo (marido, exmarido, novio, exnovio o amante). No obstante, este tipo de crimen solo representa una parte del rompecabezas total que constituye el fenómeno del feminicidio, en particular, y la violencia de género, en general, en dicho país.
 
El feminicidio es el nuevo nombre para un viejo barbarismo: el asesinato de mujeres por razones de su género. En el caso de Alemania, muchas mujeres son asesinadas por razones de género, pero estos casos son ocultados bajo los términos de homicidio o asesinato, como nos lo ilustra el reporte 2015 sobre violencia en el ámbito de la pareja. Es más, hay una declaración en la que el gobierno alemán expresa que el feminicidio no existe en este país
 
En 2014 entró en vigor el Convenio de Estambul, un instrumento vinculante a nivel europeo en violencia hacia las mujeres y violencia doméstica. Alemania ha firmado este convenio, con ciertas reservas, pero hasta hoy no lo ha ratificado. En Alemania, referente político y económico en Europa, uno de los miembros más poderosos, sino es que el más influyente, los derechos de las mujeres representan una variable fundamental a la hora de medir el estatus democrático de cualquier país, de ahí la importancia que tiene este tipo de informes.
 
LOS DATOS
En 2015 Alemania reportó una población de aproximadamente 82 millones de habitantes, de las cuales 127 mil 457 fueron víctimas de violencia en el ámbito de la pareja. Del total de víctimas de violencia en la pareja, casi el 82 por ciento son mujeres. En el informe se señala que, para la base de datos, una persona que ha sido identificada como víctima con varias denuncias, solo es contabilizada una vez, lo cual hace que los datos presentados sean parciales. A continuación, me enfocaré en los datos sobre asesinatos y homicidios ofrecidos en el informe en cuestión.
 
En 2015, se registraron 415 víctimas de asesinato y homicidio en el ámbito de la pareja. De esas, 311 eran mujeres, es decir, casi una mujer es asesinada cada día en Alemania. Del total de las víctimas 316 (76 por ciento) son de nacionalidad alemana, seguido por 22 de Turquía, Polonia 12, Afganistán siete, Rusia cuatro, Ucrania tres, Marruecos, Bosnia y Herzegovina, Serbia, Kosovo, Bulgaria, Italia y Rumanía dos, e Irán una.
 
De las 331 víctimas mujeres de asesinato y homicidio, 170 fueron asesinadas por sus maridos, 87 estaban convivencia libre, y 74 eran ex-pareja; 211 de las víctimas vivían en el mismo espacio que los victimarios: 138 en matrimonio, 62 en unión libre, y 11 expareja. En cuanto a las edades de las víctimas: 15 tenían menos de 21 años, 26 entre 21-25 años, 38 entre 25-30 años, 80 entre 30-40, 62 entre 40-50, 48 entre 50-60, y 62 de 60 en adelante; 7 de estas víctimas mostraron estar bajo influencias de alcohol, drogas o medicinas. 
 
En cuanto a los y las victimarias, se registraron un total de 108 mil 084 en el grupo de asesinato y homicidio, lesiones corporales, violación, asalto sexual, amenazas y acoso en el ámbito de la pareja, de los cuales el 80.4 por ciento son hombres. En cuanto a los sospechosos de asesinato u homicidio, hay un total de 430, de los cuales 345 son hombres (80 por ciento).
 
Con respecto a la nacionalidad de los victimarios de asesinato y homicidio, 261 son de nacionalidad alemana (75 por ciento), 19 de Turquía, ocho de Polonia, siete de Afganistán, seis de Irak e Italia y, en menor cantidad, de Serbia, Rumanía, Kosovo, Bulgaria, Siria, Grecia, Marruecos, Macedonia y Rusia. En cuanto a las edades: 11 son menores de 21 años, 23 tienen 21-25 años, 31 entre 25-30 años, 79 entre 30-40 años, 69 entre 40-50 años, 54 entre 50-60 años, y 78 de 60 en adelante.
 
VIOLENCIA EN LA PAREJA, FOTO PARCIAL
 
Estos datos contribuyen a generar un análisis de la violencia de género en el ámbito de la pareja y de cómo ésta afecta a hombres y mujeres. Aunque, la información aquí presentada es en su mayoría cuantitativa y carece de datos cualitativos que nos permitan hacer análisis más complejos, aun así nos posibilita plantear algunas hipótesis. Esto que tenemos es, como ya he dicho, una pieza del complejo entramado de la violencia hacia las mujeres, faltan, por ejemplo, las asesinadas fuera del ámbito de una relación de pareja o expareja.
 
Para hacer un ejercicio comparativo a nivel cuantitativo, podemos utilizar los datos que Feminicidio.net anticipó sobre el reporte 2015 de España, con recuento específico de casos por tipos de feminicidio y tipos de asesinato de mujeres (otras razones, no de género), sólo así podremos hacer una comparación crítica y completa del fenómeno del feminicidio.
 
FEMINICIDIO POR PROSTITUCIÓN
 
El feminicidio por prostitución, es decir "el asesinato de una mujer que ejerce la prostitución cometido por uno o varios hombres”, apenas se empieza a discutir en serio en el contexto europeo.
 
Entran en esta tipología los casos en los que el o los victimarios asesinan a la mujer motivados por el odio y la misoginia que despiertan en estos la condición de prostituta de la víctima. Los casos también conllevan la carga de estigmatización social y justificación del feminicidio por prostitución en la mente de los asesinos: “se lo merecía”; “ella se lo buscó por lo que hacía”; “era una mala mujer”; “su vida no valía nada”. El tema ha ocupado desde hace varios años al equipo de Feminicidio.net y parece estar teniendo eco pues, feministas inglesas están empezando a considerar esta tipología en el contexto del Reino Unido.
 
Por otro lado, en octubre de 2015, Laura Rebolledo publicó en el mismo portal, el artículo “Alemania: la fábrica europea de la explotación sexual de mujeres”, en donde sostiene que la prostitución en Alemania representa un ingreso económico mayor que el de la industria automotriz y donde el 95 por ciento de las prostitutas son migrantes.
 
Si el feminicidio por prostitución sabemos que ha existido en Alemania y teniendo en cuenta los altos índices de consumo de prostitución en dicho país, ¿es creíble que no exista el feminicidio por prostitución en este país? Si fuera el caso, este sería un ejemplo muy valioso a analizar para poder abordar esta problemática en el contexto europeo. Pero, ¿si existiera aún el asesinato sexual en Alemania?, ¿cuáles son los índices de este crimen en este país?, ¿bajo qué circunstancias se genera este tipo de violencia extrema?, ¿qué se puede leer del aspecto social y cultural en este tipo de crímenes? Estas y algunas otras posibles preguntas se abren paso.
 
NO SOLO EN EL SUR
 
Afirmar que la violencia de género en general, y el feminicidio en particular, sólo ocurre en países del sur global, es un alegato que se resiste a reconocer la deuda histórica que los países del norte global tienen con sus sujetos mujer. Y el discurso que sostiene que son “los otros” quienes violentan y asesinan a “nuestras mujeres” (en este caso, las alemanas), es a todas luces xenófobo. Estos discursos se han visto revitalizados por eventos como el de las agresiones sexuales masivas  el Año Nuevo de 2015 en Kölln y la llamada crisis de refugiados.
 
Así que el reporte 2015 presentado el pasado 22 de noviembre, nos da material para poner en cuestión la creencia nacionalista que día a día se propaga en la sociedad alemana (y europea). Solo el hecho de que el mayor porcentaje de víctimas y victimarios de violencia en el contexto de pareja y expareja sea de nacionalidad alemana pone ya en cuestionamiento dichas creencias discriminatorias (al no estar sustentadas en datos serios).
 
Podría ser que estas opiniones no estén del todo erradas, lo que yo discuto aquí es la falta de información y estudios que nos permitan sustentar dichas opiniones. Las organizaciones estatales y civiles, en el contexto alemán, no han desarrollado herramientas que permitan generar cartografías críticas de los patrones de la violencia en este territorio. Queda observar qué estrategias asumirá el gobierno de dicho país ante la firma del Convenio de Estambul y, si acaso, llegará el momento en que este lo ratifique.
 
Es necesario afianzar un sistema más meticuloso y comprometido con la recolección y análisis de datos sobre la violencia hacia las mujeres, y en especial del feminicidio en el contexto alemán. Las estadísticas fiables son una herramienta imprescindible para observar los patrones de la violencia y poder opinar e interpretar con argumentos serios y rigurosos.
 
*Este artículo fue retomado del portal Feminicidio.net
 
17/ALP/GG
 







ESTADOS
VIOLENCIA
   Se comente, no se registra, pese a estar tipificado
Tlaxcala no tienen una sola averiguación previa por feminicidio
CIMACFoto: César Martínez López
Por: Montserrat Antúnez Estrada
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 10/02/2017 En Tlaxcala no hay registro de ninguna averiguación previa por el delito de feminicidio, pese a que desde marzo de 2012 está tipificado en el Código Penal de la entidad, aseguró la directora del Colectivo Mujer y Utopía A.C., Edith Méndez Ahuactzin.
 
En contraste, desde 2008 hasta la fecha, el Colectivo Mujer y Utopía A.C., integrante del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio,  ha contabilizado, a través del monitoreo de medios impresos  y electrónicos de la entidad, 88 casos de feminicidio.
 
“Sabemos”, denunció Méndez Ahuactzin en entrevista con Cimacnoticias, que esta cifra solo es un acercamiento a la realidad. Hay muchos casos que no registran ni los medios ni la autoridad estatal y por ello quedan en la impunidad
 
En Tlaxcala, la simulación en el cumplimiento de la ley, falta de voluntad política y la inexistencia de registros gubernamentales sobre los casos de violencia feminicida y explotación sexual son los factores que permiten un contexto de “extrema violencia hacia las mujeres”, dijo la activista.
 
Además, de 2010 a 2016 solo se registraron 22  averiguaciones previas  abiertas por  homicidios dolosos  de mujeres y niñas, de acuerdo a datos del “Informe del grupo de trabajo conformado para atender la solicitud de Alerta de Violencia de Género contra las mujeres en el estado de Tlaxcala”, presentado en agosto de 2016 a la Secretaría de Gobernación para solicitar la implementación de la Alerta de Violencia de Género (AVG) en esta entidad.
 
CRECE VIOLENCIA VS. MUJERES EN SITUACIÓN DE EXPLOTACIÓN SEXUAL
 
Por otra parte, la violencia hacia mujeres en condición de explotación sexual va en aumento. Tan sólo el día de ayer, en la comunidad de Villa Alta, Tlaxcala, fue localizado el cuerpo sin vida de una mujer que había sido reportada como desaparecida desde el 3 de febrero.
 
La Procuraduría General de  Justicia (PGJ) de Tlaxcala informó que la mujer se encontraba en condición de explotación sexual comercial en un bar del municipio de San Martín Texmelucan, Puebla.
 
Edith Méndez Ahuactzin comentó que existen varios casos de violencia perpetuada hacia las mujeres en condición de explotación sexual comercial entre los estados de Puebla y Tlaxcala y explicó  que, además de la cercanía entre las entidades: “Ambas están en la región del centro del país en donde existe todo un corredor de enganche, de traslado y explotación de las  mujeres”.
 
Méndez Ahuactzin añadió: “Tlaxcala, por las condiciones sociales y culturales en las que se encuentra, ha permitido la presencia de estas formas de violencia y la construcción de redes de explotación sexual con los demás estados de la zona”.
 
En el informe presentado para solicitar la AVG dice que, de 2011 a 2015, la PGJ del estado reportó el rescate de  126 víctimas de 2011 a 2015.
 
URGE AGENDA LEGISLATIVA
 
Ante este panorama, en diciembre de 2016, 18 organizaciones civiles, académicas y personas defensoras de derechos humanos formaron el Colectivo Feminista de Tlaxcala. “El objetivo del grupo es visibilizar la violencia que viven las mujeres de la entidad y trabajar en la construcción de una agenda legislativa que incluya la perspectiva de género”, comentó Méndez Ahuactzin.
 
El colectivo se reunió el día de ayer con la Comisión de Igualdad de Género y contra la Trata de Personas del Congreso local de la LXII Legislatura local para exigir a las diputadas presentes la implementación de  acciones específicas para reducir la violencia contra las mujeres y las niñas; además de denunciar la simulación y la omisión en la atención de los casos.
 
Entre las organizaciones que forman parte del colectivo se encuentran la Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos (DDESER), la Organización Desarrollo Humano y Social A.C., el Colectivo Mujer y Utopía A.C.; así como Pares en un Mundo de Nones, y el Centro "Fray Julián Garcés" Derechos Humanos y Desarrollo Local A.C.
 
La Directora del Colectivo Mujer y Utopía A.C. piensa que la creación del grupo: “Es un gran paso y un primer acercamiento para seguir fomentado los espacios de diálogo con gobernantes e insistirles que trabajen para combatir la violencia hacia las mujeres en Tlaxcala”.
 
17/MMAE/GGQ







INTERNACIONAL
VIOLENCIA
   Casi el doble que en 2015
Perú, 124 asesinatos y 258 tentativas de feminicidio en 2016
CIMACFoto: César Martínez López
Por: la Redacción
Cimacnoticias/PL | Lima, Per .- 10/02/2017 La ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP) de Perú, Ana María Romero-Lozada, denunció los obstáculos que enfrentan miles de mujeres, víctimas de violencia, para encontrar justicia.
 
La funcionaria realizó esas declaraciones tras la reapertura este jueves por la Corte Superior de Justicia de Ayacucho de un caso de tentativa de femicidio/feminicidio y violación ocurrido en 2015, y cuyo perpetrador salió en libertad tras un fallo anterior.
 
El caso conmocionó a la opinión pública porque el hecho fue registrado en video, por tanto, resaltó la ministra, “se espera que tales pruebas contundentes puedan conducir, en esta ocasión, a un castigo para el agresor, acorde con lo dispuesto en el Código Penal”.
 
Asimismo, destacó que, entre enero y diciembre de 2016, se registraron 124 asesinatos de mujeres y 258 tentativas de feminicidio, cifras que superan en casi el doble los perpetrados en 2015.
 
Además, los Centros Emergencia Mujer (CEM), adscritos al MIMP, informaron que en ese periodo hubo también 70 mil 510 casos de violencia familiar y sexual.
 
En ese sentido, Romero-Lozada lamentó que solo 56.5 por ciento de las personas atendidas en dichas instituciones interpuso en 2016 una denuncia contra sus agresores.
 
De acuerdo con la página de los CEM, la población más vulnerable al maltrato que acude a estos servicios son las niñas y niños, las adolescentes, las mujeres, así como las personas adultas mayores y con discapacidad.
 
17/RED/GG







Syndicate content

Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com