Inicio » Noticias » Pendiente atención integral a víctimas de trata de personas

Pendiente atención integral a víctimas de trata de personas

Por Berenice Chavarría Tenorio

En México, 85 por ciento son mujeres y niñas: CNDH

Cimacnoticias | Ciudad de México.- 16/07/2019

En México, 85 por ciento de las víctimas de trata de personas son mujeres y niñas, y aproximadamente 95 por ciento de ellas son explotadas sexualmente.

Al ser rescatadas su pesadilla no termina, ya que las instituciones no les garantizan medidas de atención, reintegración laboral, además enfrentan impunidad y constantes negligencias que no les permiten comenzar de nuevo.  

De acuerdo con el “Diagnóstico Sobre la Situación de Trata de Personas 2019” realizado por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), durante los años 2012 y 2017 en el país se identificaron 5 mil 175 personas víctimas de trata, de las cuales, 3 mil 308 eran mujeres y mil 86 niñas.

Pese a que en el mundo se observó una reducción en la proporción de mujeres y niñas víctimas de trata en un 12 por ciento, en México la cifra se mantiene por arriba del 80 por ciento desde el año 2012.

De acuerdo con la CNDH, las principales fallas que no permiten atacar la trata de personas es la falta de comprensión del delito, su diferencia con la explotación y las deficiencias en la Ley para Prevenir y Sancionar la Trata de Personas, así como en los diversos instrumentos jurídicos de las entidades federativas, los cuales impiden que el delito se persiga de la misma forma en todo el país, conjugando así los elementos necesarios para la impunidad.

Las fallas sistémicas se dejan ver en todo el país, no sólo en el tema de acceso a la justicia y reparación del daño, sino desde el momento en que la víctima es rescatada luego de haber sido explotada sexual o laboralmente, después de haber sido víctima de esclavitud o matrimonio forzado, las principales modalidades que ocurren en nuestro país.

ATENCIÓN A VÍCTIMAS, LA CONSTANTE FALLA

El informe realizado por la Quinta Visitaduría de la CNDH deja ver una falta de homologación en los protocolos de atención que deben recibir las víctimas de trata de personas. Las instituciones no cuentan con registros, no hay datos y tampoco líneas trazadas para encaminar una política pública que permita a las víctimas comenzar de nuevo.

Tomando en cuenta el Modelo Integral de Atención a Víctimas -que incluye ayuda inmediata, medidas de asistencia, medidas de atención y reparación integral- la CNDH observó que continúan diversas fallas sistémicas que impiden a las víctimas un acceso adecuado a la atención integral.

Tan sólo entre enero de 2014 y julio de 2017, la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) informó a la CNDH que brindó atención a 790 víctimas de trata de personas.

Pese a que las mujeres y niñas representan el más alto porcentaje de víctimas, la CEAV únicamente les brindó atención a 375, mientras que atendió a 398 hombres y niños.

La atención que se debe brindar incluye ayuda inmediata, la cual se compone de atención médica y psicológica de emergencia, alojamiento, alimentación y aseo personal; gastos funerarios; medidas en materia de protección; transporte de emergencia y asesoría jurídica, dicha medida sólo fue aplicada en un 84 por ciento. 

En el Modelo Integral de Atención a Víctimas también se mencionan medidas de alojamiento, alimentación y aseo personal. De acuerdo con información proporcionada a la Comisión, sólo en seis casos se brindó esta medida; en cuatro de ellos se reportó que esta ayuda fue proporcionada por la CEAV y el resto fue canalizado a otra institución.

Los 784 casos restantes se registraron sin información, lo que significa que solamente al 1.75 por ciento del total de las víctimas se le brindó esta medida; cabe resaltar que estas cifras no se encuentran desagregadas por género.

Sumado a lo anterior, no se cuenta con albergues, refugios o casas de medio camino para la atención exclusiva de víctimas de trata de personas. Respecto a la ayuda para gastos funerarios, las instituciones consultadas por la CNDH se registraron sin información para la totalidad de las víctimas.

De igual manera, la CEAV registró que no cuenta con información sobre medidas de protección gestionadas por su personal de Asesoría Jurídica, y señaló que únicamente seis víctimas recibieron esta atención por parte del Ministerio Público y una fue reportada como ingresada en el Registro Nacional de Víctimas (RENAVI) como parte de las medidas de protección.

En el tema de transporte de emergencia, se señaló que únicamente en ocho casos la CEAV brindó esta ayuda, y en un caso se canalizó a la víctima al Consulado de Cuba. Para el resto de las víctimas (781) se dio a conocer que tampoco se cuenta con información.

Otro aspecto que no se cubre del Modelo Integral de Atención a Víctimas tiene que ver con las medidas de atención a través de las cuales se brinda a las víctimas orientación jurídica y psicosocial. En este rubro, únicamente se registraron 15 casos a los que se les brindó esta atención, el resto de las víctimas continúa sin tener herramientas para acceder a sus derechos.

REINTEGRACIÓN Y REPARACIÓN DEL DAÑO

La CNDH destacó la importancia de dotar de herramientas para la vida a personas que sobreviven a la trata de personas, pues es uno de los aspectos más importantes para su recuperación. Sin embargo, las oportunidades para reincorporarse a una vida laboral, social y política son bajas o muchas veces nulas.

Al respecto, la CNDH identificó que la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STyPS), no cuenta con una estrategia o programa implementado para brindar oportunidades de rehabilitación y resocialización a las víctimas de los delitos en materia de trata de personas.

En la STPS tampoco hay modelos y protocolos para dar acceso a oportunidades de empleo y capacitación para el trabajo a víctimas de trata de personas.

Al no permitir a las víctimas comenzar de nuevo, tampoco se les está asegurando una correcta reparación integral del daño. La cual se compone de acciones como rehabilitación, compensación, satisfacción y no repetición.

Sin embargo, las fallas también persisten en este rubro, ya que únicamente se tiene registro de una víctima que tuvo acceso a una compensación.

La incorrecta reparación del daño también se debe a la falta de implementación del Fondo de Protección y Asistencia a las Víctimas de los Delitos en Materia de Trata de Personas.

Al respecto, la Secretaría de Gobernación (Segob) no brindó información sobre la implementación de dicho fondo. Es decir, no realizó gestiones para su creación, cuando es uno de los mecanismos más importantes que la Ley General y su Reglamento crearon para la reparación del daño a las víctimas ocasionado por cualquiera de los delitos en materia de trata de personas y para el financiamiento de albergues, casas de medio camino y refugios, así como la implementación de medidas de protección.

“Reportó en este rubro la Segob que no se tuvo registro de resolución o sentencia ejecutoria alguna en la que se haya ordenado la reparación del daño a víctimas de estos delitos en el periodo que abarca la solicitud de información”, destacó el informe.

No hay información, no hay cifras, no hay instancias especializadas y tampoco justicia. Ante este contexto, la CNDH concluyó que las instituciones no hacen lo correspondiente, por lo que la atención, asistencia, protección y reparación integral a las mujeres y niñas víctimas de los delitos en materia de trata de personas continúa siendo un tema pendiente.

19/BCHT/LGL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más