Inicio » Opinión » Al cierre de 2019: Avances y retrocesos en la lucha contra la Trata y la Explotación Sexual

Al cierre de 2019: Avances y retrocesos en la lucha contra la Trata y la Explotación Sexual

Por Teresa C. Ulloa Ziáurriz
CIMACFoto: Anayeli García Martínez

Al final de cada año, la “Coalición Regional contra el Tráfico de Mujeres y Niñas en América Latina y el Caribe, A.C”. hace un ejercicio de transparencia tratando de reflejar los avances y retrocesos en la lucha contra la trata y todas las formas de explotación, especialmente la explotación sexual, donde encontramos al mayor número de víctimas, aunque hemos empezado a detectar también la explotación reproductiva de las jóvenes en mayor grado de vulnerabilidad.

Lo cierto es que nos golpeó muy gravemente la falta de recursos y haber tenido que reducir nuestro personal de 15 a 5. No ha sido nada fácil, incluso hemos tratado de entregarles sus expedientes y no nos lo reciben, no quieren que las dejemos, y nosotras no quisiéramos dejarlas. Tuvimos que cerrar la cortina y dejamos de recibir nuevos casos, salvo aquellos que consideramos paradigmáticos y nos dedicamos a promover la capacitación y a tratar de adelantar los casos jurídicos.

Por primera vez, logramos una recomendación de la Quinta Visitaduría de la CNDH en dos casos de trata de mujeres desde Venezuela y Colombia, con propósitos de explotación sexual y contra la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV).

Logramos, después de una larga y tediosa lucha jurídica, que se reabriera la investigación del caso de Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, sin embargo, han transcurrido 6 meses y seguimos esperando que el MP determine la Averiguación Previa.

Tuvimos que promover para las víctimas medidas de protección ante la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México, pero nos quedó claro que en la Ciudad de México no se tienen previstas medidas de protección, a no ser el llevado y traído Código Águila, que no funciona. Incluso acudimos a la recién conformada Comisión de Atención a Víctimas de la Ciudad de México y tampoco tuvimos una respuesta favorable y las víctimas siguen sin las medidas de protección a que está obligada la autoridad de la Ciudad de México.

Logramos 10 sentencias a amparos, revisiones o quejas que tuvimos que interponer para defender a las víctimas que representamos y logramos 10 sentencias; estamos a punto de conseguir 10 más.

En este año, nos marcó la mirada de Valeria o de Renata, cuando con sus ojos llenos de lágrimas nos dijeron que tienen miedo y la verdad lo cierto es que hay poca sensibilidad y nula respuesta a nivel local o federal a sus miedos, a sus experiencias, que en su mayoría fueron muy dolorosas y aunque en algunos casos ya han pasado muchos años, siguen sufriendo por lo que vivieron.

Especialmente nos llenó de emoción después de 6 años, la consignación, una negativa de orden de aprehensión, una apelación, poder avisarle a Valeria que nos habían otorgado 5 órdenes de aprehensión y que ya se habían ejecutado 3. No vamos a olvidar lo nerviosa que se puso, y la incredulidad con la que recibió la noticia.

Ella es originaria de una pequeña comunidad indígena de Oaxaca y nunca tuvo la oportunidad de ir a la escuela. Viajó a la Ciudad de México, donde trabajaba como empleada del hogar; y un domingo, que era su día de descanso, ella y su hermana paseaban por la Alameda y fueron abordadas por dos tipos, uno de ellos, José Luis, el tratante y proxeneta de Valeria. Con engaños la llevó a Tenancingo y ya no la dejó regresar. La presentó como su novia, y aunque no lo era, toda la familia la empezó a presionar, con las historias aquellas de que “tuvo un problema en su trabajo y lo tienes que ayudar a pagar un dinero que lo acusan haberse robado”.

La trajo a la Ciudad de México donde la obligó a prostituirse. Como no quería, la golpeó y se la dejó encargada a Perla, la pareja de su tío Demetrio, para que la enseñara y vigilara. José Luis volvía los fines de semana para recoger el dinero que ya le había quitado Demetrio. Luego se la llevaron a Puebla y de regreso a Tenancingo.

De Tenancingo se la llevaron a Nueva York, José Luis siempre le dijo que tenía 21 años, y la golpeaba si no quería ir con los “deliveries” e igualmente la golpeaba cuando regresaba porque le daban celos. 

La obligó a abortar en dos ocasiones, la primera con pastillas, incluso le hablaron a su mamá a Tenancingo para que le recomendara a José Luis qué pastillas eran buenas para hacerla abortar. La siguiente vez, la hizo abortar a golpes y patadas en el vientre y trató de hacerla abortar una tercera vez, pero ella, defendió su vientre hasta donde pudo.

Aquí el problema es que en realidad cuando la reclutó, la trató y la explotó en la prostitución, tenía 16 años de edad y aunque ahora tiene 27 años, le aplicaron la Ley General para Adolescentes en Conflicto con la Ley Penal, que prevé que la pena máxima para adultos (que cuando delinquieron fueron adolescentes) es de cinco años, sin importar que el delito que cometieron esté clasificado como grave. Tuvimos que interponer una apelación y seguramente nos tendremos que ir al amparo.

Fue muy difícil tener que avisarle a Valeria que lo habían dejado en libertad porque el delito prescribió, ya que Valeria fue reclutada, tratada y explotada desde 2008, o sea hace 11 años.

El mayor miedo de Valeria es su familia, y que José Luis se desquite con ella ya que conocía sus domicilios. Aquí quien falló fue el personal de la UEITMIO de SEIDO, que vale mencionar que desde que cambió el gobierno, ha dejado claramente ver que el personal que ha llegado, ni conoce el delito, ni tiene sensibilidad para entender y atender a las víctimas, ya que este asunto lo consignaron en Tlaxcala, y en Tlaxcala es muy difícil que los casos de trata caminen. Lo mismo que en Fiscalía Especial para los Delitos de Violencia contra las Mujeres (Fevimtra).

Por otro lado, estamos a punto de consignar 3 casos más y el Centro Regional Auxiliar de Sinaloa, volvió por tercera vez a reponer el procedimiento contra tres de los tratantes de KV, alegando que faltan los careos procesales, lo que deja claro que no se toma en cuenta el daño de las víctimas y que los Jueces Federales siguen privilegiando los derechos de los acusados por encima de los derechos de las víctimas.

Cabe mencionar que todo este trabajo jurídico ha sido posible por el invaluable apoyo de la clínica de trata del ITAM.  

Finalmente no queremos dejar de mencionar que la austeridad republicana afectó profundamente la búsqueda de nuestras desaparecidas. Todas las áreas de la FGR que tenían casos de mujeres y niñas desaparecidas, muchas de ellas posibles víctimas de trata, se están declinando a la Fiscalía Especializada en Investigación de Desaparición Forzada y por Particulares, lo que está haciendo que los Agentes del Ministerio Público estén sobrecargados y los avances en la investigación sean cada vez más lentos. 

Esto se agrava por lo hecho de que se están escatimando los viáticos para los Agentes de Investigación Criminal y se quiere privilegiar que investiguen los Agentes adscritos a la Delegaciones, lo que a todas luces es improcedente, ya que hay mucho más peligro que esos agentes estén corrompidos. Da mucha tristeza lo que la 4T está haciendo con la FGR. Yo quisiera que me explique la 4T si son de izquierda o liberales.

19/TUZ/LGL

También en Cimacnoticias

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más