Inicio » Agenda » Cuerpo » Limitado, el acceso a servicios de salud sexual y reproductiva por pandemia

Limitado, el acceso a servicios de salud sexual y reproductiva por pandemia

embarazoadolescente12_20141027_103613jocelynstoespinosa

Ciudad de México.  A pesar de que la atención a la salud sexual y reproductiva es considerada esencial durante la pandemia, los servicios de anticoncepción y de aborto en México, tanto públicos como privados, permanecen limitados o registran una disminución durante la contingencia sanitaria por Covid-19, de acuerdo con lo que han documentado las organizaciones civiles Fondo María y Marea Verde México.

Así lo dieron a conocer la coordinadora de Fondo María, Sofía Garduño, y Renata Villarreal, cofundadora y vocera de Marea Verde en México, al participar en la Mesa de Análisis Feminista, un programa que se transmite cada miércoles a las 10 de la mañana por el 106.1 FM, de Violeta Radio, y que conduce la periodista Lucía Lagunes Huerta, directora de Comunicación e Información de la Mujer A.C. (CIMAC). 

Al participar en este análisis, Renata Villarreal, de Marea Verde México (un movimiento feminista que se formó en 2019 a favor de la despenalización del aborto) señaló que muchas de las clínicas de salud a las que las mujeres acuden normalmente para buscar métodos de anticoncepción están cerradas, por lo que, de manera inusual, las mujeres están solicitando estos recursos a Marea Verde México.

No obstante, criticó la experta en los derechos de las mujeres, la falta de métodos de anticoncepción y de aborto legal durante la pandemia es preocupante, especialmente porque existen casos de mujeres que sufren violencia sexual por parte de sus parejas durante el confinamiento. 

Pero no se trata sólo del aborto, para Villarreal también es preocupante la falta de anticonceptivos porque entre la sociedad la maternidad es algo que generalmente no se planea. Así, los embarazos no deseados serán problemáticos para las familias durante la crisis económica que se enfrentará por la pandemia. 

De acuerdo con la vocera de Marea Verde, los embarazos no deseados como consecuencia de la ausencia de métodos de anticoncepción o aborto legal también implicarán un retraso en los derechos sociales de las mujeres, sobre todo de aquellas que son trabajadoras, quienes de por sí experimentan condiciones de vida precarias. 

Renata observó que, pese a este panorama, las instituciones de salud no han mostrado sensibilidad para garantizar estos servicios y criticó que la información del sector salud “no está abrazada del cuerpo de las mujeres”, es decir, no está elaborada con base en el análisis de las necesidades del cuerpo de cada mujer. 

Por su parte, Sofía Garduño, de Fondo María (que brinda apoyo financiero, emocional y logístico a mujeres), coincidió en que que durante la contingencia sanitaria por el nuevo virus se ha registrado una disminución en los servicios de aborto legal y gratuito en la Ciudad de México, y explicó que si bien varias clínicas que brindan el servicio de aborto en la capital permanecen abiertas durante la pandemia, están recibiendo a un menor número de mujeres como medida de prevención de contagios. Para el caso de los servicios privados, se ha visto que están “reajustando horarios”, es decir, no están abriendo toda la semana sino sólo dos días. 

Esta disminución se presenta aún cuando la necesidad de las mujeres continúa, de acuerdo con la experta, toda vez que siguen recibiendo llamadas telefónicas de mujeres que buscan esta atención en las organizaciones civiles feministas. 

En el caso de las entidades federativas, la realidad es más compleja. “Si de por sí el acceso al aborto en las entidades es nulo aún en contingencia, ahora debe ser peor”, por ello las compañeras en las entidades se mantienen activas para brindar apoyo a aborto seguros, incluso vía telefónica. 

No obstante, en esto también se han observado impactos o cambios producidos por las medidas de confinamiento por el nuevo virus, ya que, de acuerdo con Garduño, las mujeres experimentan mayor dificultad para sostener llamadas largas, de más de 10 minutos, con quienes las están apoyando por teléfono, ya que ahora las mujeres comparten el espacio con sus familias, quienes a veces las apoyan y a veces no. 

Para la cofundadora de Fondo María, esta situación es preocupante porque los embarazos no deseados tendrán un impacto en los proyectos de vida de las mujeres. A esto se suma que en México, aún sin emergencia sanitaria, los servicios de atención sexual y reproductiva no están garantizados en todas las entidades. 

Sin embargo, precisó, en este contexto de pandemia es importante recordar que el aborto por violación sexual es legal en todo el país, como establece la NOM-046 (sobre atención y prevención de la violencia familiar, sexual y contra las mujeres), y agregó que para garantizar una atención adecuada para las mujeres durante la emergencia por COVID-19, el gobierno mexicano debe cumplir con las regulaciones que ya existen, con personal capacitado y sin revictimizar. 

20/AJSE/LGL

También en Cimacnoticias

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: