Inicio AgendaCuerpo En congeladora legislativa de Oaxaca, reformas para menstruación digna

En congeladora legislativa de Oaxaca, reformas para menstruación digna

Por Citlalli López Velázquez

Oaxaca, Oax. La 64 legislatura de Oaxaca mantiene en la congeladora una reforma a la Ley Estatal de Salud en la que se propone la adquisición y dotación gratuita de toallas sanitarias a mujeres en etapa menstrual. De ser discutida y aprobada, Oaxaca sería el segundo estado después de Michoacán en garantizar este derecho que forma parte del cuidado de la salud sexual y reproductiva.

Presentada en octubre del 2020 por la diputada de Morena, Eliza Zepeda Lagunas, la iniciativa propone una adición al artículo 31 en la que además de garantizar los medicamentos básicos, como actualmente se señala, se adhiera la garantía de toallas sanitarias priorizando la utilización de productos reutilizables, sustentable o ecológico. 

En la exposición de motivos la legisladora señala que los elevados costos de los productos de protección menstrual resultan ser un impedimento para que niñas, jóvenes y mujeres puedan vivir su periodo con normalidad y naturalidad. “El derecho a la salud es un derecho humano que debe ser ejercido por igual entre hombres y mujeres, y consiste en garantizar un estado de bienestar físico, psicológico y social, así como la igualdad en el acceso y la calidad en la atención médica”, señaló.

Bajo el término de pobreza menstrual, la legisladora indicó que la falta de agua, carencia de medios económicos para acceder a productos de higiene y falta de información y educación sexual es lo que caracteriza a dicho término. Basada en datos del Coneval, mencionó que 4 de cada 10 mujeres vive en situación de pobreza en México, sin acceso a los productos más básicos. Por otro lado -agregó- de acuerdo con datos del Inegi, uno de cada diez hogares tiene ingresos promedio aproximadamente de 3 mil 610 pesos al mes, si suponemos que tienen dos personas menstruantes en la familia, gastarán aproximadamente entre 250 y 300 pesos en toallas femeninas cada mes, es decir el gasto de productos de higiene menstrual representa cerca de 6 por ciento u 8 por ciento del total de ingresos en estos hogares.

La iniciativa propuesta por la legisladora detalla que, a nivel mundial, Escocia fue el primer país en dar toallas sanitarias y tampones gratis a todas las estudiantes. Kenia y Canadá (en 2011 y 2015 respectivamente) eliminaron el impuesto sobre los productos menstruales; Francia y reino Unido lo han reducido al 5 por ciento, por citar algunos países con acciones a favor de la menstruación digna. La propuesta hecha por la legisladora es que la Secretaría de Salud Estatal garantice la disponibilidad de productos de higiene menstrual como toallas sanitarias y tampones, priorizando en la medida de lo posible la utilización de productos reutilizables, sustentables y ecológicos, como lo son las toallas reutilizables o las copas menstruales que de forma gratuita tendrían que estar en todas las Unidades Médicas, Centros o Casa de Salud del los Servicios de Salud de Oaxaca, priorizando que la población de mujeres en situación de mayor vulnerabilidad cuente con estos productos de forma oportuna, accesible y suficiente.

La Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos (DDSER), señaló que Oaxaca debe seguir el ejemplo de Michoacán y legislar a favor de la menstruación digna para todas las mujeres, en especial para quienes viven en zonas marginadas y de alta pobreza. “Habría que seguir el ejemplo de Michoacán para que se pueda tener acceso no sólo a insumos sino a educación sexual integral, a que se brinde orientación reproductiva en todas las escuelas, para que hable del ejercicio de la sexualidad como un derecho informado, que se hable de maternidades y paternidades responsables”, destacó la coordinadora de la red DDSER en el estado, Mayra Morales Aldas.

Pese a que en Oaxaca 52.2 por ciento de la población son mujeres, no hay políticas públicas, programas o acciones, que consideren de manera particular la gestión del periodo menstrual. Morales Aldas indicó que las toallas sanitarias tendrían que ser productos de la canasta básica porque obedecen a necesidades propias de higiene de las mujeres, constante a lo largo de la mayor parte de su vida. “Estos no son insumos de lujo sino de primera necesidad por lo que debemos tener un acceso más igualitario. En el caso de mujeres de escasos recursos económicos, mujeres de comunidades en donde no hay acceso a los servicios de salud y a esto insumos, la desigualdad se acentúa mucho más”, destacó.

La defensora de los derechos sexuales y reproductivos manifestó que en muchas comunidades de Oaxaca el uso de la toalla sanitaria convencional no existe y deben de cubrir su necesidad con trapos o telas, que, si bien son alternativas importantes, éstas suelen ser incómodas y no brindar una menstruación digna. “También tiene que ver con un tema de justicia, de acceso a la salud, de ampliarse el acceso a estos insumos”, declaró.

Tomando como base el costo actual de las toallas sanitarias y tampones, una mujer gastará en estos productos 34 mil 480 pesos y la cantidad llega a los 36 mil pesos sin considerar los medicamentos que se deben de tomar en contra de los cólicos menstruales, que en muchos casos llegan a impedir la asistencia a la escuela o al trabajo.

21/CLV/LGL

También en Cimacnoticias

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más