Inicio AgendaCuerpo Pandemia provocó aumento de brecha de seguridad alimentaria

Pandemia provocó aumento de brecha de seguridad alimentaria

Por Angélica Jocelyn Soto Espinosa
mujeres-campesinas-de-brasil_palabrademujer_blogspot_com

Ciudad de México.- A raíz de la pandemia por COVID-19, la brecha de seguridad alimentaria (disponibilidad de alimentos nutritivos y suficientes) entre mujeres y hombres creció al pasar de 6 por ciento en 2019 a 10 por ciento en 2020, de acuerdo con un informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés).

En su informe “El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo 2021”, la FAO reconoció que a nivel mundial y en todas las regiones, la prevalencia de la inseguridad alimentaria es mayor entre las mujeres que entre los hombres. 

A escala mundial, detalló, la brecha de género en la prevalencia de la inseguridad alimentaria moderada o grave se amplió aún más en el año de la pandemia de la COVID-19, ya que en 2020 las mujeres padecieron inseguridad alimentaria moderada o grave a razón de un 10 por ciento más que los hombres, mientras que en 2019 esta diferencia era de 6 por ciento. 

Este aumento fue mayor en la región de América Latina y el Caribe (30 por ciento en 2020 frente a 24 por ciento en 2019) y en Asia (10 por ciento en 2020 frente a 4 por ciento en 2019), explicó la FAO. 

De acuerdo con el organismo internacional, históricamente las mujeres son afectadas de forma desproporcionada por las crisis sanitarias y económicas en una serie de ámbitos, entre ellos, aunque no solo, la seguridad alimentaria y la nutrición, la salud, la carga de tiempo y las dimensiones productivas y económicas.

En este caso, señaló la FAO, las mujeres han sufrido en mayor medida las consecuencias económicas y sociales de la pandemia por COVID-19; además, las mujeres han hecho frente a mayores pérdidas de puestos de trabajo, reducciones de la jornada laboral y sobrecargas en la prestación de cuidados. 

Producto de esta desigualdad histórica, se estimó que hasta 2019 casi 30 por ciento de las mujeres en el mundo, de 15 a 49 años, padecía anemia. No obstante, la meta mundial de nutrición para 2030, aprobada por la Asamblea Mundial de la Salud, era reducir en un 50 por ciento el número de mujeres en edad reproductiva con anemia.

A fin de revertir esta desigualdad, la FAO recomendó a los países que las políticas públicas para responder a esta situación consideren el papel de la mujer en los sistemas agroalimentarios y garanticen que se atiendan sus múltiples necesidades: en calidad de garantes de la seguridad alimentaria del hogar, productoras de alimentos, administradoras de explotaciones agrícolas, elaboradoras, comerciantes, trabajadoras asalariadas y empresarias. 

“Más allá de simplemente ‘nivelar el terreno de juego’, las políticas y las intervenciones que ayudan a fortalecer el papel de las mujeres en los sistemas alimentarios y su capacidad de tomar decisiones pueden ser un poderoso elemento para transformar los sistemas alimentarios. Se ha demostrado ampliamente el potencial de abordar la brecha de género para aumentar la productividad, al tiempo que cada vez se tienen más indicios de que empoderar a las mujeres también da lugar a una mejora de los resultados nutricionales de sus hijos”, se precisó en el documento. 

21/AJSE

También en Cimacnoticias

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content