Inicio A debate, orgasmo de clítoris y uso de lengua masculina

A debate, orgasmo de clítoris y uso de lengua masculina

Por la Redacción

El libro “Ella se va primero: guía para que el hombre le entregue placer a la mujer”, del sexólogo estadounidense Ian Kerner ha provocado diversas reacciones, entre ellas, los efectos de la lengua masculina en el clítoris femenino.

En más de 200 páginas, Kerner analiza la sexualidad occidental y fustiga la cultura falocéntrica enfocada en el pene, según él, impuesta por Sigmund Freud, quien consideró al orgasmo vaginal femenino como el correcto en perjuicio del clitorial.

“Qué bueno que alguien alegue y ponga en el tapete el tema para enfrentarlo de una manera más vivencial. Uno de los grandes problemas de la sexualidad es que es pura mente y cabeza”, opina la sicóloga Ximena Santa Cruz. La especialista añade que la tesis del norteamericano apunta a que “las mujeres vivan una sexualidad más autónoma y no tan dependiente de la penetración”.

Respecto de la alusión al maestro del psicoanálisis, Santa Cruz admite que desde el punto de vista patriarcal, la sexualidad tiene que ver con el rendimiento y con el concepto orgásmico.

“No es necesario descalificar a Freud para decirlo, porque seríamos iguales de patriarcales. Es interesante que alguien a lo menos plantee que desde el enojo del norteamericano se levante la propuesta y eleve la voz de la diferencia entre sexualidades”, profundiza.

El psiquiatra León Cohen retruca que “la cultura falocéntrica es algo milenaria en la sociedad humana porque durante miles de años las familias se han organizado en términos de su capacidad de sobrevivencia. El ataque, la caza y la defensa son tareas asumidas por el hombre. Mientras que el cuidado interior de la familia ha correspondido a las mujeres”.

INFLUENCIA ANCESTRAL

Desde este punto de vista, a juicio de Cohen, es correcto afirmar que Freud estaba influido por esta constatación ancestral en relación con el hombre. “Pero no se puede hablar de una cultura falocéntrica, es desmedido y no toma en cuenta la historia previa. Es una afirmación reduccionista, simplista, sobredimensionada, lo que no es infrecuente en los libros de extensión y bestsellers como éste dirigido a un público que no tiene mayor información”, apunta el siquiatra.

Cohen advierte que la postura de Ian Kerner no es novedosa. “El sexo oral es una parte indispensable, saludable, normal y necesaria de la sexualidad tanto de la mujer hacia el hombre como del hombre hacia la mujer”, argumenta.

En términos culturales, Cohen recalca que la mujer recién apareció en el Siglo XX y ha modificado gradualmente su rol social.

“Ya no es un hueco que penetrar, sino una persona con ritmos propios, orificios, sensibilidades, protuberancias y que es necesario conocerlas. Es interesante que salga una publicación dedicada a que hay que poner atención en los orificios y las protuberancias de las mujeres. Lo digo así para ser bien concreto”, concluye.

2004/GV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más