Inicio Acusan que presunto asesino de Marisela fue “aleccionado”

Acusan que presunto asesino de Marisela fue “aleccionado”

Por Gladis Torres Ruiz

El Centro de Derechos Humanos de las Mujeres de Chihuahua (Cedehm) exigió a la Fiscalía General del estado aclare cómo es que ha presentado a dos presuntos autores materiales del asesinato de la defensora de Derechos Humanos (DH) Marisela Escobedo, y denunció la sospecha de que uno de los supuestos homicidas “fue aleccionado” para declararse culpable.

En declaraciones a Cimacnoticias, el Cedehm, organización que litiga el caso de Marisela Escobedo, ultimada el 16 de diciembre de 2010 mientras realizaba un plantón frente al Palacio de Gobierno de Chihuahua, exigió transparencia en la indagación, ya que no puede ser que se tengan dos hipótesis con evidencias científicas que señalen a dos autores materiales pertenecientes a distintas bandas criminales.

Cuando sucedió el homicidio, Escobedo llevaba varios días en protesta para exigir justicia por el asesinato de su hija de 16 años Rubí Marisol Frayre, perpetrado en 2008.

Luego de la presentación ayer de José Enrique Jiménez Zavala, alias “El Wicked”, como el presunto autor material del asesinato de la defensora de DH, las abogadas del caso aseguraron que aún persiste la impunidad, ya que este es el “segundo autor material del feminicidio de Marisela que presenta la Fiscalía”.

El Cedehm, del cual es directora Luz Estela Castro, recordó que el 15 de diciembre de 2011, a través de su vocero Carlos González, la Fiscalía informó que Héctor Miguel Flores Moran, alias “El Payaso”, perteneciente a la organización criminal “La banda de la muñeca”, fue el autor material del asesinato de Marisela y que había fallecido el 1 de septiembre de ese mismo año.

En esa ocasión la dependencia aseguró que las pruebas científicas que obtuvo para señalarlo como presunto asesino eran el retrato hablado que elaboró la familia y el arma homicida encontrada.

A pesar de ello, ayer por la tarde el gobernador de Chihuahua, César Duarte, informó que tras una investigación de inteligencia y despliegue de diversos operativos tácticos durante los últimos meses, el pasado jueves se detuvo a “El Wicked”, presunto autor material del homicidio de Marisela Escobedo.

El Cedehm urgió a la Fiscalía a que aclare cómo es que ha presentado a dos presuntos autores materiales sobre los mismos hechos, y agregó que el lenguaje utilizado por “El Wicked” durante su declaración es sospechoso, ya que las expresiones sugieren “inducción o aleccionamiento”.

En un comunicado, la organización civil precisó que el detenido usó términos del argot judicial como “privar de la vida”, “hice fuga”, “tomar responsabilidad de mis propios actos”, o “arrepentimiento por los daños a terceros”.

Según un boletín de la Fiscalía, al ser presentado a los medios de comunicación, José Enrique Jiménez Zavala señaló: “Respecto a lo de Marisela cuando la privé de la vida, ella estaba en mero enfrente del Palacio de Gobierno, junto a la Suburban en su manifestación?”.

Las abogadas que llevan el caso mostraron su intranquilidad por la participación del presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, José Luis Armendáriz, en la rueda de prensa para la presentación del presunto homicida.

Tal hecho ?dijeron? “resta autonomía a su investidura para intervenir con independencia de la autoridad investigadora. En otras ocasiones esta institución ha avalado la tortura como método de investigación, como en el caso de David Meza Argueta, presunto responsable del feminicidio de Neyra Azucena Cervantes”, afirmaron.

Las abogadas señalaron que las pesquisas sobre los homicidios de Marisela y Rubí deben continuar, toda vez que las autoridades ayer anunciaron que supuestamente Jesús Antonio Rincón Chavero, alias “El Tarzán”, fue quien dio la orden a Jiménez Zavala de asesinar a Marisela por un acuerdo entre los cárteles de “La Línea” y “Los Zetas”, ya que el asesino de Rubí, Sergio Barraza ?todavía prófugo?, pertenecía al segundo grupo delictivo.

En agosto de 2008 Rubí Frayre Escobedo fue asesinada por su pareja, Sergio Barraza Bocanegra, quien a pesar de confesar el crimen quedó en libertad luego de que el Tribunal de Juicio Oral consideró que no había pruebas de su culpabilidad.

Marisela Escobedo recorrió el país, encabezó marchas, protestas, se reunió con autoridades de diferentes niveles, viajó a Zacatecas y a la Ciudad de México, y solicitó audiencia con Felipe Calderón y con el entonces procurador general de la República, Arturo Chávez, quienes se negaron a recibirla.

En su búsqueda de justicia, Marisela se acompañaba de un cartel con la foto de su hija, sus familiares y una carriola con su nieta de dos años (quien ahora vive fuera del país).

12/GTR/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

Skip to content