Admite ONU violencia contra refugiadas y desplazadas

    Presenta relatora informe en Ginebra
Admite ONU violencia contra refugiadas y desplazadas
cimac | México, DF.- 10/04/2003

La relatora de Naciones Unidas (ONU), sobre la Violencia Contra la Mujer, Radica Coomaraswamy, reconoció hoy que existen altos niveles de violencia, especialmente contra mujeres y niñas, en campamentos de refugiados y desplazados que han huido de sus países o localidades por conflictos armados.

En declaraciones a Radio Naciones Unidas desde Ginebra, Suiza, la relatora, originaria de Sri Lanka, señaló que durante las guerras ocurren las peores manifestaciones de violencia contra las mujeres, aunque se negó a señalar los nombres de países en los que ocurre ese fenómeno en forma sistemática.

Luego de presentar un informe sobre violencia contra las mujeres en la 59 Sesión de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, reunida en Ginebra, Coomaraswamy adjudicó las agresiones de todo tipo contra las refugiadas a la frustración de quienes se ven obligados a abandonarlo todo por la guerra.

Señaló que en los campamentos se han generado relaciones de abuso hacia niñas y jóvenes por parte de los responsables de esos lugares y el personal de las agencias internacionales cuya labor es ayudar a las autoridades locales a manejar la situación. Ha habido casos de abuso sexual, admitió.

"Durante los conflictos armados ocurren las peores manifestaciones de violencia contra las mujeres, dondequiera que haya conflictos armados la realidad es terrible para ellas", afirmó la especialista.

POBREZA OBLIGA...

"La pobreza y la necesidad de sobrevivir crean vínculos desiguales entre civiles y autoridades en los campamentos. Es muy importante que las agencias internacionales den garantías para que ellas sepan que se tomaran acciones contra quienes abusen de su poder y cometan abusos sexuales", destacó.

Agregó sin embargo que todos los países tienen problemas, algunos relativos a interpretaciones culturales, a violencia domestica y otras cuestiones, pero "no quiero establecer una jerarquía en cuanto a la severidad", señaló.

Respecto a la violencia contra las mujeres fuera de la guerra indicó que en general los Estados no están cumpliendo con sus obligaciones internacionales de prevenir y castigar eficazmente las diferentes manifestaciones de ese flagelo.

"Todos los gobiernos han adoptado políticas en los últimos 10 años programas o leyes pero ha llegado la hora de pasar a una segunda fase, que es la aplicación de las normas", dijo.

Recomendó desarrollar sistemas a nivel nacional, regional e internacional para vigilar eficazmente la implementación de las normas internacionales y reveló que no ha habido capacitación eficaz de la policía o del poder judicial o campañas a nivel comunitario.

Consideró que el aumento en la incidencia de la violencia domestica puede ser reflejo de la mayor conciencia entre las mujeres que son abusadas de que no tienen que soportarlo.

Antes de que Estados Unidos y Gran Bretaña iniciaran el pasado 19 de marzo la invasión a Irak, la organización civil Global IDP Project, calculaba en mas de 40 millones el número de refugiados y desplazados, 80 por ciento de ellos mujeres y niños.

Unos 12 millones de ellos son refugiados, es decir dejaron sus países, y alrededor de 25 millones son desplazados, personas que fueron forzadas por conflictos armados a dejar sus comunidades sin salir de sus países.

La misma fuente asegura que hay unos 3.9 millones de palestinos refugiados y desplazados que viven en campamentos en los que reciben ayuda de agencias de Naciones Unidas.

2003/MEL/MES







       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

El servicio informativo se realiza gracias al apoyo
brindado por las siguientes instituciones:
John D. and Catherine T. MacArthur Foundation, UNIFEM,
Partner of the Americas, Fundación Heinrich Böll,
GLAMS y The William and Flora Hewlett Foundation.