Inicio Afectaría crisis alimentaria en forma más directa a mujeres

Afectaría crisis alimentaria en forma más directa a mujeres

Por Guadalupe Cruz Jaimes

México se encuentra en riesgo de sufrir una crisis alimentaria, como consecuencia del impacto del Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN) en el país, la cual afectaría de manera “más directa” a las mujeres pues son ellas quienes adquieren y administran los alimentos en los hogares, señalaron en conferencia de prensa organizaciones sociales.

Razones de discriminación como menores salarios y la función que juegan en la sociedad hacen que la mujer sea la primera afectada por la crisis alimentaria y que en ellas impacte de manera más directa e inmediata, señaló Alejandro Villamar de la Red Mexicana de Acción contra el TLCAN en entrevista con Cimacnoticias hoy luego de la conferencia.

Sin embargo hay una paradoja, dijo, son también “las mujeres las que pueden tener un papel más activo, son las que pueden salir a las calles y gritar: ‘¡No me alcanza!’, ellas son sin duda alguna las primeras afectadas”, agregó.

El experto en el tema de tratados comerciales, indicó que otro impacto del TLCAN en este sector de la población recae sobre las campesinas.

Ya que, apuntó, “son una parte muy importante de la producción agrícola del país, el mejor ejemplo son las jornaleras agrícolas, las cuales debido a la migración de los hombres han terminado haciéndose responsables de la producción agrícola en muchas partes del país, realizan hasta una cuádruple jornada de trabajo, además de convertirse en el sector que más migró hacia Estados Unidos el año pasado”.

Organizaciones de la sociedad civil como la FIAN México, Unión Nacional de Organizaciones Regionales Campesinas Autónomas (UNORCA) y Espacio de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, dedicadas al estudio del fenómeno y de la lucha por erradicar esta problemática, demandaron una solución inmediata por parte de las autoridades.

Se rehúsan, demandaron, a seguir con el “optimismo irresponsable” por parte de las autoridades como Alberto Cárdenas Jiménez, titular de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), quien “niega que exista la posibilidad de una crisis alimentaria”.

DEJAMOS DE SER AUTOSUFICIENTES

Alejandro Villamar indicó que hasta antes de que México firmara el TLCAN era un país autosuficiente en la producción del maíz para consumir, ahora importa el 30 por ciento, lo que equivale a 13 millones de toneladas de este grano.

Villamar y otros expertos señalaron que la escasez de este producto básico para la alimentación de la población se debe al uso de este grano para la producción de agrocombustibles: en el mundo, de 2007 a la fecha ha habido un incremento del 47 por ciento en los precios de granos, afirmaron.

Esto se puede medir con el porcentaje salarial que la población recibe. En México la población destina del 70 al 80 por ciento de su ingreso a la alimentación, mientras que en Estados Unidos sólo lo hacen en un 16 por ciento. “El salario ha sido castigado y esto merma la calidad de la alimentación de las y los mexicanos”, indicó Villamar.

El especialista denunció que esto se debe a las prácticas monopólicas que se llevan a cabo en nuestro país, sin regulación suficiente, ya que el país no cuenta con una política propia en esta materia, ni con una reserva alimentaria, afirmó Villamar en la conferencia de prensa.

Ante esto, las ONG demandaron se frene la escalada de precios en los alimentos, que se proteja a la población de las prácticas monopólicas de las empresas nacionales y trasnacionales, y mayor presupuesto para la producción de maíz, destinado al consumo nacional.

También exigieron que salga el maíz y el frijol del TLCAN, se reforme el capítulo agropecuario de este tratado y se legisle en la Constitución el derecho humano a alimentarse de todas y todos los mexicanos.

La crisis alimentaria que se vive a nivel mundial, en al menos 37 países de Asia y África principalmente, está confirmada por las declaraciones recientes del secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon; Jacques Diouf, director de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), y Robert Zoellick, presidente del Banco Mundial (BM).

08/GCJ/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content