Inicio Agresión contra mujeres: las variantes

Agresión contra mujeres: las variantes

Por la Redacción

Las estadísticas elaboradas por el Banco Mundial y la OMS respecto de las mujeres agredidas demuestran que los índices de violencia están aún lejos de disminuir. Tan solo en Latinoamérica, países como México, Perú, Chile y Colombia registran porcentajes de 70 por ciento de mujeres agredidas, mientras que en Argentina los índices rondan el 54 por ciento.

De las estadísticas en Argentina se desprende que la mayoría de las mujeres agredidas -cerca del 84 por ciento- tienen hijos y son casadas o viven en unión libre; de este universo, la mayoría son agredidas por su pareja. Asimismo, sólo 18 por ciento de las mujeres agredidas concluyó la educación secundaria, lo cual evidencia que la educación es un factor importante a la hora de encarar las acciones a seguir ante la agresión.

Más allá de las estadísticas, lo importante es definir qué es una agresión, ya que si bien el grado máximo de agresión es la físico, existen agresiones psicológicas, morales, laborales y sexuales, según información del portal Argentina Indy Media.

Si tu pareja te ridiculiza, te agrede verbalmente, te desvaloriza con comentarios sobre tu cuerpo o tu cultura, eso es agresión. Si tu pareja te tironea del cabello, te da bofetadas, te patea o te empuja, eso es violencia física. Si tu pareja te obliga a realizar actos que no quieres, a participar en relaciones con otras personas, a tener sexo con alguien que tú no quieres, o bien a utilizar elementos para el sexo sin tu consentimiento, entonces eres víctima de violencia sexual.

Por otra parte, si en tu ámbito laboral eres objeto de insinuaciones, propuestas indecentes, comentarios con doble sentido o presiones para salidas personales por parte de un superior, puede que seas víctima de acoso sexual.

Lo importante es denunciar estas agresiones. Bajo ningún motivo se debe justificar el silencio frente a la agresión. Tampoco se debe fiar la mujer del arrepentimiento del hombre golpeador o abusador, quien siempre tiende a pedir perdón por su acto, a jurar no volver a repetirlo, pero termina actuando igual.

El golpeador es generalmente un hombre que tiene dificultades para expresar sus sentimientos y que es reservado con sus afectos, pero que en sociedad es bien aceptado y hasta apreciado.

05/MH/YT

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content