Inicio » Al contrario de los varones, desempleo femenino va al alza

Al contrario de los varones, desempleo femenino va al alza

Por la Redacción
trabajo25cesarmartinezlopez

La prevalencia de obstáculos por razón de género para que las mujeres consigan o mantengan un empleo formal en México ocasionan que la tasa de desocupación (TD) se agudice para la población femenina, mientras que para los varones este mismo indicador muestre porcentajes más alentadores.
 
Según los resultados de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), si bien de 2013 a 2014 la TD nacional para el mes de mayo disminuyó de 4.93 a 4.92 por ciento, ésta no muestra el mismo comportamiento por sexo, ya que la TD femenina durante este mes incrementó de 4.93 a 5.17 por ciento, mientras que la de los varones disminuyó de 4.93 a 4.77 por ciento en el mismo periodo.
 
Además, según Inegi, durante los primeros meses de este año la TD femenina mantuvo un incremento constante mes con mes, ya que tan sólo de abril a mayo aumentó 0.24 por ciento.
 
Cabe advertir que las notas preliminares de la ENOE arrojan sólo datos relativos, es decir porcentajes; pero no detallan datos absolutos sobre la PEA general 2014 con los cuales se podría estimar la equivalencia en número de personas para cada indicador.
 
En todas las características que conforman a la Población Económicamente Activa (PEA), como es el nivel de escolaridad, la experiencia u otros, las variaciones entre los sexos reflejan diferencias porcentuales que son desfavorables para las mexicanas.
 
De inicio, aunque la población total del país está conformada casi equitativamente por mujeres y hombres, la PEA está integrada por 76 por ciento de varones contra 42 por ciento de población femenina, y mientras la PEA masculina aumenta mes con mes, la de las mujeres disminuye.
 
Además, aunque el porcentaje de personas con título universitario integre a más mujeres que a hombres, éstas enfrentan más dificultades para ingresar al mundo laboral y, dentro de él, a puestos más altos, ya que según las características específicas de las mexicanas desempleadas, Inegi reportó que 45.06 por ciento tiene el mayor nivel de instrucción que es el medio superior.
 
Llama la atención que en esta característica, el porcentaje de hombres con elevada preparación académica que no tienen empleo es de 38.90 por ciento; es decir, mucho menor que el de las mujeres en las mismas condiciones.
 
Lo mismo ocurre con la experiencia, ya que mientras el 12 por ciento de las mujeres desocupadas no tienen experiencia laboral, tan sólo el 6 por ciento de los varones se encuentra en esta situación.
 
De la PEA ocupada, según posición laboral, el 67.3 por ciento se encuentra como trabajadoras subordinadas y remuneradas, mientras sólo el 2.32  por ciento se mantiene como empleadoras.
 
Además, 7.87 por ciento desempeñan trabajos no remunerados en contraste con el 4.21 por ciento de los hombres que se encuentran en esta situación.
 
Las tasas complementarias a la de desocupación también muestran un panorama desolador para las mujeres, ya que representan a la población en condiciones precarias de ocupación, lo cual va en incremento en términos generales.
 
Así, la tasa de subocupación femenina –que corresponde a las mujeres que declararon tener necesidad y disponibilidad para trabajar más horas del horario laboral que ya cubren– es de 6.5 por ciento, y la mayoría de ellas está en los sectores servicios y comercio.
 
Expertas como la economista especializada en género Carmen Ponce han señalado que las mexicanas aún enfrentan obstáculos “invisibles y naturalizados” para acceder a puestos de decisión o emprender negocios exitosos; y que persisten desigualdades basadas en el género que se traducen en limitantes para las mujeres en el acceso, uso y control de recursos como el trabajo, la tierra, el capital y la información.
 
En México hay 33 hogares con jefaturas femeninas por cada 100 con jefatura masculina, además de que la ausencia de empleo conlleva a que las desempleadas carezcan de autonomía económica.

14/AJSE/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: