Inicio » Alarma el fundamentalismo sobre la Ley de Convivencia

Alarma el fundamentalismo sobre la Ley de Convivencia

Por Román González

Alarma que en el ánimo de atender a fantasmas provenientes del fundamentalismo se pretenda retrasar el dictamen de la Ley de Sociedad de Convivencia por parte de las comisiones unidas de Derechos Humanos, Estudios Legislativos y Prácticas Parlamentarias, aseguró la Red Ciudadana por la Sociedad de Convivencia.

En voz de su coordinadora Rosalinda Avila señaló que durante los tres años de intensas negociaciones en la ley, se ha tenido que modificar a solicitud de los partidos, particularmente el Partido de la Revolución Democrática; siempre se cuidó que a pesar de que la propuesta perdiera alguna de sus virtudes, conservara la solidez jurídica para otorgar derechos.

Hizo un llamado a las y los diputados de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal para que se sumen a la defensa de la laicidad del Estado, de los Derechos Humanos y de la democracia incluyente para que dictaminen en favor de la iniciativa.

Para que en esa perspectiva se encuentre una relación del artículo sexto que deje tranquilos a los detractores de la ley, “pero que no nos prive el derecho a luchar por la seguridad social”.

Avila refirió que se permitiría que en lo inmediato el dictamen pueda pasar al pleno para que esté en tiempo de votarse en el actual periodo de sesiones, promesa en la que ofrendó su palabra la fracción parlamentaria del PRD.

Explicó que el dictamen de Ley de Sociedad de Convivencia, que se heredó de la segunda Legislatura, es producto de un intenso trabajo de análisis social, legislativo y jurídico realizado por un número importante de expertos en derecho.

Todos ellos, aseguró, desde una convicción laica y reformadora cuya misión fue generar una ley sólida que atendiera en forma humana, incluyente y respetuosa a la realidad de los diversos hogares alternativos que existen en la ciudad capital.

“Nunca nos hemos negado al intercambio de ideas que permitan modificar en forma constructiva el dictamen, pero hay faltas graves como en el caso de los patrimonios que se cambia el concepto de hogares por el de una sociedad civil”, dijo Ávila.

Además, se quita la posibilidad de acceder a los servicios de salud “el IMSS y el ISSSTE, asimismo se elimina en términos reales la tutela y la sucesión. Ello sólo por mencionar algunas de las muchas inconsistencias que puedan ser letra muerta y no una ley que no corresponde al espíritu original de la iniciativa de ley”.

03/RG/GMT

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más