Inicio » Alemana deportada de Atenco que prepara denuncia por tortura

Alemana deportada de Atenco que prepara denuncia por tortura

Por Lourdes Godínez Leal

Después de un mes de haber permanecido en el anonimato, la alemana Samantha Dietmar, quien fuera deportada junto con Valentina, Cristina, María y Mario, luego de los hechos de Atenco, está decidida a hablar y a presentar una denuncia por tortura y deportación ilegal.

En su testimonio que hizo llegar a la prensa mexicana, Samantha, estudiante de fotografía y diseño gráfico en Alemania y quien se encontraba en México en mayo pasado para realizar un documental, denunció que durante el operativo, al igual que sus compañeras extranjeras y las mexicanas, sufrió abusos sexuales por parte de los policías.

Y así lo documenta en su testimonio en donde narra cómo fue su detención y el “infierno”que vivió desde que la subieron en el camión para trasladarla al penal de Santiaguito.

Samantha se encontraba en un hotel ubicado en la entrada sur de la comunidad de Atenco cuando inició el operativo la mañana del 4 de mayo. Desde allí escuchó los helicópteros sobrevolar y el ruido de la movilización.

Cuando se dio cuenta del operativo, tomó sus cosas, salió del hotel y después de unos minutos, fue detenida por un grupo de policías que la empujaron contra una pared y le pidieron sus documentos.

“Temblando, busqué en mi bolsa y les di mi permiso internacional de prensa. Mi documento cayó al suelo y a mi me condujeron a un camión. Allí empezó el infierno…

De los brazos y el cabello, me arrastraron hacia el camión donde ya había muchas más personas apiladas. La policía nos insultaba y nos pegaba con la macana en espaldas, cabezas y pies.

Sentí manos en mis nalgas y en mi espalda y también como trataban de subir mi blusa. Yo traté de bajármela y comenzaron los insultos “gringa”, alguien me golpeó en la cara. Mi nariz sangró.

Los policías nos agachaban las cabezas con sus macanas y solo alcanzaba a escuchar cómo la policía seguía preguntando por “la alemana”. Manosearon mis senos… me ofrecieron agua y me sentaron junto al grupo de policías, separándome de la gente capturada. Ellos dijeron “si cooperas, no te va a pasar nada”.

Durante dos horas y media estuve junto al grupo de policías, me tomaron fotos con sus teléfonos celulares y entre ellos se pasaban un celular que tenía imágenes pornográficas. Me preguntaban sobre el EZLN, ETA y Hitler. Uno de ellos me dijo que tenía bonitos ojos y que si no quería salir con alguno de ellos.

Había algunos mechones de mi cabello con los que los policías empezaron a jugar poniéndoselos en la cabeza y riéndose. Empecé a llorar, por el dolor y la desesperación”.

Samantha denuncia los malos tratos de que fue objeto por las autoridades del país, entre los que destacan la incomunicación y el haberle quitado sus documentos de identificación personal.

Y detalla ” la tarde del 6 de mayo en Frankfurt, Alemania, la policía alemana se sorprendió porque no les fue entregado ningún tipo de documentación, ni el archivo de mi caso que justificara mi deportación”.

Y es que a decir de la propia Cristina Fernández a Cimacnoticias, una de las españolas deportada, la premura se debió a que un Juez se encontraba en el aeropuerto con la orden de amparo y por ello, argumentan que la deportación fue ilegal.

Por lo pronto, Cristina, quien ha tenido comunicación con Samantha a través del Internet y analizan el tiempo y forma en que será presentada la denuncia por abuso sexual y deportación ilegal.

06/LG/LR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: