Inicio » Alicia Bárcena, posible candidata a secretaria general de la ONU

Alicia Bárcena, posible candidata a secretaria general de la ONU

Por Waldo Mendiluza

La oficialización esta semana de la candidatura de la argentina Susana Malcorra para la Secretaría General de la ONU y el anuncio de la mexicana Alicia Bárcena de aspirar al mismo cargo, colocan a América Latina en la carrera por el puesto.
 
El pasado lunes, la Asamblea General de las Naciones Unidas confirmó la incorporación a la lista de candidaturas de la actual canciller de Argentina y ex jefa de Gabinete del secretario general Ban Ki-moon, quien en diciembre próximo concluye su segundo mandato de cinco años.
 
Por su parte, la secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) manifestó el mismo día su disposición a competir por el cargo. “Sería para mí un honor, pero no depende de la persona, sino del gobierno y del país y sus prioridades; eso es importante que México lo defina”, acotó entonces Bárcena.
 
Hasta ahora, la Asamblea no ha oficializado la incorporación de la bióloga y diplomática mexicana a la carrera por el máximo cargo de la organización que aglutina a 193 Estados, lo cual sólo se hace si el gobierno en cuestión presenta la solicitud.
 
Por tanto, con Malcorra suman 10 las y los aspirantes al puesto: Vesna Pusic (Croacia); Natalia Gherman (Moldavia); Helen Clark (Nueva Zelanda); Irina Bokova (Bulgaria); Igor Luksic (Montenegro); Antonio Guterres (Portugal); Danilo Turk (Eslovenia); Srgjan Kerim (Macedonia), y Vuk Jeremic (Serbia).
 
Hace pocos días, el presidente de la Asamblea General en su 70 periodo de sesiones, el danés Mogens Lykketoft, adelantó que faltaban al menos dos candidatos por anunciar, aunque descartó entrar en detalles bajo el argumento de que son los gobiernos los encargados de dar la noticia.
 
Tal vez Malcorra y Bárcena sean las personas a las que se refirió Lykketoft en sus declaraciones a la prensa, o tal vez falte algún otro aspirante por oficializar.
 
El peruano Javier Pérez de Cuellar encabezó la ONU durante dos periodos, 1982-1986 y 1987-1991, el único latinoamericano en hacerlo en las siete décadas de existencia del ente mundial.
 
Según una rotación geográfica no reflejada en documento alguno, pero generalmente aceptada, correspondería a Europa Oriental aportar el próximo secretario general, pero ya van tres pretendientes de otras partes del mundo, todos con buenas opciones.
 
Otro tema que cobra una fuerza sin precedentes es el reclamo de que por primera vez una mujer llegue al cargo, en sintonía con los esfuerzos de la ONU a favor de la equidad de género y el empoderamiento femenino.
 
En este escenario, no debe perderse de vista que la mitad de aspirantes son mujeres, algunas, como la neozelandesa Clark, la búlgara Bokova y la propia Malcorra, con comentarios de diplomáticos, especialistas y periodistas muy favorables.
 
PROCESO INÉDITO
 
El proceso para definir la Secretaría General ha sido muy criticado por la mayoría de las naciones, dado el tradicional y casi exclusivo protagonismo del Consejo de Seguridad, y en particular de las cinco potencias con escaño permanente y derecho a veto (Estados Unidos, Rusia, Francia, China y Reino Unido).
 
Con la resolución 69/321 de 2014, de la Asamblea General, la comunidad internacional sentó las bases para una manera más abierta de elegir el máximo cargo de la organización, aunque nadie duda de que el Consejo mantendrá la última palabra en el tema.
 
Además de buscar transparencia, el fin es alcanzar una mayor participación en el proceso. En este sentido, en abril pasado se celebraron tres sesiones, calificadas de inéditas, en las cuales los nueve aspirantes confirmados entonces expusieron su visión del puesto a los Estados miembros y a la sociedad civil.
 
Las y los candidatos señalaron sus prioridades y posturas de cara a grandes preocupaciones de la humanidad, como la paz, el desarrollo inclusivo, y la lucha contra la pobreza y el terrorismo, y respondieron preguntas al respecto.
 
Para Lykketoft, este proceso público ayudó a conocer a las y los aspirantes y a elegir al mejor de ellos para guiar a la ONU los próximos cinco años, con posibilidades de un segundo mandato.
 
El o la secretaria general debe tener independencia, autoridad, habilidades políticas y diplomáticas y experiencia en dirección, requisitos que las y los nominados reúnen, subrayó.
 
De acuerdo con el presidente de la Asamblea General, en junio próximo volverán a realizarse las consultas públicas, con las y los candidatos incorporados a la lista después de abril. Se espera que en julio el Consejo de Seguridad active su mecanismo para elegir a la o el candidato, quien deberá ser confirmado por la Asamblea para asumir el cargo el 1 de enero de 2017.
 
16/WM/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: