Inicio » Amalia Caballero de Castillo Ledón

Amalia Caballero de Castillo Ledón

Por Benny Cruz Zapata/ corresponsal

Los restos de Amalia Caballero de Castillo Ledón descansan ya en la Rotonda de los tamaulipecos ilustres, lo que significa un acto de justicia para la mujer tamaulipeca que marcó la historia de las mujeres en México, pues con sus acciones abrió la brecha de lo que hoy es un camino transitado no sólo para las mujeres, sino también para los más desprotegidos”, aseguró la Yoliria Joch González, directora del Instituto de la Mujer Tamaulipeca.

Doña Amalia se distinguió por luchar en favor de la mujer y para ello fundó y presidió el Ateneo Mexicano de Mujeres y el Club Internacional de Mujeres (1932).

Tras el decreto del presidente Adolfo Ruiz Cortines, el 17 de octubre de 1953, para reconocer el derecho de la mujer mexicana para votar y ser votada, estuvo la obra de doña Amalia.

Desde la creación del Consejo Interamericano de Mujeres, la tamaulipeca había propuesto que las mujeres latinoamericanas votaran, lo que no fue escuchado por una sociedad altamente machista.

Promovió entones una carta con miles de firmas de mujeres solicitando el derecho al voto. Para todos los mexicanos, y también extranjeros, quedó claro que Amalia se había convertido en líder femenina de su época.

Participó activamente de la vida diplomática mexicana: de 1953 a 1956 fue ministra plenipotenciaria de México. Fue la primera mujer embajadora, estuvo frente las embajadas de Suecia (1953), Suiza (1957), Finlandia (1959), Austria (1965-1970) y Naciones Unidas (1965).

Su ardua labor en pro de la participación de la mujer en la política cobró frutos al ser la primera mujer en formar parte del gabinete presidencial. Durante la administración del presidente Adolfo López Mateos ocupó la Subsecretaría de Asuntos Culturales, de 1959 a 1964. Durante su gestión se crearon el Museo Nacional del Virreinato, el Museo de Arte Moderno, y el Museo de las Culturas.

SU PASO POR EL DISTRITO FEDERAL

Activa promotora a nivel mundial de la equidad de género, Amalia Caballero de Castillo Ledón nació en San Jerónimo de Santander Jiménez, estado de Tamaulipas, el 18 de agosto de 1898. Obtuvo el título de maestra normalista y estudió la carrera de Letras en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

En 1929, junto con los doctores Aquilino Villanueva e Ignacio Chávez, participó en la creación de la Asociación Nacional de Protección a la Infancia. En ese mismo año trabajó en la creación de la Oficina de Educación y Recreaciones Populares del entonces Departamento Central del Distrito Federal (actualmente Acción Social).

Con el objetivo de difundir el arte dramático a todos los niveles sociales (teatro de masas), promovió la instalación de enormes carpas y escenarios al aire libre, como el del Parque México. En colonias populares abrió centros culturales y dentro de las cárceles estableció talleres de artes y oficios. Para las hijas de las reclusas fundó la Escuela Héroes de Celaya, en la delegación Azcapotzalco en el Distrito Federal (DF). También organizó la primera Unión de Actores Teatrales Mexicanos.

VIDA DIPLOMÁTICA

En 1936 junto con Luz Vera, Graciana Álvarez , Belén de Zárraga, Julia Nava de Ruizánchez, María Ríos Cárdenas, Otilia Zambrano y Josefina Velásquez, formó el Comité Femenino Interamericano pro Democracia, cuya misión fue apoyar y divulgar los principios de la política exterior de México.

Organizó las guarderías para las y los hijos de locatarios de mercados. En 1944 fue miembro titular del Seminario de Cultura Mexicana y realizó los trámites para incorporar la Comisión Interamericana de Mujeres (misma que luego presidió) a la organización de Estados Americanos (OEA), y de 1946 a 1950 la representó ante la Comisión de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

En 1945, en plena Segunda Guerra Mundial participó en la Conferencia Mundial de San Francisco, donde intervino en la consagración de la igualdad de hombres y mujeres en la Carta de las Naciones Unidas.

En 1948 fue nombrada presidenta del Sector Femenil del entonces Partido de la Revolución Mexicana (PRM); presidió el comité Coordinador Femenino para la Defensa de la Patria. También en 1948 representó a México ante la OEA y en 1952 fundó la Alianza de Mujeres de México.

En 1964, Amalita, como muchos la llamaban, fue miembro del Consejo Consultivo de la Administración Pública Internacional de las Naciones Unidas. En 1965 fue Representante del Organismo Internacional de Energía Atómica y en 1980 asesora de la Secretaría de Turismo.

COMBINÓ TRABAJO Y LITERATURA

Esta admirable mujer supo combinar sus actividades laborales con la producción literaria. La obra que nos legó son los ensayos: Cuatro estancias poéticas y Viena, sitial de la música de todos los tiempos. Los dramas: Cuando las hojas caen (1929), Cubos de Noria, Coqueta, Bajo el mismo techo, Peligro-Deshielo y La verdad escondida (1963).

En el marco de los festejos por el ingreso de sus restos a la Rotonda de los tamaulipecos ilustres, es dibujada magistralmente en la pieza teatral Réquiem para Amalia, escrita y dirigida por Medardo Treviño y actuada por la actriz Angélica Aragón.

Doña Amalia González Caballero de Castillo Ledón, murió en la ciudad de México el 3 de junio de 1986, a los 88 años de edad.

06/BCZ/GG/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: