Inicio Analizan realidad del aborto en Latinoamérica y el Caribe

Analizan realidad del aborto en Latinoamérica y el Caribe

Por Silvia Magally

En México siguen muriendo alrededor de 100 mujeres al año debido a abortos inseguros, problema considerado entre la primera y la tercera causa de muerte materna en América Latina y el Caribe, afirmó hoy María Consuelo Mejía, directora de la organización civil Católicas por el Derecho a Decidir.

En el foro Los Derechos Sexuales y Derechos Reproductivos: Retos y Desafíos, en el Claustro de Sor Juana, Mejía, quien habló en representación del Foro Nacional de Mujeres y Políticas de Población, recordó que seis mil mujeres mueren anualmente en Latinoamérica por complicaciones relacionadas con abortos inseguros.

En nuestra región este problema de justicia social y de salud pública debe ser atendido, dijo Mejía en el marco de la Campaña 28 de Septiembre, Día por la Despenalización del Aborto en América Latina y el Caribe.

Indicó que en México hemos avanzado especialmente a partir de la llamada Ley Robles, que amplió las causales de aborto en el Distrito Federal permitiendo mejorar las condiciones para el ejercicio de los derechos reproductivos de las mujeres de la ciudad.

Mejía arremetió contra la Iglesia Católica porque con su poder económico y político cada vez es más beligerante para influir en las políticas públicas relacionadas con los derechos sexuales y reproductivos de la población.

OLA DE FUNDAMENTALISMOS

Estamos viviendo una creciente oleada de fundamentalismos dirigida a homogeneizar, controlar y moralizar, en un clara alianza entre los sectores más conservadores de las iglesias, los estados y los ejércitos, denunció.

Comentó que esta cruzada moral se ha reflejado también en normas cada vez más estrictas para el control de la conducta de la feligresía católica, aunque “el abuso de poder de la jerarquía católica no nos sorprende, ejemplo dramático de este abuso son las denuncias de violaciones a religiosas y de abuso sexual que se han extendido por diferentes países del mundo”, agregó

Tampoco se dijo sorprendida porque algunos gobiernos del mundo continúen cediendo a presiones del Vaticano que utiliza como métodos el chantaje y la presión como cualquier dictadura.

En tanto, la directora del Instituto de las Mujeres del Distrito Federal (Inmujeres-DF), Luz Rosales Esteva, dijo que en México patrones culturales y religiosos ejercen estrictos controles sobre la sexualidad femenina y se considera a ésta inseparable de la reproducción, lo que impide a las mujeres apropiarse de sus decisiones reproductivas.

Esteva planteó que los servicios de anticoncepción no aseguran una oferta amplia de anticonceptivos modernos a precios bajos y accesibles lo que dificulta alcanzar coberturas efectivas, además de los factores culturales que impiden su uso aún cuando se conozcan y se tenga acceso a ellos, situación que deriva en que miles de mujeres se enfrentan a embarazos no planificados.

A diferencia de otros países, en México la anticoncepción masculina no se ha incorporado totalmente a los programas de salud lo que constituye un sesgo de género, dijo.

En cuanto a la violencia contra las mujeres, citó cifras de la Procuraduría General de Justicia del DF que indican que el 80 por ciento de las agresiones contra ellas permanecen en el silencio; diariamente se producen 50 delitos sexuales lo que equivale a una agresión cada 26 minutos. El 80 por ciento de las víctimas son mujeres y el 65 por ciento menores de 15 años, indicó.

Citó estudios recientes según los cuales 11 por ciento de las mujeres han vivido situaciones de violencia sexual y un tercio de aquellas que sufren violencia física dentro de la pareja son agredidas sexualmente.

MUCHOS CASOS COMO EL DE AMINA LAWAL

Rosales se congratuló por la detención del “vergonzoso y abominable crimen” que se iba a cometer en Nigeria contra Amina Lawall, quien había sido condenada a morir lapidada por adulterio.

“Consideramos que se ha ganado esta batalla pero nos avergüenza que en muchos países y en costumbres de nuestros propios pueblos y ciudades todavía haya muchas Amina Lawall con diferentes caras y con diferentes proceso incriminatorios, aún existen todavía María Candelarias”.

En su intervención Nadine Gasman, directora general de IPAS México, organismo civil internacional que trabaja por la erradicación de la muerte materna por aborto, dijo que al conmemorarse esta fecha se debe hacer un recuento del efecto que han tenido las leyes restrictivas en la salud de las mujeres y consideró que el problema del aborto debe pensarse en función de la salud de ellas.

Recordó que en 32 estados el aborto se permite en casos de violación, en 29 cuando es imprudencial; en 28 entidades cuando está en riesgo la vida de la mujer; en 10 por malformaciones congénitas; en nueve por grave daño a la salud de la mujer; en tres por inseminación artificial y solo en uno, Yucatán, por razones económicas.

Coincidió en que la Ley Robles representó un avance en México en esta materia aunque dijo que la situación en el resto de la república no es fácil debido a barreras personales y culturales.

Finalmente María Eugenia Romero, directora de Equidad de Género, Ciudadanía y Trabajo se pronunció por el derecho de las mujeres a los métodos anticonceptivos seguros refrendando su compromiso por la vida y porque los derechos de la población femenina se vean reflejados en las leyes.

2003/SM/LGL/MEL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más