Inicio Anticoncepción de Emergencia no es un abortivo

Anticoncepción de Emergencia no es un abortivo

Por Román González

Es sombrío que la jerarquía católica amenace con la excomunión a las mujeres que utilicen la Anticoncepción de Emergencia (AE), aseguró hoy la directora de la organización Católicas por el Derecho a Decidir, María Consuelo Mejía.

Afirmó que las declaraciones hechas a la prensa por el presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), José Guadalupe Martín Rabago, en el sentido que dicho método es abortivo y que interrumpe el proceso de vida, no son verdaderas.

También el cardenal Norberto Rivera Carrera, argumentó que el método va en contra de la ley, pues la Constitución Política de México favorece la vida humana desde la concepción, “si alguien lo hace está en contra de las leyes”.

Mejía aseguró que la AE es el único método con que cuentan las mujeres para evitar embarazos no deseados en casos de violación, ruptura del condón o cuando simplemente no se tiene acceso a otros métodos anticonceptivos debido a la demanda insatisfecha.

Además, dichas opiniones ¾aseguró Mejía¾ no son compartidas por la población católica mexicana, pues la Encuesta de Opinión Católica en México realizada durante 2003, que se aplicó a dos mil 328 personas católicas en 17 estados de la república en zonas urbanas, semiurbanas y rurales, de las cuales mil 187 fueron mujeres y mil 141 hombres, de entre 18 y 66 años, da cuenta de ello.

Destacó que la Secretaría de Salud (SS) publicó el miércoles pasado en el Diario Oficial de la Federación la Norma Oficial Mexicana de Planificación Familiar (NOM 005-SSA2-1993), con la que se obliga a los servicios públicos y privados de salud a informar y otorgar la atención de anticoncepción de emergencia para prevenir embarazos no deseados.

La NOM de servicios de planificación familiar actualiza la norma oficial de 1993 y establece la obligación de que los servicios de salud en México orienten a las mujeres sobre el uso de diversos métodos anticonceptivos, entre ellos las pastillas de anticoncepción de emergencia (PAE) y el condón femenino.

Los datos ¾señaló Mejía¾ arrojados de dicha encuesta, revelan que el 82 por ciento se pronunció a favor de que el aborto debe permitirse cuando la vida de la mujer corra peligro. Además, el 69 por ciento opinó que debería estar permitido cuando la madre tenga VIH/Sida y cuando sea producto de una violación.

Asimismo, la directora de Católicas por el Derecho a Decidir señaló que el 33 por ciento expresó que la iglesia católica debe permitir a las mujeres católicas practicarse un aborto y el 55 por ciento consideró que una mujer que decide practicarse un aborto continúa siendo una buena católica.

Celebramos, dijo, la congruencia de la Secretaría de Salud para poner al alcance de la población el material de anticoncepción de emergencia, a pesar de los intentos de grupos conservadores que existen en la jerarquía católica, de impedir la utilización de métodos anticonceptivos.

2003/RGL/GBG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más