Inicio » Apoya la ley de Guatemala a violador de una niña

Apoya la ley de Guatemala a violador de una niña

Por Olga Villalta

El 17 de abril del 2002 se inició el proceso penal sobre el abuso sexual cometido por el ex dirigente de la Unión Revolucionaria Guatemalteca, Arnoldo Noriega, a su hijastra Claudia María Hernández Cruz.

Norma Cruz, madre de Claudia, decidió enfrentarlo en los tribunales de justicia, ya que su hija aún era menor de edad. Ella y su hija han recorrido el calvario que las víctimas que se atreven a romper el silencio tienen que recorrer para obtener justicia.

El proceso fue por demás doloroso para Claudia; someterse a exámenes, a reconocimiento de lugares, a declaraciones que implicaba recordar hechos que la han marcado psicológicamente no era fácil, removía sentimientos de impotencia y le generaba estados de ánimo que ameritaron un apoyo terapéutico permanente para soportarlo.

El 24 de julio, se emitió la sentencia condenatoria por parte del Tribunal Undécimo de Sentencia, integrado por la presidenta, Nidia Nájera Sagastume y los vocales Carmen Adelina Toaspern Medina y Jorge Armando Solares.

Noriega fue encontrado culpable del delito de haber abusado de su hijastra desde que ella tenía siete años de edad, de 1991 a 1996. El tribunal dio valor a las pruebas de cargo y argumentaron que el procesado había actuado con alevosía, premeditación, abuso de superioridad y menosprecio. El delito quedó tipificado como “abusos deshonestos violentos en forma continuada”

En esa ocasión Noriega insistió en que era parte de un ataque político, y declaró a la prensa que apelaría y se le absolvería de todo cargo. Efectivamente Noriega no se quedó conforme y recurrió a una “apelación especial” para revisar la sentencia.

En este tipo de recurso no se pueden presentar pruebas, sino señalar aspectos técnicos y jurídicos sobre el proceso. La defensa señaló: Existencia de ley anterior, de los 4 delitos probados de abusos deshonestos, de los cuáles tres ocurrieron antes de la ley actual, por lo tanto solicitaron se le estableciera la pena en base a la ley anterior que era mas benigna.

La audiencia de apelación se realizó el 26 de febrero en la sala tercera de apelaciones, siendo los magistrados: Presidente, Augusto Eleazar López Rodríguez, Vocal I, Mayra Yojana Véliz López, Vocal II, Francisco rolando Villatoro Recinos. El 7 de marzo, esta sala emitió fallo favorable para Noriega rebajando la pena de 20 años a 8.

A juicio de la abogada Ispanel y Norma Cruz, se dejó fuera la aplicación del artículo 174 Agravación de la pena (Código Penal) inciso 3. En el debate anterior quedó plenamente demostrada la dimensión del daño a nivel psicológico, causado a Claudia María. Al no tomarse en cuenta estos agravantes la pena impuesta corresponde a la tipificación de abusos deshonestos.

Según la abogada Patricia Ispanel Medinilla, quién representa a Norma Cruz y Claudia Hernández, si no se hubiera probado el hecho perpetrado en junio del 96, la resolución del tribunal estaría apegada a la ley. Tal como se estableció el 7 de marzo, el último hecho no lo consideraron delito.

Es importante considerar la estrategia que Noriega utilizó: Contrató a la abogada Claudia Robles, quién hizo gala de su capacidad de dicción y elocuencia, hizo reverencia a la autoridad, emitió sus argumentos diciendo que como madre y como mujer era doloroso ver a un hijo varón acusado solo por el hecho de ser hombre.

También trató de confundir los peritajes forenses y desvirtuar los dictámenes psicológicos emitidos por el Ministerio Público y por la abogada Ana María Jurado. Por su parte, él continuó con el argumento de ser una persona que ha estado a favor de la causa de las mujeres y ahora es víctima de ellas. Indicó que a él se debía que la causa de las mujeres hubiera quedado plasmada en los acuerdos de paz.

Otro elemento importante que manejó Noriega fue la presencia de gente influyente en el movimiento social y político guatemalteco, la sala estaba llena de gente que lo apoyaba a él. A favor de Claudia solo se encontraban unas 8 personas. Cabe resaltar la presencia de ex funcionarias/os de organismos internacionales como la señora Laura Canuto, quién fue oficial de MINUGUA y Olga Pérez, quién actualmente trabaja en UNOPS apoyando a Noriega con su presencia.

Lo que queda por hacer: Se ha presentado un recurso de “Casación” solicitando la anulación del debate, lo que significa comenzar de nuevo. Puede pasar que acepten el planteamiento de la defensa de establecer una pena de cinco años conmutables, con lo cual Noriega estaría en libertad en unos tres años. Puede ser también que confirmen la sentencia y la pena original. Claudia y Norma han roto el silencio y se han atrevido a enfrentar al sistema patriarcal, merecen todo nuestro apoyo.

2003/OV/MEL

       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

El servicio informativo se realiza gracias al apoyo
brindado por las siguientes instituciones:
John D. and Catherine T. MacArthur Foundation, UNIFEM,
Partner of the Americas, Fundación Heinrich Böll,
GLAMS y The William and Flora Hewlett Foundation.

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: