Inicio » “Apoyo” a Madres Afortunadas se queda en el discurso

“Apoyo” a Madres Afortunadas se queda en el discurso

Por la Redacción
madresafortunadas05cesarmartinezlopez

A pesar de que pidió apoyo a las autoridades federales y del Estado de México –y nunca lo recibió–, Gabriela Sánchez López ha defendido con miles de obstáculos los Derechos Humanos de niñas y niños con discapacidad, así como de las madres solteras.

Impulsada por la carencia de oportunidades para las y los menores de edad con alguna discapacidad y el dolor que le causaba la discriminación que vivía su hija, en 2003 Sánchez López fundó la Asociación Civil Madres Afortunadas.

Desde que inició el proyecto, “la señora Gaby” –como es conocida– buscó el apoyo comunitario, de la ciudadanía y por supuesto de las autoridades municipales de Ecatepec.
 
Acondicionó –temporalmente– un pequeño espacio en su casa para dar terapia ocupacional y de estimulación a niñas y niños con cualquier tipo de discapacidad física o mental.

Al finalizar 2004 Sánchez López contactó al entonces alcalde de Ecatepec y actual gobernador mexiquense, Eruviel Ávila, para presentarle el proyecto, que además de atender a niñas y niños con discapacidad, contempla ayuda a sus madres –en su mayoría solteras– para que se desarrollen económica y personalmente.
 
Gabriela contó a Cimacnoticias que se entusiasmó cuando Ávila le dijo que apoyaría el proyecto. El 6 de enero de 2005, durante el festejo municipal por el Día de Reyes, el entonces edil anunció la construcción de una escuela para menores de edad con discapacidad.
 
Según documentos oficiales, cuya copia proporcionó Gabriela Sánchez a Cimacnoticias, el ahora gobernador giró instrucciones al entonces secretario municipal de la Comisión de Deporte y Recreación, Arturo Espinosa Ramírez, para concesionar un lote baldío propiedad del ayuntamiento a la organización Madres Afortunadas, a fin de construir la escuela para personas con discapacidad.
 
Semanas después Eruviel Ávila, acompañado de la entonces directora general del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia en el Edomex y actual titular del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), Lorena Cruz Sánchez, visitaron la casa de Gabriela y conocieron su pequeño espacio de trabajo.
 
Ahí los gobernantes le reiteraron el apoyo necesario para que Madres Afortunadas –que en ese momento ya atendía a unas 40 niñas y niños– contara con un espacio propio.
 
Aunque Gabriela juntó las firmas vecinales que respaldaban ante el municipio que la comunidad apoyaba la creación de la escuela al considerarla una “necesidad social”, las promesas oficiales nunca se materializaron.
 
En cambio, de manera inesperada, el comisionado de Deporte, Arturo Espinosa, cedió los derechos del lote baldío a un particular que luego edificó un salón de fiestas actualmente en funciones.
 
PIEDRAS EN EL CAMINO
 
En 2009 Gabriela se trasladó a Guadalajara, capital del estado de Jalisco –de donde es originaria–, para buscar mejores ingresos económicos y brindar mejores condiciones de vida a su hija Rosa Isela, quien tiene retraso mental.
 
Su partida la obligó a delegar la dirección de Madres Afortunadas a una de sus integrantes, quien poco tiempo después abandonó el proyecto.
 
En Jalisco, Gabriela Sánchez conoció a Ricardo Alejandro Meneses, con quien estableció una relación amorosa y meses después agredió sexualmente a su hija, quien en ese entonces tenía 13 años de edad.
 
Tras la denuncia, el agresor fue acusado de violación sexual, pero el personal judicial no incluyó todas las pruebas y el delito fue clasificado como estupro, lo que le permitió a Meneses salir bajo fianza tan sólo dos semanas después de haber sido detenido. Luego, en junio pasado, el sujeto fue sentenciado a sólo tres años y un mes de prisión.
 
Debido a las amenazas, agresiones y hostigamiento constante que le generó haber iniciado el proceso judicial, Gabriela regresó al Edomex y retomó el proyecto de Madres Afortunadas.
 
“Siempre he sido activista, pero con la injusticia que vivimos mi hija y yo me volví oficialmente defensora de Derechos Humanos y con más elementos para sacar a las y los niños adelante y ayudar a sus mamis”, dijo Gabriela a esta agencia.
 
En 2012 arrancó de nuevo el proyecto y “la señora Gaby” comenzó a buscar alianzas a nivel federal. Logró que el Inmujeres la incluyera en el Foro de consulta del Programa Nacional para la Igualdad de Oportunidades y no Discriminación contra las Mujeres (Proigualdad), donde dio a conocer su caso y el de la organización.
 
Al finalizar el foro, Gabriela se acercó a la titular del Inmujeres, Lorena Cruz, y consiguió una cita con ella para abordar las necesidades de Madres Afortunadas.
 
“Me entusiasmé de ver que Lorena Cruz estaba ahí y me citó en su oficina porque a ella ya la conozco, fue a la casa y esa vez me dijo que estaba interesada en sacar mi proyecto adelante”, comentó Sánchez López.
 
Relató que al acudir a la cita el pasado lunes en el Inmujeres, la titular le reiteró su respaldo, pero del encuentro no hubo una propuesta concreta en materia de recursos o apoyos.
 
“Me dijeron que el Inmujeres no da esa clase de apoyos y sólo me dieron una orientación. También me mandaron a la Secretaría de Desarrollo Social –encabezada por Rosario Robles– y ahora le voy a hacer la lucha por allá”, dijo la defensora.
 
13/RED

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: