Inicio Artesanas autogestionan espacio para vender sus productos

Artesanas autogestionan espacio para vender sus productos

Por Valeria Valencia
colectivomujeresdestacadas01revistaenheduanna

Con mucha creatividad, tiempo y emociones invertidas, este colectivo de mujeres busca hacer un cambio en la conciencia de los consumidores para el fomento consciente y responsable de la producción local, y ante la problemática a la que se enfrentan las y los productores locales, que es la comercialización, decidieron construir su propio espacio que inauguraron este sábado 9 de abril.
 
Conscientes de que la producción local está muy desvalorizada y que deben de luchar contra prácticas tan arraigadas como el regateo, estas cuatro talentosas jóvenes decidieron emprender un colectivo que más allá de la ganancia busca animar a quienes consumimos, hagamos una reflexión en lo que estamos comprando y favorezcamos a las y los productores locales.
 
Amanda Robles, Yasmín Ovalle, Victoria Campos y Yadira Hidalgo tienen diferentes formaciones profesionales, pero les ha unido el encanto por la creación propia y el deseo de construir un mejor mundo a través de artículos que cuidan el cuerpo y el medio ambiente; que ayuda la producción de otras mujeres, y que valora la creatividad y sabiduría de las joyas hechas a mano.
 
Las creadoras comentan en entrevista que desde que iniciaron, cada una por su lado hace años, el mayor obstáculo ha sido encontrar un espacio para la comercialización de sus productos.
 
Ya conformadas como colectivo han encontrado oportunidades en los espacios que abren eventualmente los tianguis, pero advierten que les gustaría que las cuotas fueran más accesibles. Por el lado de las autoridades, tampoco han encontrado interés por el fomento a la producción local.
 
Ante ello, decidieron construir su propio lugar de venta, un pequeño espacio en la casa de una de ellas que han acondicionado y que este 9 de abril fue inaugurado en la calle de Remedios Morellón, número 16, en el barrio de Santa Lucía, en esta ciudad de Los Altos de Chiapas.
 
Amanda Robles es psicóloga pero “pasionalmente es creadora de accesorios artesanales”, como se presenta ella misma. Su marca personal es “Agostina”, que creó desde hace cuatro años.
 
Yasmín Ovalle es quien crea las toallas femeninas ecológicas y su experiencia la cuenta así: “Después de un círculo de mujeres, en el que conocí las toallas, sentí cambios físicos y emocionales en mí y lo quise compartir con otras mujeres porque son una forma de conectar en tu cuerpo y es benéfico porque se deja de gastar tanto dinero y cuidan el ambiente”.
 
Victoria Campos diseña y decora alcancías de barro y con ello apoya la venta solidaria con la compra de ese tipo de alcancías hechas por artesanas del municipio de Amatenango, a quienes les encarga los simpáticos cochinitos para su venta.
 
Este original espacio alternativo de producción, en el que “usamos pinturas vegetales y materiales reciclados”, abrió sus puertas el  sábado 9 de abril.
 
16/VV/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content