Inicio Asiáticas, protagonistas del FSM

Asiáticas, protagonistas del FSM

Por Las Penélopes

En el Cuarto Foro Social Mundial (FSM), Mumbai, India, que reunió a casi cien mil personas, hubo discusiones, talleres y “conversatorios” de mujeres, las que participaron como nunca antes en un encuentro de este tipo, sobre todo las mujeres asiáticas. Los temas: mundialización, “trabajadoras sexuales”, mujeres afganas, Tribunal Penal Internacional contra la violencia de género.

Un informe de la agencia de noticas Púlsar destaca el gran protagonismo de las mujeres asiáticas que participaron en el Cuarto Foro Social Mundial. La enviada especial de MujeresHoy, María Pía Matta, entrevistó, entre otras, a Bianca Miglioretto, de Radio Lora, Suiza, quien dirigió la Red de Mujeres de la Asociación Mundial de Radios Comunitarias, AMARC.

-¿Cuál es su impresión acerca de la participación de las mujeres en este Cuarto Foro Social Mundial?

–Para mí es impresionante, hay muchísimas mujeres aquí, en las calles, manifestándose… También hay diversas y distintas charlas y talleres sobre temas de mujeres. El otro día participé en una charla de “Planeta Iris”, y ahí se habló sobre los derechos de las trabajadoras sexuales.

“Fue muy impresionante, tanto aquí en India como en Bangladesh este movimiento es muy fuerte. Han criticado que el gobierno y las Organizaciones No Gubernamentales (ONG) nunca se interesaron de la situación de las trabajadoras sexuales hasta que llegó el sida. Ahora sí, en este momento se interesan, pero no por la salud de las mujeres, sino por la salud de sus “clientes”, porque ven a las mujeres sólo como las portadoras de una enfermedad. Ahora quieren controlarlas con condones, con propaganda, etcétera, pero es muy claro que esto no va a funcionar hasta que las trabajadoras sexuales no logren sus derechos. Sólo así podrá combatirse realmente el sida, porque ellas tienen derecho al tratamiento médico. Hay una organización que se llama “Trabajadoras Sexuales con VIH” y están intentando lograr eso.

“También me impresionó la charla Guerra contra las mujeres, mujeres contra las guerras, que llenó la plaza más grande de la ciudad, el lugar donde se inauguró este foro. Antes, hubo una manifestación muy grande de mujeres que marcharon hasta el lugar de la charla. En la charla participó Arundhati Roy, famosa escritora indú traducida a muchos idiomas. Su libro más conocido es El dios de las pequeñas cosas, pero también ha escrito ensayos, en los que analiza muy profundamente la política de Estados Unidos y de sus aliados en la llamada Guerra contra el terrorismo.

“También participó Nawal-El Saadawi, la médica egipcia que por su activismo feminista ha sufrido mucha represión en su país. Querían divorciarla forzosamente, y no puede trabajar como médico en Egipto porque por ser mujer no le dan el permiso para hacerlo. Ella dijo que tenemos que tener cuidado con las expresiones que usamos. Se preguntó que quieren decir realmente los términos Primer Mundo y Tercer Mundo; países desarrollados y países subdesarrollados. ¿Qué quiere decir Primer Mundo? ¿Quién define, quién decide lo que es un país subdesarrollado? ¿Quién dice que la civilización occidental, que hace guerras, que anda por el mundo explotando y matando gente, es más desarrollada que otra?

“La tercera participante era Saher Saba, de la Asociación Revolucionaria de Mujeres de Afganistán, que habló sobre la situación de las mujeres en su país. Dijo que actualmente nadie se interesa por ellas. Mientras estaban los talibanes, Estados Unidos tomaba la situación de las mujeres afganas como excusa para la guerra. Ahora que se han ido, todo el mundo piensa que la situación ha cambiado, pero no es verdad. Hoy día los mismos Señores de la Guerra están en el poder y siguen aplicando su terrorismo contra las mujeres hasta el punto que muchas optan por el suicidio. En el Afganistán de hoy, las mujeres no tienen derecho a la atención médica ni a la educación y todavía tienen obligación de usar las burkas al salir a la calle.

“La cuarta era Irene Kahn, nacida en Bangladesh y representante de Amnistía Internacional. Ella también contó distintas historias de mujeres que han sufrido la violencia, ya sea en guerras, ya sea en sus casas. Ella convocó a detener la violencia contra las mujeres, lo que no quiere decir que tengamos que pedir a otras personas que lo hagan por nosotras. Somos nosotras las que tenemos que parar la violencia porque la solución está sólo en nuestras manos. Son nuestros valores en la sociedad, son nuestras tradiciones, son nuestras actitudes las que permiten que la violencia contra la mujer sea algo aceptado en nuestras sociedades.

“El acto terminó con una convocatoria a que todas y todos los presentes levantaran sus manos simbolizando que estábamos dispuestos a participar en esta lucha contra la violencia contra las mujeres, algo muy emocionante”.

-A propósito de esto, debemos recordar que una de las banderas que levanta este foro es la del Tribunal Penal Internacional, y ahí las mujeres tienen mucho que decir.

–Hay una Corte Penal que está llevando adelante una iniciativa de las mujeres respecto a la justicia de género. Es el caso de muchas grandes guerras, donde los derechos de las mujeres como prisioneras de guerra no son reconocidos. Por lo tanto muchas mujeres que eran (son) sometidas a violaciones masivas no estaban amparadas al “derecho de guerra”. No se consideraba a la violación como una forma de tortura.

“En Chile, por ejemplo, durante la dictadura de Pinochet, muchas mujeres decían: “No, si a mí me violaron solamente, no me torturaron…” Las violaciones masivas fueron aplicadas por muchas dictaduras y en muchas guerras, como la de los Balcanes, por ejemplo, miles de mujeres fueron sometidas a violaciones masivas, para que tuvieran otro tipo de hijos, para que se cambiara la raza, etcétera.

“Por eso es necesaria una Corte Penal que reconozca y castigue esta violencia de género, estas atrocidades que sufren las mujeres (y también los hombres y los niños, claro) en tiempos de guerra. Es curioso que este neoliberalismo que facilita tanto la globalización económica, ponga al mismo tiempo tantos obstáculos para globalizar la justicia”.

04/MUJERESHOY/GMT

*Agencia Informativa Púlsar. María Pía Matta es vicepresidenta de AMARC.

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más