Inicio » Aumentan niñas y adolescentes víctimas de turismo sexual

Aumentan niñas y adolescentes víctimas de turismo sexual

Por la Redacción

La explotación sexual comercial de niñas, niños y adolescentes vinculada a la industria turística en el mundo se expande a través de las redes sociales, y ninguna persona menor de edad –sin importar su condición económica– es inmune a este delito. 
 
La organización internacional Eliminemos la Prostitución, la Pornografía y la Trata con Propósitos Sexuales de Niñas, Niños y Adolescentes (ECPAT, por sus siglas en inglés) –conformada por activistas, y representantes del sector público y privado de diferentes países– presentó recientemente su informe global al respecto.
 
Según las conclusiones generales y con base en los informes regionales y por país, la explotación sexual de niñas, niños y adolescentes es un problema endémico en el mundo, ya que va en aumento y la naturaleza del delito “está cambiando”.
 
Tales transformaciones van de la mano con el aumento en más del doble del flujo turístico internacional, al pasar en 20 años de 527 millones a mil 135 millones de viajeros al año.
 
Los principales hallazgos del estudio –iniciado hace dos años– apuntan a que no existe un delincuente “típico” para estos ilícitos sexuales contra menores de edad, sino que los infractores pueden ser extranjeros o locales, así como jóvenes o adultos.
 
El informe señala que la mayoría de los criminales no planearon la explotación sexual de las y los menores de edad, sino que aprovecharon una oportunidad que se les presentó. También se encontró que el internet y la tecnología generan nuevas vías para la explotación sexual vinculada con el turismo, además de que permiten y refuerzan el anonimato de los delincuentes.
 
El estudio asienta que no hay niñas, niños o adolescentes inmunes a este delito, y sin importar su condición económica, pero existen poblaciones con mayor vulnerabilidad, como las marginadas, las que están en condición de calle, o son de la comunidad lésbico-gay.
 
No obstante, se concluyó que los servicios y restitución de derechos para las víctimas siguen siendo insuficientes, y que la detención y los procesos judiciales contra los delincuentes son obstaculizados por la falta de coordinación entre las autoridades.
 
El informe destaca diferencias por región. Por ejemplo en Asia, los criminales son principalmente locales y las víctimas en general son niñas y niños en situación de calle; en las Islas del Pacífico, la minería y la industria ponen en riesgo a la población infantil del lugar; y en Nueva Zelanda, las poblaciones indígenas son las que están en mayor riesgo.
 
Asimismo, en Medio Oriente y África la problemática se relaciona con los matrimonios forzados y las comunidades marginadas; y en América Latina las zonas turísticas fronterizas, principalmente en México, donde hay una alta incidencia de explotación de menores de edad.
 
Y es de Estados Unidos, Canadá y Europa de donde comúnmente provienen los delincuentes por viajes de negocios o para asistir a eventos. 
 
16/AJSE/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: