Inicio Avanza en Congreso chileno ley de acoso sexual

Avanza en Congreso chileno ley de acoso sexual

Por la Redacción

Tras 12 años en el Congreso, el proyecto chileno que busca sancionar el acoso sexual en los lugares de trabajo, dio un paso adelante. Las y los senadores aprobaron la semana pasada la idea de legislar. Ahora hay plazo para presentar indicaciones hasta el ocho de junio.

Cuando sus creadoras originales, las diputadas Adriana Muñoz y María Antonieta Saa, ya no tenían esperanza de ver avanzar el proyecto para sancionar el acoso sexual en el trabajo, las y los senadores dieron una sorpresa al aprobar, por unanimidad, la idea de legislar el tema que ingresó hace dos años al Senado, pero que ya lleva 12 años estancado en el Parlamento.

Los antecedentes recogidos por la Comisión de Trabajo del Senado dan cuenta de que en los últimos años, 20 por ciento de las trabajadoras han sido víctimas de acoso sexual. Para el 32 por ciento de ellas, la única solución ha sido la renuncia, mientras el 19 por ciento declara haber sido despedida. El resto prefirió quedarse con el trabajo aún a costa de algún “favor” al jefe.

En la votación legislativa sólo se abstuvieron dos senadores, por considerar el hecho como situación que puede prestarse para dar falsas alarmas sobre el tema y que es complicado crear un delito tan difícil de comprobar, difunde Servicio de Noticias de la Mujer.

La pregunta es por qué ahora el gobierno le da importancia a un texto que hace tanto aguarda. La respuesta la entregan el ministro del Trabajo, Ricardo Solari, junto a la ministra del Servicio Nacional de la Mujer (Sernam), Cecilia Pérez.

Según explica, la realidad ha sobrepasado a las leyes, pues la masiva entrada de las mujeres al mundo laboral en todos sus ámbitos hace preciso regular las relaciones entre jefes y subordinadas y subordinados . Los primeros no pueden aprovechar el poder para conseguir favores sexuales.

La diputada Muñoz se mostró muy satisfecha por el avance del proyecto y recordó que en la Cámara únicamente se pudo aprobar con fórceps, puesto que aprovechó su propio período en la presidencia de la corporación para ponerlo en tabla (2001) y despacharlo en plazos similares a los que se están tratando en el Senado.

Recalcó que para ella, como autora de la iniciativa, lo más importante es que la prueba del acoso no recaiga en la denunciante, sino en el denunciado, dado que hay una situación de subordinación que pone sobre el nivel del acusador a quien es víctima de acoso sexual, lo que podría eventualmente reprimir las denuncias.

2004/GV/SM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más