Inicio Avanza investigación para detectar cáncer de ovario

Avanza investigación para detectar cáncer de ovario

Por la Redacción

Avanzan científicos en investigación que permita detectar el cáncer de ovario; ante la carencia de pruebas específicas que identifiquen este padecimiento, especialistas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) se encuentran en el proceso de investigación básica para caracterizar proteínas que permitan reconocerlo.

Debido a que el este padecimiento se desarrolla de manera silenciosa y se ha convertido en el mal más letal por motivos ginecológicos, Enrique Pedernera Astegiano, jefe del Departamento de Embriología de la Facultad de Medicina de la UNAM, y María del Carmen Méndez Herrera, profesora asociada de esa entidad, informaron en comunicado de prensa que su línea de trabajo consiste en determinar la fisiología del epitelio superficial que recubre al ovario y las proteínas que lo caracterizan.

Los científicos afirmaron que eventualmente podría haber una señal de la presencia de la enfermedad ante el aumento o la modificación de dichas proteínas en una paciente con crecimiento exagerado en el tejido ovárico; destacaron también que entre 80 y 90 por ciento de los cánceres de ovario se originan en el epitelio que lo recubre.

De igual forma, indicaron que aunque no hay registros sobre la prevalencia nacional de este padecimiento, en el mundo dos de cada 100 mujeres sufren esta enfermedad; sólo en Estados Unidos se registran 14 mil muertes al año por este motivo.

En México, algunos reportes ubican al cáncer de ovario en el tercer lugar de prevalencia; el primer lugar lo tiene el cáncer cérvicouterino, y el segundo, el de mama. No obstante, al no haber una prueba definida para el cáncer ovárico, éste se detecta en estados avanzados y causa un mayor número de muertes que los anteriores, de acuerdo con los científicos de la máxima casa de estudios.

En un pequeño porcentaje, el cáncer de ovario está asociado a las alteraciones genéticas; sin embargo, hay factores de riesgo que son claramente hormonales, tales como el que la mujer no haya tenido hijos; que el primero de ellos lo haya gestado después de los 30 años, o bien, que se haya sometido a tratamientos de reproducción asistida con medicamentos que inducen ovulación, abundaron.

De igual manera, señalaron que hay algunos factores que protegen a las mujeres del desarrollo de esta enfermedad, como el uso de anticonceptivos hormonales a base de estrógenos y progesterona en edad reproductiva durante más de cinco años, o el tener varios hijos y amamantarlos.

“La meta final de esta investigación es tener algún marcador que nos permita detectar la posible presencia” de este mal, puntualizaron Pedernera Astegiano y María del Carmen Méndez.

Asimismo, dijeron que una de las hipótesis que manejan en torno al cáncer de ovario es que las ovulaciones reiteradas van dañando el epitelio, el cual se rompe y cicatriza; así, los factores que estimulan la reparación y cicatrización también provocan el crecimiento de este tejido. Si hay un defecto, éste se reproduce en células que se descontrolan y crecen hasta generar un tumor.

Los tratamientos con que se cuenta a la fecha son la operación de los ovarios o la quimioterapia, pero las mujeres, una vez detectada la enfermedad, tienen pocos años de sobrevida; los últimos, con escasa calidad, concluyeron.

06/GT/YT

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más