Inicio » Búsqueda de financiamiento debe incluir el tema de las mujeres

Búsqueda de financiamiento debe incluir el tema de las mujeres

Por Gladis Torres Ruiz

Cuando las estrategias de financiamiento para el desarrollo de los países no toman en cuenta las consecuencias equitativas y de género terminan perjudicando a los segmentos más vulnerables de la población, especialmente a las mujeres pobres, además de que exacerban las desigualdades de género, indica el Instituto de Investigación y Capacitación de las Naciones Unidas para la Promoción de la Mujer (INSTRAW por sus siglas en inglés).

Esto concluye el organismo internacional al realizar un análisis con perspectiva de género del Informe de la Conferencia Internacional sobre la Financiación para el Desarrollo (CFID o Consenso de Monterrey), el cual se encuentra en el informe Género y Financiamiento para el Desarrollo, donde se detalla que dicho Consenso no presta suficiente atención a la estrategia necesaria para alcanzar los objetivos de igualdad entre sexos y la habilitación de la mujer, entre otros objetivos de desarrollo.

El Consenso de Monterrey, que se realizó del 18 al 22 de marzo de 2002 en la ciudad de Monterrey, México, convocada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el Banco Mundial (BM), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Organización Mundial del Comercio (OMC), surge de la CFID con el objetivo primario de establecer un diálogo.

Así, en Monterrey se reunieron por primera vez autoridades políticas de alto nivel con representantes de la sociedad civil y del sector empresarial de todo el mundo en torno a la movilización y orientación de los recursos de financiamiento para llevar a cabo los compromisos internacionales adquiridos en las diversas conferencias y cumbres de las Naciones Unidas en el decenio pasado.

Entre estas obligaciones se citaron los objetivos del Desarrollo del Milenio (ODM) y de manera especial la meta de igualdad entre los sexos y la habilitación de la mujer. La resolución final adoptada al término de la Conferencia es conocida como el Consenso de Monterrey.

El compromiso adoptado gira en torno a establecer nuevas dimensiones de cooperación multilateral para el financiamiento en el ámbito internacional que permitan alcanzar las metas establecidas a favor de la igualdad entre los sexos, la erradicación de la pobreza y la habilitación de la mujer, comprendidas en seis temas: movilización de recursos, movilización de recursos exteriores, comercio internacional, asistencia para el desarrollo, deuda externa y temas generales de la gestión pública mundial.

En su análisis, el INSTRAW detalla que pese a estos acuerdos tomados, la evaluación del Consenso arroja resultados mixtos, ya que si bien el documento fue bien recibido por las instituciones de Breton Woods y por la OMC, éste no especifica “un plazo ni un acuerdo institucional que rija su ejecución”.

En este sentido, el Secretario General de las Naciones Unidas expuso durante la plenaria de la cumbre de la conferencia que el resultado final del Consenso de Monterrey excluyó un debate más amplio sobre puntos cruciales.

Entre éstos, las medidas necesarias para corregir la desigualdad creciente entre pobres y ricos en el contexto de la globalización, la integración de la perspectiva de género y el financiamiento de los programas sociales, las posibles innovaciones tributarias en torno a los bienes públicos mundiales y la cancelación total de la deuda externa de los países de bajos ingresos.

Por lo cual el INSTRAW apunta que el Consenso no presta suficiente atención a la estrategia necesaria para alcanzar los objetivos de igualdad entre los sexos y la habilitación de la mujer, entre otros objetivos de desarrollo; “carencia que se refleja en la insuficiencia general de propuestas concretas y mecanismos establecidos en un marco cronológico”.

Además, las políticas macroeconómicas no toman en cuenta la posible repercusión de estas acciones en materia de distribución y su impacto en la promoción de la desigualdad y los sesgos de género.

A partir del análisis con perspectiva de género, el Consenso demanda a los gobiernos y a las instituciones internacionales que, a través de la búsqueda de financiamiento para el desarrollo y el debate que conlleva reconozcan la función crucial de la actividad de las mujeres y su contribución económica tanto en el ámbito de la economía de mercado como fuera de éste.

08/GT/GG/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: