Inicio » Castaños: solo 4 soldados condenados por violar a mujeres

Castaños: solo 4 soldados condenados por violar a mujeres

Por Soledad Jarquín Edgar/ enviada

Sólo cuatro de los ocho elementos del Ejército mexicano fueron condenados esta tarde por el fuero común, uno de los cuales podría salir mediante el pago de una multa, por el delito de violación agravada cometido contra 14 mujeres en la zona de tolerancia del municipio de Castaños, Coahuila, el 11 de julio de 2006.

Por primera vez en la historia reciente de México, cuatro elementos del Ejército mexicano fueron condenados por el fuero común, con penas que van desde los tres años nueve meses hasta 41 años cuatro meses, luego de que resultaron culpables del delito de violación agravada en contra de nueve de 14 mujeres violadas.

La notificación a los soldados pertenecientes al 14 Regimiento de Caballería Motorizado fue hecha esta tarde en una audiencia pública por parte del juez segundo de Primera Instancia en Materia Penal, Hiradier Huerta Rodríguez, quien dio sentencias absolutorias a cuatro de los soldados que habían sido acusados por las mujeres de Castaños.

Omar Alejandro Rangel Fuentes, quien fue señalado como el soldado que agredió sexualmente a cinco de las 14 trabajadoras la noche del 11 de julio de 2002, fue condenado a 41 años, cuatro meses.

Juan José Gaytán Santiago, acusado inicialmente por seis mujeres, una de las cuales se retractó, fue condenado a 21 años de prisión, lloró al escuchar el fallo. Fernando Adrián Madrid Guardiola, quien violó a dos mujeres, recibió una pena de 31 años y ocho meses de prisión.

En tanto que Ángel Antonio Hernández Niño, quien habría sido acusado de violación a una de las mujeres de Castaños, fue condenado por lesiones a policías a tres años nueve meses de prisión. Misma que podría librar con el pago de una multa por 20 mil 843 pesos.

Los militares absueltos fueron Norberto Francisco González, quien violó a una sola de las mujeres, misma que se retractó ocho meses después de los hechos, se le acreditó el delito de lesiones y el pago de 482.10 pesos.

Rosendo García Jiménez también obtuvo su libertad por el fuero común, luego de que la parte acusadora se retractara de sus dichos.

Los otros dos liberados fueron Casimiro Ortega Hernández, absuelto por el delito de violación, no así por el delito de lesiones a policías, por lo cual tendrá que pagar 482.10 pesos, y Norberto González Estrada, liberado y quien pagará la misma multa por “lesiones leves a preventivos”.

INCONFORMES

La noticia fue escuchada por dos de las 14 mujeres agraviadas, el resto no se presentó por temor. Se mostraron inconformes por la sentencia absolutoria concedida a cuatro militares, los cuales, dijeron, sí cometieron los delitos de los cuales fueron acusados, como la violación y las lesiones.

Agregaron que no esperaban “esto” de la justicia coahuilense ya que tampoco están conformes con las penas otorgadas a los soldados, los cuales han dañado sus vidas para siempre.

Una de las agraviadas, quienllevó a la niña que nació en febrero pasado, producto de la violación cometida por Fernando Adrián Madrid Guardiola, condenado a 31 años ocho meses, apuntó: “Que bueno que le dieron esa sentencia, pero merecía muchos más, porque no le alcanzará la vida para pagar el daño que me ha hecho”, sostuvo conteniendo el llanto.

La abogada coadyuvante Sandra de Luna González reiteró que lo sucedido hoy en el Juzgado Segundo de Primera Instancia fue una “salida política que no un acto de justicia con las mujeres de Castaños, a pesar de que cuatro de ellos fueron sentenciados”.

Sin embargo, apuntó, se apelará ante las instancias judiciales nacionales e internacionales, como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), porque existen elementos suficientes para revocar lo que llamó “la absurda decisión del juez que actuó de forma misógina”.

Estoy tranquila, añadió porque los cuatro militares que fueron absueltos esta tarde quedan sujetos a la justicia militar, “tan pronto como salgan de ahí (Centro de Readaptación Social para Varones) habrá personal de la Procuraduría de Justicia Militar para ser juzgados por el delito de abandono de servicio”.

Más tarde, el juez Hiradier Huerta Rodríguez apuntó que serían trasladados al penal militar de Mazatlán, Sinaloa, de donde el 18 de agosto de 2006 fueron trasladados para iniciar el proceso judicial por el fuero común.

07/SJ/GG/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: