Inicio » Chihuahua: inequidad laboral viven mujeres en el gobierno local

Chihuahua: inequidad laboral viven mujeres en el gobierno local

Por Dora Villalobos Mendoza/corresponsal

En el Gobierno del estado de Chihuahua trabajan casi igual número de mujeres y hombres, pero la mayor parte de ellas ocupan puestos medios hacia abajo, mientras que ellos predominan en puestos superiores, concluye un estudio que hizo el Instituto Chihuahuense de la Mujer.

El 96.4 por ciento de las direcciones y coordinaciones generales están en manos de hombres y sólo 3.6 por ciento de esos puestos recaen en mujeres.

De cada cien asesorías, 72 están a cargo de hombres y sólo 28 de mujeres. Las dos terceras partes de las coordinaciones y las jefaturas, el 77.4 por ciento están ocupadas por hombres y 22.6 por ciento por mujeres.

Poco más de la mitad de las delegaciones, el 53.1 por ciento, son atendidas por hombres y el 46.9 por ciento por mujeres. En contraparte, el 74.9 por ciento de las personas que atienden cajas y hacen captura son mujeres y sólo el 25.1 por ciento son hombres.

Más de la mitad, el 58.8 por ciento del trabajo auxiliar, asistencial y secretarial cae en manos de mujeres y el 41.2 por ciento de hombres. El 61.8 por ciento de los puestos administrativos están en manos de mujeres y 38.2 por ciento de hombres.

El 96.5 por ciento de la enfermería está a cargo de mujeres y en cambio el 80.7 por ciento de los médicos son hombres.

SALARIOS

El Instituto Chihuahuense de la Mujer especifica que las mujeres que laboran en el Gobierno estatal perciben salarios más bajos que los hombres, pero aclara que se debe a que ocupan puestos de menor nivel.

En promedio, las mujeres ganan cuatro mil 423 pesos por quincena, contra cinco mil 333 pesos que perciben en promedio los hombres. El 56.9 por ciento de los hombres ganan más de cuatro mil 660 pesos y sólo el 39.4 por ciento de las mujeres perciben más de esa cantidad. Llama la atención que las mujeres tienen más antigüedad en Gobierno y en sus puestos que los hombres.

Una de cada cinco mujeres, el 19.9 por ciento, tiene más de 15 años en el puesto. En cambio, sólo el 10.9 por ciento de los hombres se quedan en el mismo puesto más de 15 años.

En promedio, las mujeres burócratas tienen 5.4 años en el mismo puesto y los hombres 5.1 años. Y es que más hombres que mujeres pueden ascender de puesto.

Según el estudio, más hombres que mujeres sienten que el jefe les da mayor carga de trabajo que a las personas del sexo opuesto. Posiblemente porque ocupan los cargos de mayor nivel.

La mayoría de los burócratas, hombres y mujeres, laboran ocho horas. A partir de ahí, son más hombres los que trabajan horas extras.

DERECHOS LABORALES

Las mujeres que trabajan en Gobierno del estado tienen más acceso a prestaciones. El 58.2 por ciento cuentan con todas las prestaciones, el 31.4 por ciento tienen la mayor parte, el 8.5 por ciento cuentan con la menor parte y sólo el dos por ciento no tiene prestaciones. Seguramente eso se debe a que las mujeres tienen más antigüedad en el Gobierno y en los puestos que ocupan.

Aunque en poca proporción, hay mujeres que trabajan en el Gobierno estatal que han sufrido discriminación por el solo hecho de ser mujeres y también hay algunas que han enfrentado acoso sexual en su trabajo.

Una de cada cinco mujeres, el 20 por ciento, indica que no le respetaron sus derechos laborales cuando han estado embarazadas.

Mientras que ningún hombre considera que ha tenido obstáculos para ascender de puesto en el Gobierno estatal, 14 de cada cien mujeres sí los han enfrentado.

Llama la atención que la mayoría de las mujeres, el 54 por ciento, tuvieron que solicitar empleo para entrar al Gobierno del estado.

En cambio, a la mayoría de los hombres, a seis de cada diez, les ofrecieron el trabajo porque los consideran muy capaces.

Hay una gran cantidad de mujeres burócratas, el 12.3 por ciento, que sienten que por el hecho de ser mujeres reciben trato y sueldo diferente.

EN TODO EL ESTADO, SITUACIÓN SEMEJANTE

Seis de cada diez mujeres chihuahuenses que trabajan no tienen acceso a una guardería donde les cuiden sus hijas e hijos, indica asimismo el estudio del Instituto Chihuahuense de la Mujer. Tienen que pedir el apoyo de familiares, amigos y vecinos o contratar una persona para que se haga cargo de los pequeños mientras ellas salen a laborar, señala el estudio.

Aunque en Chihuahua hay casi igual número de mujeres y hombres, la proporción de las que trabajan es muy reducida.

Según los resultados de la investigación, 918 mil 597 hombres y 468 mil 231 mujeres pertenecen a la población económicamente activa del estado. Es decir, una mujer por cada dos hombres realiza una actividad remunerativa.

Pero eso no es todo. El número de mujeres que tienen un ingreso de cinco salarios mínimos o más es muy reducido en comparación a la cantidad de hombres: 68 mil 894 contra 148 mil 192.

Más de la mitad de las mujeres encuestadas, el 57 por ciento, reveló que el sueldo que perciben es menor que el de su pareja. Una de cada cuatro dijo que es igual y sólo el 18 por ciento gana más que su pareja.

Peor aún. La tercera parte de las mujeres que laboran, el 31 por ciento, no tienen acceso a trabajos formales.

También a la hora de emprender algún negocio hay una enorme diferencia. Apenas el 3.9 por ciento de las personas que emprendieron alguna actividad en el sector formal privado recientemente son mujeres.

El estudio que hizo el Instituto Chihuahuense de la Mujer revela un dato preocupante: el 15 por ciento de las encuestadas respondieron que han sufrido algún tipo de hostigamiento sexual en su trabajo. El 11 por ciento dijo que le han hecho proposiciones de tipo sexual, el dos por ciento que han sufrido manoseo sin su consentimiento y otro dos por ciento que tuvo amenazas para acceder a un jefe.

Otra cifra alarmante es la de las mujeres que han sido despedidas o no han podido acceder a un trabajo por estar embarazadas. El siete por ciento ha sufrido este problema.

Los problemas más importantes que quisieran resolver las mujeres chihuahuenses son: Tener más oportunidades de empleo y que las valoren.

También buscan que no las discriminen, poder hablar y hacer todo con libertad, ganar lo mismo que los hombres, que no las agredan, que las acepten en los trabajos cuando están embarazadas, tener más apoyo cuando están enfermas, poder estudiar y tener acceso a guarderías.

Llama la atención que más de la mitad de las mujeres encuestadas respondieron que requieren capacitación en computación e inglés.

También contestaron que necesitan capacitación para prevenir la violencia familiar, para iniciar una empresa, para prevenir infecciones de transmisión sexual, para prevenir vicios y adicciones y sobre métodos para evitar embarazos no deseados.

Dos de cada tres mujeres chihuahuenses trabajan en labores domésticas, independientemente de que laboren en alguna actividad remunerativa afuera de su casa. Algunas, el cuatro por ciento, trabajan doce horas diarias, cinco por ciento diez horas, nueve por ciento ocho horas, 8.6 por ciento seis horas, 7.1 por ciento cinco horas, 11 por ciento cuatro horas y 9 por ciento tres horas.

Dos de cada tres encuestadas, el 72 por ciento, contestó que en la casa deben mandar el hombre y la mujer por igual. Pero todavía hay un número considerable, el 13.6 por ciento, que piensa que en algunas cosas debe mandar él y en otras ella. También hay algunas que consideran que es el hombre quien debe mandar y otras que ellas.

07/DV/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: