Inicio Combatir la violencia familiar y hacia la población femenina, meta de Inmujeres

Combatir la violencia familiar y hacia la población femenina, meta de Inmujeres

Por la Redacción

Por primera vez y luego de 27 años, en México existirá un sistema de coordinación y concertación dentro del gobierno federal para poner en marcha una política pública inducida e institucionalizada a favor de la equidad de género, aseguró en entrevista con esta agencia de noticias, Patricia Espinosa, presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres, (Inmujeres), quien aseguró que con todo el apoyo presidencial la prioridad en los próximos cinco años será combatir la violencia familiar y la violencia hacia las mujeres.

Entrevistada, a propósito de los primeros nueve meses de operación del Inmujeres, Espinosa aseguró que aún con recursos limitados el instituto desplegará una agresiva política de pactos y convenios, de búsqueda de recursos y de acciones capaces de responder a las promesas presidenciales y a los acuerdos internacionales.

Sentada en la mesa de discusión sobre el presupuesto 2002, Espinosa dijo que apenas se tiene proyectado un recurso federal que sólo cubre el 50 por ciento de las necesidades, lo que ha obligado a realizar pactos y convenios con tres de las principales agencias de Naciones Unidas: el Fondo para la Infancia (UNICEF), el Fondo de Desarrollo (PNUD) y el Fondo para la Mujer (UNIFEM) e, igualmente, con nueve estados de la República.

Una de las primeras acciones en el 2002 será establecer un riguroso diagnóstico de realidad sobre la violencia hacia las mujeres, puesto que hasta ahora, dijo, no se conoce a cabalidad el tamaño del fenómeno.

Consideró que son las dependencias gubernamentales, tanto federal como estatal, las que deben poner en marcha acciones coordinadas, de la Secretaría de Salud a las procuradurías de justicia, con una idea integral de ataque al fenómeno de la violencia, lo que pasa necesariamente por medidas educativas y acciones de prevención en el trabajo, la vida cotidiana y los centros de atención.

Anunció que se abrirán albergues para mujeres –ahora sólo existen cuatro en toda la República– y se desarrollará una intensa campaña de medios y publicidad que vaya cambiando las actitudes de hombres y mujeres. Asimismo, se fomentará la cultura de la denuncia, porque todavía es muy grande la cifra negra de delitos y actos violentos contra las mujeres.

Igualmente dijo haber firmado un convenio con el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI) para levantar una encuesta rigurosa que dé una mejor radiografía del fenómeno. Los trabajos comenzarán durante el segundo semestre del 2002.

Para ello ya fue creado un Programa Nacional por una Vida sin Violencia en la Familia y contra la Violencia hacia las Mujeres, que continuará las acciones impulsadas en el sexenio pasado, que tomará la experiencia de los grupos de mujeres y que incluirá como modalidad de efectividad, compromisos de los gobiernos estatales, así como de la Secretaría de Salud.

Reconoció que la violencia familiar y contra las mujeres es producto de una estructura social basada en la desigualdad de género, por lo que es urgente que el gobierno federal se comprometa a eliminarla. Por ello, agregó, Inmujeres adquirió el compromiso de “no descansar en esta batalla esencial para las mujeres “porque la violencia de género tiene efectos sociales y económicos, ya que se convierte en un círculo vicioso y representa una batalla cultural.

Entre las principales estrategias a que se comprometió Inmujeres está hacer posible que la Secretaría de Salud se vincule directa y operativamente con los órganos de impartición de justicia; que la Secretaría de Educación Pública ponga énfasis y difunda adecuadamente contenido y conocimiento para advertir a la niñez sobre la lógica de la violencia y sus consecuencias.

Asimismo, que la Secretaría del Trabajo haga lo suyo entre las y los trabajadores como entre las empresas e instituciones donde trabajan las víctimas de violencia.

La entrevistada reconoció la importancia de hacer esta tarea en forma integral, donde participe la sociedad civil, la academia y las especialistas, toda vez que se trata de un problema real de salud pública y de derechos humanos. Dijo que los resultados serán lentos, porque se trata de cambiar mentalidades.

Hasta ahora las agencias o instrumentos del gobierno federal respecto a la equidad de género, desde que en 1975 se institucionalizó mundialmente la política social hacia las mujeres, no se han conseguido apoyos reales, tanto en voluntad política como en recursos materiales.

Eso, dijo Patricia Espinosa, es lo más importante que puede lograrse en el corto plazo. De ahí que, como no había sucedido antes, es paradigmático que se hayan conseguido ya 14 convenios institucionales, nueve estatales y 11 con organizaciones civiles y agencias internacionales.

Ante la sospecha de grupos y personas, respecto de la orientación ideológica del Inmujeres, inmerso en el presente régimen, la funcionaria aseguró que trabaja sin prejuicios, que reconoce como sustento la ideología feminista y de mujeres desplegada en el mundo hace 25 años y las tesis y métodos de las y los especialistas.

Reconoció igualmente coincidir con los acuerdos de Pekín+5 y la aplicación de la Convención Internacional contra todas las formas de Discriminación contra la Mujer, lo que significa, dijo, eliminar la idea del asistencialismo como política hacia las mujeres, y desplegar acciones que generen su desarrollo y su empoderamiento.

       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

Skip to content