Inicio » Con o sin Ejército en las calles, sigue el temor en Chihuahua

Con o sin Ejército en las calles, sigue el temor en Chihuahua

Por Anaiz Zamora Márquez

En Chihuahua las mujeres siguen viviendo con temor. Aunque ha disminuido la zozobra tras la retirada en diciembre pasado del Ejército y la Policía Federal, continúan las agresiones contra la población femenina y las defensoras de Derechos Humanos en la entidad.  
 
Alma Gómez, integrante del Centro de Derechos Humanos de las Mujeres de Chihuahua (Cedehm), dijo a Cimacnoticias que el retiro de las fuerzas militares de Ciudad Juárez y la capital Chihuahua poco cambió el clima de inseguridad que aún persiste en ambas localidades.
 
Recordó que en 2010 se registró un caso de feminicidio cada dos horas y que ahora ocurre uno cada 24 horas, lo cual “continúa siendo alarmante”, advirtió la activista.
 
En marzo 2008, con la implementación de la estrategia de Felipe  Calderón contra el crimen organizado, se lanzó el “Operativo Conjunto Chihuahua”, el cual contempló en un primer momento el despliegue de más de 2 mil soldados y más de 400 policías federales en el estado. La cifra de efectivos de seguridad se incrementó año con año.
 
De acuerdo con Alma Gómez, la presencia del Ejército disparó la cifra de violaciones a los Derechos Humanos (DH) de las chihuahuenses.
 
Al respecto, el “Estudio nacional sobre las fuentes, orígenes y factores que producen y reproducen la violencia contra las mujeres”, realizado por la UNAM, revela que la inseguridad que viven las mujeres de Chihuahua se incrementó en 400 por ciento a raíz de la estrategia de militarización.
 
Por separado, Norma Ledezma, dirigente de la organización civil Justicia para Nuestras Hijas, aseguró que la violencia contra las mujeres en el estado va más allá de la presencia o no del Ejército. Para ella la impunidad en los asesinatos y desapariciones se deben a la falta de capacidad de las autoridades.
 
“Llámese como se llame la fuerza del Estado, no hay resultados efectivos en el acceso a la justicia para las mujeres”, por lo que el temor de salir a las calles se mantiene con respecto a años anteriores, y las mujeres siguen en un riesgo constante, alertó la activista.
 
Mientras, Cecilia Espinosa Martínez, integrante de la Red Mesa de Mujeres, observó que aunque los militares dejaron las calles de Juárez y Chihuahua, ellos se mantienen al frente de las instancias de seguridad, lo que se refleja en las constantes violaciones a los DH de la población.
 
Puso como ejemplo el caso del ex Teniente Coronel Julián Leyzaola Pérez, secretario de Seguridad Pública en Juárez desde 2011, y quien recibió una recomendación de la CNDH por abusos cometidos contra policías cuando fue secretario de Seguridad en Tijuana, Baja California.
 
“Vemos con suma preocupación el papel del gobierno municipal (en Juárez) de no garantizar, proteger y respetar los Derechos Humanos”, añadió Espinosa, quien afirmó que desde la designación de Leyzaola el hostigamiento a defensoras de DH “se ha incrementado”.
 
Concluyó que la formación militar de los mandos policiacos en la ciudad fronteriza determina la forma de actuar de los cuerpos de seguridad, lo que “perpetúa el riesgo para las mujeres de morir asesinadas”.
 
13/AZM/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: