Inicio Congo: numerosas mujeres embarazadas rechazan prueba de VIH

Congo: numerosas mujeres embarazadas rechazan prueba de VIH

Por Redaccion

Con una expresión de consternación, Sylvie Bakani, una mujer embarazada de tres meses, lleva en sus manos unos exámenes que confirman que es portadora de VIH y al igual que ella muchas mujeres se encuentran a la espera del resultado de sus exámenes prenatales en el Centro de Salud Integral de Bissitia, ubicado en Bacongo Brazzaville.

Después que la prueba dio positiva, su marido la echó de su casa acusándola de prostituta… Con el tiempo ella se recuperó y ahora asiste a diario al centro de salud para que la pesen”, explicó Mbondji Eugénie, madre de Sylvie a la agencia IPS.

Este escenario se repite a menudo y es parte del problema que enfrentan a diario las mujeres embarazadas en la República del Congo, por lo que cada vez más se trata de alentar a las mujeres a hacerse la prueba del VIH para evitar que pasen el virus a sus bebés.

“Tengo cinco meses de embarazo y no quiero hacerme la prueba, prefiero saberlo hasta después, no podría soportar el hecho de estar embarazada y contagiada, además mi esposo y sus familiares no lo aceptarían”, afirma Mélanie Mbioka, una joven profesora en Brazzaville.

“A pesar de las campañas de sensibilización, menos del 60 por ciento de las mujeres están de acuerdo en someterse a la prueba durante sus consultas prenatales, pues la mayoría son amenazadas por sus esposos… tienen miedo y otras temen a la estigmatización de la comunidad”, asegura Jean Angouono Moke, quien supervisa las campañas para prevenir el contagio de madre a hijo en el Congo.

“Si bien la erradicación de esta pandemia conlleva enormes desafíos, por lo pronto queremos reducir la tasa de transmisión aquí, pues es aún del 6.2 por ciento”, continuó Moke.

Para Jeannine Obosso, una madre VIH positiva, quien asiste para ser pesada periódicamente en un hospital de Talangaï, Brazzaville, la suerte es diferente, ella recomienda encarecidamente que las madres se hagan la prueba. Si acaso son VIH positivas, los médicos se ocuparán de ello hasta el nacimiento.

En el 2006 se recibieron alrededor de 400 mujeres embarazadas portadoras del VIH en los Centros de Salud Integral, sobre todo en la región de Brazzaville y Pointe-Noire, ciudad portuaria capital económica del Congo. Por lo que más de 100 médicos y 200 parteras han recibido capacitación para la atención de las mujeres embarazadas portadoras del virus.

Desde el año pasado, en Brazzaville se inició el servicio de tratamiento para madres, hijas e hijos infectados, debido al gran número de casos presentados, además de comenzar la construcción de un albergue para ofrecer servicios de maternidad a las mujeres portadoras con el apoyo de la Cruz Roja Francesa.

Sin embargo, la prevención aún continúa siendo costosa, a pesar de que desde el año pasado el tratamiento del SIDA se ha ofrecido gratuitamente en el Congo, pues los exámenes y las pruebas de madre a hijo todavía se pagan. En algunas ocasiones alcanzan hasta los 60 dólares, tomando en cuenta que más del 51 por ciento de las personas viven con menos de un dólar al día, según un estudio gubernamental publicado en julio del año pasado.

08/MG/GG/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content