Inicio Continúa temor al VIH/SIDA

Continúa temor al VIH/SIDA

Por la Redacción

Este fin de semana la Comisión Nacional de Derechos Humanos dio a conocer la recomendación 04/2002, mediante la cual se exhorta al director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Santiago Levy Algazi, a implementar programas de capacitación entre el personal médico de esa institución en la atención de pacientes con VIH/Sida.

La recomendación tiene más observaciones, pero ahora nos interesa subrayar la petición de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) para que el IMSS destine mayor información y preparación entre su personal de salud, pues el temor al VIH/Sida ha ocasionado un daño irreparable en otro derechohabiente a quien debería practicársele una cirugía que, por miedo de los médicos a infectarse, se fue posponiendo al grado de incapacitarlo de por vida.

Este incidente se produjo en el Hospital General de Zona No. 15 de Reynosa, Tamaulipas, pero no es privativo de dicho nosocomio. A pesar de los esfuerzos del IMSS y del compromiso que la dirección general ha externado, sigue habiendo delegaciones en donde el temor a esta pandemia ocasiona daños irreversibles a quienes viven con el VIH/SIDA.

Hugo Estrada, dirigente del Frente Nacional de Personas Afectadas por el VIH/Sida (Frenpavih) ha señalado que la postergación de cirugías es frecuente en varios hospitales del IMSS y que no sólo es un asunto de los cirujanos, sino del personal paramédico, llegándose a presentar casos en los que incluso solicitan pagos extras por el riesgo en quirófano.

El IMSS –dice Hugo Estrada– debe ofrecer todas las medidas de seguridad, que por cierto están a su alcance, para que los médicos trabajen sin riesgos y los derechohabientes salven los padecimientos que van presentando por vivir con VIH/Sida. Pero algo hay de dolo en todo esto, subraya.

Y tiene razón. Ciertamente en el IMSS existe un programa de atención del VIH/Sida que le permite atender a 15 mil 344 personas afectadas, de acuerdo al Registro Nacional de Casos de Sida. Pero las cosas se complican cuando se trata de enfermos que requieren cirugía. Ahí las cosas cambian. En ese escenario surge un fantasma de miedo que ya debería de haberse exorcizado.

Por ello la recomendación 04/2002 de la CNDH es oportuna. Ojalá que el director general del Seguro Social, Santiago Levy, defina su compromiso para lograr que todo el personal de salud transforme esas rémoras de miedo al contagio en solidaridad y responsabilidad profesional. Ojalá.

       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content