Inicio Contra el racismo

Contra el racismo

Por Isabel Villar

En Uruguay hay racismo, y sus consecuencias son peores para las mujeres. A partir de su propia experiencia, lo denuncia la comunidad de afrodescendientes, pero también lo reconocen jerarquías gubernamentales.

La ministra de Salud Pública María Julia Muñoz, la directora del Instituto Nacional de la Mujer Carmen Beramendi, la diputada encuentrista Lilián Kechichián, la presidenta de la Secretaría de la Mujer de la Intendencia de Montevideo -entre otros- así lo explicitaron durante el Seminario Regional de Género y Equidad Racial que se realizó en Montevideo, en el marco de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer Afrolatina y Afrocaribeña.

Durante el encuentro, organizado por Mundo Afro y su Grupo de Apoyo a la Mujer Afro (GAMA), se instaló formalmente la Secretaría para la Mujer Afrodescendiente en el ámbito del Ministerio de Desarrollo Social (Mides).


Beatriz Ramírez, una mujer negra con larga trayectoria en la reivindicación de los derechos de su comunidad, es la flamante titular de la Secretaría para la Mujer Afrodescentiende del Mides. El mismo 25 de julio, durante la formalización de la dependencia, Ramírez anunció algunas de las propuestas con las que llega, todas encaminadas a transformar la situación de las mujeres afro, triplemente discriminadas por ser mujeres, negras y pobres, y con serios obstáculos para el ejercicio de su ciudadanía.

Entre ellas están incorporar la racialidad como categoría de análisis de las políticas públicas del Mides, y desagregar por género la información estadística; promover políticas sociales que aseguren igualdad de oportunidades y culturales que resguarden la dignidad de las y los protagonistas; crear el Observatorio de Género y Etnia, destinado a sistematizar y monitorear los avances, y gestionar articulaciones con la sociedad civil en torno a los objetivos.

También anunció acciones concretas a corto o mediano plazo, como un llamado a cinco emprendimientos de mujeres afrodescendienes (tres en Montevideo y dos en el resto del país) que recibirían el apoyo del Fondo de iniciativas locales del Plan Nacional de Emergencia; promoción de la Casa de la Mujer Liberada, espacio cogestionado con la sociedad civil de contención y búsqueda de salidas para reclusas afrodescendientes o no, y el lanzamiento, el 25 de julio de 2006, del Premio Amanda Porra que distinguirá en tres rubros -artístico, académico y comunitario- a quienes hayan trabajado a favor de
las mujeres.

Carmen Beramendi contextualizó la prevalencia de la discriminación racial en el “espejismo del Uruguay batllista, que hizo pesar que los que nos sentábamos juntos en los bancos de la escuela éramos iguales “. Pero “Uruguay es profundamente discriminatorio con las mujeres, y es racista”, afirmó contundente la directora del Instituto Nacional de la Mujer, aclarando que “No es posible pensar una sociedad sin la variable diversidad. No sólo aceptarla, lo que sería paternalismo, sino que sea una cuestión a celebrar en términos de democracia”.

RECEPTIVIDAD OFICIAL A LAS REIVINDICIONES

La preocupación por la mayor propensión a contraer ciertas enfermedades, como la hipertesión arterial y la diabetes, de la comunidad afrodescendiente, encontró eco en la ministra de Salud Pública, quien participó en el seminario.

Asumiendo que “Uruguay tiene un problema y un deber con los afrodescendientes en todos los ámbitos de la sociedad”, que “Existe racismo en Uruguay, y desde el Estado tenemos que dar pasos para tomar conciencia colectiva de ello, única forma de evitar que se mire para el costado”, Maria Julia Muñoz se comprometió a crear un ámbito en el MSP para atender las patologías específicas. También convocó a la comunidad afrodescendiente a participar activamente en el cambio de modelo asistencial que su cartera impulsa, basado en el fortalecimiento de la Atención Primaria en Salud.

Desde el ámbito parlamentario, la diputada Lilián Kechichián anunció la intención de recrear la comisión ad hoc para el tratamiento de las discriminaciones, que funcionó durante la legislatura pasada, y puso en común la preocupación legislativa de contar con un asesoramiento que venga del movimiento social.

Aproximándose la etapa de elaboración del segundo Plan de Igualdad de Oportunidades y Derechos para las montevideanas (el primero se aprobó en 2000 y está finalizando), la titular de la Secretaría de la Mujer de la IMM, Elena Ponte, invitó a las mujeres negras a acercarse con sus propuestas.

“El compromiso es trabajar por una ciudad integrada, humana. Por lo tanto no se pueden pensar políticas sociales sin tener en cuenta género, etnia, edad, etc.”, aseguró Ponte.

El énfasis de la directora del Panes del Mides estuvo en la sobrerrepresentación de la comunidad negra en la pobreza extrema. Bertha Sanseverino cree que Mundo Afro puede ser un actor clave del Plan de Emergencia Nacional, integrándose a él como lugar de referencia donde la gente pueda cumplir compromisos barriales que sean contrapartida del ingreso ciudadano.

Estas manifestaciones fueron formuladas durante el Seminario regional de Género y Equidad Racial, que reunió a representantes de comunidades afrodescendientes de varios departamentos del país anfritrión, Ecuador y Brasil (Río de Janeiro y Santa Ana do Libramento). La fecha elegida para iniciarlo fue el 27 de julio, Día Internacional de de la Mujer Afrolatina y Afrocaribeña instituido en 1992 cuando, a los 500 años de la llegada de españoles a América, las comunidades negras del subcontinente se reunieron en Santo Domingo, República Dominicana.

05/IV/GM


DISCRIMINACION EN CIFRAS


–Con 164 mil afrodescendientes en Uruguay (6 por ciento de la población del país), no hay un soo jerarca estatal o municipal de raza negra
–Las posibilidades laborales de las personas negras se limitan a trabajos manuales no calificados, sobre todo de servicio
–El ingreso tiene color: negros 20 por ciento menos que blancos
–El 40 por ciento de las mujeres negras se desempeña en servicio doméstico
–En promedio, pensionistas blancos reciben 20 UR y negros 14 UR
–Más del 40 por ciento de las mujeres negras ha sido objeto de diferentes formas de violencia
–Las personas negras presentan el mayor nivel de deserción en todos lo niveles de enseñanza
–Mayoritariamente, la comunidad negra sólo alcanzó a cursar primaria
–El 50 por ciento de las mujeres negras no accedió a secundaria
–El 16 por cuento de las jóvenes negras comenzaron a trabajar antes de los 15 años
–Niñas y niños negros son rechazados por un 15 por ciento de sus compañeros de clase
–Dos de cada tres niños negros tienen problemas de baja autoestima o desvalorización

Fuente: INE, CEIAF y Encuesta de Mujeres Afrouruguayas

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content