Inicio Crisis económica provoca mayor desempleo en mujeres

Crisis económica provoca mayor desempleo en mujeres

Por Mónica Pérez

Durante 2003 y en lo que va del presente año la crisis de desempleo se agudizó. En la competencia por encontrar hoy en día una fuente laboral, la especialización y los estudios no cuentan. No hay trabajo para nadie ni para mujeres ni para hombres.

En su séptimo informe sobre Violaciones a los derechos humanos laborales en México, 2003, el Centro de Reflexión y Acción Laboral (CEREAL), destaca que las mujeres son las más afectadas por el desempleo.

Esto es, 60 de cada 100 mujeres están en las calles sin estudio ni trabajo, lo que coloca a nuestro país en una nación con escasa estabilidad laboral, pues sólo el 0.9 por ciento de las y los trabajadores permanecen más de un año en su centro de trabajo.

Basado en datos del Diagnóstico sobre los Derechos Humanos en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas, el informe del CEREAL, resalta que en los tres años del gobierno de Vicente Fox, el desempleo abierto aumentó en 22 de las 32 entidades del país, en algunas de la cuales la variación incrementó en más de 250 por ciento.

MUJERES, LAS MAS AFECTADAS

La reestructuración económica emprendida por el gobierno mexicano en los últimos años ha afectado más a las mujeres, las y los jóvenes, así como las y los migrantes, quienes son obligados a aceptar empleos mal pagados y continúas violaciones a sus derechos humanos laborales, según revelan otros trabajos de investigación.

Datos del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), muestran que la tasa de desempleo abierto hasta marzo de 2004, fue mayor para las mujeres que para los hombres, con tres y cuatro por ciento, respectivamente.

De acuerdo con un reciente informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), a pesar de que el número de mujeres que ingresa en la fuerza laboral mundial nunca ha sido tan elevado, las trabajadoras tienen que afrontar tasas de desempleo mayores y salarios más bajos. Ellas representan el 60 por ciento de los 550 millones de trabajadores pobres.

Este documento también revela que las mujeres suelen ganar menos que los hombres. En los trabajos analizados, ellas ganan menos, incluso en puestos considerados tradicionalmente femeninos como enfermería y enseñanza.

Al respecto, el director general de la OIT, Juan Somavia, señala: “a menos que se logre sacar a las mujeres de la pobreza creando empleos productivos y decentes, los Objetivos de Desarrollo para el Milenio de reducir para el año 2015 a la mitad la pobreza, seguirán siendo inalcanzables en la mayor parte de las regiones del mundo”.

Según un análisis sobre empleo titulado “Global Employment Trends for Women 2004”, nunca han trabajado tantas mujeres como en fechas recientes; además, el crecimiento de la fuerza de trabajo femenina no se ha visto acompañado de una verdadera emancipación socioeconómica, ni ha propiciado igualdad de sueldos por trabajos iguales.

Datos de la OIT revelan que durante 2003 en América Latina y el Caribe, la tasa de desempleo femenino fue de un 10.1 por ciento, y para los varones de 6.7 por ciento. Además, para las mujeres jóvenes de entre 15 y 24 años fue más difícil encontrar trabajo, elevándose el número de jóvenes desempleadas involuntariamente a 35.8 millones en todo el mundo.

Una investigación colectiva coordinada por María Luisa González Marín, investigadora del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM, indica que las características tradicionales del empleo para las mujeres, son las de maestra, enfermera, vendedora o secretaría.

Ello ha profundizado la segregación salarial, es decir, esta parte de la población sigue ganando menos que los hombres, aunque hagan el mismo trabajo; tienden a ocuparse en el sector informal y hay un gran número de campesinas e indígenas que trabajan sin recibir ingresos.

La misma fuente apunta que el desempleo femenino es tradicionalmente mayor que el de los hombres; más de la mitad de las mujeres se emplea en el sector de servicios y comercio y la maternidad y la familia siguen condicionando su incorporación al mercado laboral.

Cifras del INEGI señalan que en 2003 la tasa de desempleo en México para los varones fue de 2.1, mientras que para las mujeres fue de 2.3. Asimismo, sobre el porcentaje de desocupados con educación media superior y superior según sexo, señala que para el mismo año, las mujeres representaban casi el 43 por ciento y los hombres el 39 por ciento.

REGRESIÓN DE DERECHOS LABORALES

En nuestro país hay una regresión en los derechos laborales de las y los trabajadores, lo que obliga hoy en día hasta tres miembros de una familia a buscar empleo, contrario a la década de los 80 cuando una sola persona se hacía cargo de la manutención del hogar.

El Centro de Reflexión y Acción Laboral (CEREAL), afirma además en su séptimo informe sobre Violaciones a los derechos humanos laborales en México, 2003, que las mujeres son las más afectadas por el desempleo.

De acuerdo con datos del INEGI, el porcentaje de trabajadores asalariados con hasta dos salarios mínimos era de casi 63 por ciento en 1991, mientras que para 2003, la cifra cayó hasta el 40 por ciento.

Sobre las diferencias de salario entre hombres y mujeres, la misma fuente indica que el ingreso promedio por hora trabajada para los hombres fue de 20 pesos en el 2003, mientras que para las mujeres fue de 18 pesos. El trabajo era el mismo.

El crecimiento de la fuerza de trabajo femenina no se ha visto acompañado de una verdadera emancipación socioeconómica, ni ha propiciado igualdad de sueldos por trabajos iguales.

Actualmente las medidas adoptadas por el gobierno para reestructurar la economía no han logrado incentivar el crecimiento ni la creación de empleos; contrariamente han provocado la pérdida acelerada de plazas de trabajo, precariedad en las condiciones laborales, incremento de las jornadas y pérdida del poder adquisitivo salarial.

Ante este panorama, “la población busca estrategias de para sobrevivir y opta por trabajos con bajos ingresos, ocupaciones por cuenta propia o actividades ilícitas, como el contrabando o la delincuencia”, abunda el CEREAL.

DÓNDE ESTÁN LOS SINDICATOS

Entrevistados por Cimacnoticias en el marco de la II Cumbre Sindical Unión Europea, América Latina y el Caribe, sobre las condiciones de las mujeres que se integran al mercado laboral y el desempleo, diversos líderes sindicales coincidieron en que el marco del sistema económico neoliberal, las mujeres son el grupo más vulnerable ya que se enfrentan mayormente al trabajo precario y a la discriminación.

Martín Esparza Flores, Secretario Exterior del Frente Sindical Mexicano del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), asegura que al no existir una política de integración laboral, las mujeres sufren más el desempleo o se emplean en condiciones adversas, como es el caso de las maquiladoras.

Referente al sector energético, menciona que hay un porcentaje mínimo de oportunidades para las mujeres ya que de una plantilla de 37 mil trabajadores en activo, sólo hay un promedio de 2 mil 300 puestos para trabajadoras.

“Las mujeres que se han incorporado en áreas como las telecomunicaciones y se mantienen en los puestos administrativos”, sostiene.

Para Heber Mendoza Gallegos, presidenta de organización del Consejo Nacional de los Trabajadores (CNT), el panorama laboral para las mujeres es, como siempre, más difícil que para los hombres.

“Independientemente de que las mujeres estamos participando más en el ámbito laboral, la verdad es que a esta parte de la población se le relega; se le dan salarios menores, a pesar de que desarrollan laborales que también hacen los hombres. Aún así no se les paga el mismo salario ni al mismo nivel”, concluye.

2004/MP/GV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content