Inicio Cuando de retorcer los datos se trata

Cuando de retorcer los datos se trata

Por Olga Villalta*

El 13 de noviembre, el columnista Pedro Trujillo retorció a su manera los datos que generó el Global Study on Homicide 2011, el cual da cuenta del estado de los homicidios en el mundo.
 
En Guatemala, desde la década de los 90, organizaciones de mujeres han trabajado por evidenciar la violencia que se perpetra en contra de las mujeres, niñas y adultas mayores de manera específica.
 
No se trata de que para estas activistas no exista violencia contra los hombres, sino parten de la constatación histórica de la invisibilización de ésta.
 
Es decir, durante milenios se llegó a considerar natural que los hombres se apropiaran del cuerpo y la vida de las mujeres y, por ello, nadie intervenía. Esta apropiación podía ser legitimada en el matrimonio civil, santificada en el religioso y/o en unión de hecho.
 
Siempre hubo voces que alertaran sobre este fenómeno. Sin embargo, estas fueron silenciadas sistemáticamente. En la medida que algunas mujeres comenzaron a ingresar a los espacios antes vedados (la academia y las iglesias), sus voces y su pensamiento fueron cobrando fuerza.
 
Hoy, quien se atreve a decir que es normal que un esposo o conviviente le pegue a la esposa, corre el riesgo de que se le margine o se le considere un cavernario. No obstante, aún permanecen formas de violencia más sutiles.
 
A pesar del avance de la humanidad en materia de Derechos Humanos, y en este caso de las humanas, hay colegas que siguen machacando viejas ideas, aún a sabiendas de que por su ejercicio profesional las opiniones que emiten tienen más repercusión que cuando cuentan un chiste o expresan una ironía en la cantina o en una fiesta familiar.
 
Si bien los medios de comunicación no están concebidos para educar, de todas maneras “educan”. Las y los columnistas podemos contribuir a la conformación de una sociedad más humana y justa, o mantener los prejuicios y estereotipos que tanto daño han causado.
 
El 13 de noviembre, el columnista Pedro Trujillo retorció a su manera los datos que generó el Global Study on Homicide 2011 (Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, UNODC), el cual da cuenta del estado de los homicidios en el mundo.
 
Trujillo saca la conclusión de que en Europa se perpetran más asesinatos de mujeres que en América Central y que el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) reporta que del 100 por ciento de homicidios en Guatemala, el 12.94 por ciento son mujeres, por lo tanto no entiende por qué se han sobredimensionado los asesinatos de mujeres en Guatemala y, colige, que son “las apreciaciones gratuitas que endilgan ciertas manipuladoras”.
 
Quienes nos involucramos hace 20 años para evidenciar la violencia contra las mujeres en Guatemala, no lo hacíamos porque hubiera fondos para ello. Es más, no había, porque otros temas eran más importantes para la cooperación internacional.
 
Lo hicimos porque al reflexionar sobre la violencia de la cual habíamos sido víctimas de una u otra manera, nos dábamos cuenta de que no podía ser natural y que nuestras abuelas estaban equivocadas cuando nos aconsejaban paciencia y resignación. Así que el señor Trujillo o está mal informado sobre nuestra historia reciente o con malévola intención expresa sus puntos de vista.
 
Transcribo dos párrafos de un artículo sobre el citado informe de la UNODC:
 
Dimensiones de género de los delitos violentos
 
A nivel mundial, el 80 por ciento de las víctimas y autores de homicidios son hombres. Pero mientras que los hombres tienen más probabilidades de morir en un lugar público, las mujeres son asesinadas principalmente en el hogar, al igual que en Europa, donde la mitad de las víctimas fueron asesinadas por un miembro de la familia.
 
La inmensa mayoría de las víctimas de violencia por parte de la pareja o la familia son mujeres. En Europa, por ejemplo, en 2008 las mujeres representaban casi el 80 por ciento de todas las personas asesinadas por su pareja actual o anterior.
 
*Periodista guatemalteca del Diario de Centro América.
 
12/OV/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

Skip to content