Inicio Cuarzo rosa incrementa la sexualidad

Cuarzo rosa incrementa la sexualidad

Grande es la variedad de cuarzos, cristales de roca, que se usan como terapia curativa para equilibrar la energía de nuestro cuerpo, mente, emociones y medio ambiente.

Los hay de muy diversos tipos y formas: blanco, rosa, ahumado, amatista, morado, diamante, rutilado, turmalinado, de acuerdo con la clasificación que Gloria Taboada Aguiar hace en su libro “Gemas. Magia, misterio y curación” (Ed. El ala de la iguana, 2007).

Uno de los más conocidos -y usado por las mujeres- es el rosa.

Según Taboada, en la mitología griega se afirmaba que Eros (dios del amor) trajo el cuarzo rosa a la tierra esperando hiciera surgir el amor y el deseo entre los seres humanos.

Por siglos ha sido considerado una piedra de fertilidad, dice. Y desde la Edad Media existe la tradición de regalarlo a las mujeres adolescentes y jóvenes como un amuleto para atraer al ser amado.

Con relación a sus propiedades curativas en el cuerpo físico de cualquier persona, mujer u hombre, señala que el cuarzo rosa es el más relajante y el más efectivo contra radiaciones dañinas, por ello colocarlo cerca de una computadora puede ayudar a prevenir dolores de cabeza y fatiga ocular.

Tiene además efectos benéficos en el corazón y el sistema nervioso en general, esta es la causa de que las personas que usen un collar largo de esta piedra “podrán aliviar el dolor en la zona cardiaca”.

De acuerdo con la propuesta de esta autora mexicana, por su gran efecto tranquilizador el cuarzo rosa es especialmente indicado contra enfermedades nerviosas, ya que proporciona un sueño reparador; incrementa la sexualidad y la fertilidad, y simboliza confianza y amor fraterno.

No obstante estas posibilidades, Taboada llama la atención respecto a sus propiedades en el amor.

“Muy útil en asuntos del amor; especialmente indicado para personas maltratadas, falta de amor y descuidadas. Estrecha amistades y cura el mal de amor. Abre la mente a las cosas bellas, y el corazón, al amor y al afecto”.

También tiene una influencia positiva en las emociones.

“Combate la angustia emocional y proporciona inclinación hacia la belleza y a la sensualidad. Da confianza en sí misma o en sí mismo”.

Los chakras en los que se puede trabajar con un cuarzo rosa son: corazón (cuarto) y cabeza (séptimo) y es una piedra que se relaciona con cuatro signos zodiacales: Tauro, Cáncer, Géminis y Leo.

Recomienda ponerlo en bruto, sin pulir, en una habitación para equilibrar la energía del medio ambiente en el hogar.

Para descargarlo propone colocar la piedra bajo agua corriente o entre hematites (hematita o acerina). Para recargarlo es mejor hacerlo dejándola toda la noche sobre una geoda de amatista, afirma.

La amatista protege contra asaltos y ladrones, del peligro y de muerte violenta, facilita la concentración, combate las pesadillas, de ahí que también se le llame “piedra de la justicia”.

De los otros tipos de cuarzos hablaremos en la siguiente entrega.

[email protected]

* Periodista mexicana, narradora oral, facilitadora de grupos, terapeuta con Enfoque Centrado en la Persona y Gestalt e instructora asociada del Sistema Tao Curativo.

11/CV/RMB/LGL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content